Mercedes Clase ML 63 AMG: Una bestia de 510 cv

Autocity18 ago 2005
Ni el deportivo Porsche Cayenne Turbo ni el recién llegado VW Touareg W12 Sport podrán hacerle frente por potencia y prestaciones al nuevo Mercedes ML 63 AMG, modelo que se pondrá a la venta en la segunda mitad de 2006.
Inicio
UNA BESTIA DE 510 CV

a fondo Mercedes Clase ML 63 AMG 1

Ni el deportivo Porsche Cayenne Turbo ni el recién llegado VW Touareg W12 Sport podrán hacerle frente por potencia y prestaciones al nuevo Mercedes ML 63 AMG, modelo que se presentará en Frankfurt (septiembre) y se pondrá a la venta en la segunda mitad de 2006. A los modelos antes mencionados el todoterreno de la estrella les aventaja en 60 cv, y al resto (BMW X5, Audi Q7 o Volvo XC90) en más de 100 cv, por lo que quien desee el SUV de lujo más potente lo tiene claro: el nuevo ML 63 AMG.
  Para esta realización deportiva del nuevo ML se cuenta con un motor totalmente nuevo, ya que hasta ahora Mercedes disponía de dos versiones AMG para su gama de turismos: el 55 AMG (tanto atmosférico como sobrealimentado) y el 65 AMG. Pero debido a las diferentes necesidades de un todoterreno Mercedes ha creado un nuevo motor V8 de 6,3 litros de cilindrada y sin turbos ni compresores al que le extrae nada menos que 510 cv a 6.800 rpm y 630 Nm a 5.200 rpm.
Irá asociado a un cambio de marchas AMG Speedshift de siete velocidades con mandos situados en el volante, y tendrá tres programas de uso: Sport, Confort y Manual. La tracción a las cuatro ruedas tiene un reparto de un 40% de la fuerza al tren delantero y un 60% al trasero. Suspensión y frenos se han puesto a punto para este modelo, basada la suspensión en el sistema Airmatic, y sobredimensionando los discos de freno así como su ventilación. Para el calzado se cuenta de serie con neumáticos 295/45 R19 u opcionalmente 295/40 R20, ambos con un diseño de llantas de cinco radios.
Respecto al anterior ML 55 AMG de la pasada generación que rendía 347 cv, y también frente a cualquiera de sus rivales, el nuevo modelo pulveriza las marcas de prestaciones marcando un 5,0 segundos de 0 a 100 km/h. La velocidad máxima se limita electrónicamente a 250 km/h. Como es de imaginar, de equipamiento y lujo llevará todo lo que corresponde a las versiones tope de Mercedes más los detalles típicos de AMG. Y estéticamente su apariencia atlética no pasa desapercibida, ni por los elementos aerodinámicos del frontal ni por los cuatro tubos de escape cromados de la zaga.
Enrique Marco, Autocity.
18 de Agosto de 2005