Mercedes Clase SL: La renovación de un clásico

Enrique Marco04 feb 2008
El Mercedes SL ya tiene un puesto de honor en la historia del automóvil, un clásico que desde 1954 representa a la perfección el concepto de belleza, deportividad y elegancia. ¡Te enseñamos su última evolución!
El Mercedes SL es uno de esos coches que ya tiene un puesto de honor en la historia del automóvil, un clásico que desde 1954 representa a la perfección el concepto de belleza, deportividad y elegancia (ver reportaje 50º aniversario Mercedes SL). Ahora, para la próxima cita del Salón Internacional del Automóvil de Ginebra, en marzo, la firma de la estrella tiene ya preparada su última evolución, que radica en la optimización de uno de sus motores, la entrada de una nueva mecánica de acceso, la mejora de los equipamientos y el restyling, que afecta principalmente al diseño frontal.

a fondo Mercedes Clase SL 1

Lo más visible es la sustitución del doble faro por unos grupos ópticos totalmente diferentes, más en la órbita de las últimas realizaciones de Mercedes. También se incorporan unas protuberancias en el capó que junto a otros detalles le aportan un aire más deportivo y agresivo. Las llantas crecen y pasan a ser de una medida mayor, de 17” ó 18” según las versiones. En el interior, además de los típicos rediseños o cambios de tonalidades, destacan los reposacabezas con calefacción. Como novedades principales de equipamiento podemos citar los faros bixenón adaptativos para las curvas, además de una dirección variable para un tacto más preciso o unas mejoras efectuadas en la caja de cambios 7G-Tronic.
Por lo que se refiere a motores, a falta de saber como evolucionarán las versiones AMG (SL55 y SL65), que se presentarán más adelante, continúan invariables los tope de gama: el V8 SL500 de 388 cv y el V12 SL600 de 517 cv. Sin embargo, se presentan novedades entre las versiones más asequibles de seis cilindros en V, ya que el SL350 experimenta una importante mejora, pues eleva la potencia nada menos que 44 cv y reduce el consumo 0,4 l/100 km. Así las cosas, el nuevo Mercedes SL350, con sus 316 cv, puede acelerar de 0 a 100 km/h en 6,2 segundos.
Otra novedad es la aparición de una motorización que no existe en el actual SL pero que ya la conocemos en otros modelos de Mercedes, como por ejemplo en el SLK. Se trata del nuevo SL 280, un propulsor de V6 de 231 cv y 300 Nm con el cual el roadster alemán puede acelerar de 0 a 100 km/h en 7,8 segundos y sólo gasta 9,6 l/100 km de media.