Mercedes Clase S: La historia del máximo lujo continúa

clases_portada_089d24a963aa118bdae39d429.jpg
Enrique Marco16 may 2013
Una nueva generación del Mercedes Clase S está a punto de llegar, pues para el próximo mes de julio se esperan las primeras versiones diésel, gasolina e híbrida. Es algo más grande y aerodinámico, tiene mecánicas más eficientes y una carga tecnológica muy superior. Sin duda, los A8 y Serie 7 lo van a tener mucho más difícil.
El coche de alta gama por excelencia, la berlina de lujo y representación más conocida del mundo, acaba de presentar una nueva generación para continuar sus más de 60 años de historia. El nuevo Mercedes Clase S (W222) sustituirá el próximo mes de julio al Clase S (W221) nacido en 2005 y que fue restylizado en 2009. Ahora el lujo más exquisito de Mercedes-Benz pondrá las cosas muy difíciles a sus rivales naturales: Audi A8, BMW Serie7, Jaguar XJ o Lexus LS.
Ligeramente más grande y más aerodinámico, así el nuevo Mercedes Clase S, que por una parte conserva rasgos serios y clásicos en su frontal y por otra los combina con nuevas tenencias de línea más deportiva como su trasera descendente. Eso sí, la alta tecnología le delata como automóvil moderno y de gama alta, ya que toda la iluminación contará con tecnología led, con 56 leds en los grupos ópticos delanteros, 35 leds en los traseros y 300 leds en el interior.
La nueva generación del Mercedes Clase S seguirá ofreciendo dos tipos de batalla, normal y larga. En ambos casos crece unos centímetros, para llegar a los 5,12 metros de longitud en el S normal y a los 5,25 metros en el S largo. También la anchura crece 3 cm hasta los 1,90 metros, así como la altura otros 2 cm para fijarse en 1,49 metros. Así las cosas, tanto en un tipo de carrocería como en otro, el nuevo Clase S ofrece más espacio, mientras que el maletero es de 510 litros de capacidad.

clases_xint_f728ea34d2c7e14e92fe6568e.jpg

Los tres motores de los que en Alemania ya hay precio son los correspondientes a las versiones S350 BlueTEC (diésel de 258 cv), S400 Hybrid (con motor de gasolina de 306 cv más otro eléctrico de 20 Kw) y S500 (gasolina V8 Biturbo de 455 cv). Los precios de estas versiones en España, a falta de confirmación oficial, deberían estar en la línea de la anterior generación, es decir, entre los 87.000 y 120.000 euros aproximadamente (unos 6.000 euros más para las carrocerías largas). En la segunda parte del año llegarán más versiones, una muy interesante denominada S300 BlueTEC Hybrid que combina el motor diésel de cuatro cilindros 2.2 de 204 cv con el eléctrico auxiliar de 20 km. Esta versión ofrecerá unas extraordinarias cifras de consumo y emisiones, pues anuncia que se conformará con 4,4 l/100 km y 115 g/km de CO2. Finalmente se añadirá una tercera variante híbrida asociada al motor del S500, aunque en este caso se tratará de un híbrido enchufable. Ya en 2014 podrían llegar las versiones deportivas AMG y alguna que otra novedad más.El S300 híbrido diésel anuncia una consumo medio de sólo 4,4 l/100 km
De las versiones que llegarán en un par de meses, en mercados como el español el más demandado será el S350 BlueTEC, el cual mejora su motor 3.0 V6 diésel de 258 cv (igual que el veterano modelo) para rebajar los consumos y las emisiones significativamente, en concreto más de un litro cada 100 km, pues ahora fija su dato de consumo medio homologado en 5,6 l/100 km, así como sus emisiones en 148 g/km de CO2 (antes 177 g/km). Lo más meritorio es que ahorra ofreciendo mejores prestaciones, pues la aceleración baja unas décimas hasta los 6,8 segundos en el 0 a 100 km/h. El Mercedes S400 Hybrid mejora su potencia, y ahora combina la mecánica 3.5 V6 de 306 cv con el eléctrico de 20 Kw. Curiosamente acelera exactamente igual de rápido que su hermano diésel, aunque consume algo más: 6,8 l/100 km. Y el que por ahora será el tope de gama, el S500, cuenta con un motor 20 cv más potente que el del modelo al cual remplaza, para desarrollar su V8 Biturbo una potencia de 455 cv y un poderos par de 700 Nm, gracias a los que puede acelerar de 0 a 100 km/h en sólo 4,8 segundos. Su consumo tampoco es excesivo, con 9,1 l/100 km de media.

clases_xtras_0173aa62d11e9bbfc8e329e39.jpg

Todos los Mercedes Clase S vienen con el cambio automático de 7 velocidades y la suspensión neumática, y mientras que el S530 BlueTec y el S400 Hybrid se quedan por debajo de las dos toneladas de peso, el S500 las supera por poco (2.015 kilos). En cuanto al equipo de neumáticos de serie, los dos primeros cuentan con gomas 245/55 R17 y el más potente con 245/50 R18; medidas que pueden variar dependiendo del equipamiento. Y hablando de equipamiento, el nuevo Mercedes Clase S incluye una larguísima lista de sistemas de seguridad, además de los nuevos grupos ópticos “full led” o de las nuevas pantallas TFT del salpicadero. Se trata de dos monitores panorámicos de 30,7 centímetros diagonales (12,3 pulgadas), de los cuales en el de la izquierda se visualizan los indicadores habituales simulando ser analógicos, mientras que en la de la derecha se muestra la información del equipo multimedia. En cuanto a las plazas traseras, opcionalmente pueden tener respaldos reclinables y, en las versiones de carrocería larga, un sinfín de posibilidades para que sus dos butacones sean lo más parecido a un espacio de primera clase de un vuelto intercontinental. Hay que tener en cuenta que Daimler este año elimina su marca de lujo Maybach, por lo que no sería de extrañar que lanzase extra-lujosas versiones del Clase S para llenar ese hueco.

clases_xinttras_2bbd47541a39019d78b99374b.jpg