Mercedes Clase GLK: Futuro rival del X3

Enrique Marco04 ene 2008
Mercedes Benz tiene casi listo su todoterreno de lujo y tamaño compacto para competir con el BMW X3. Se llama GLK, se pondrá de largo en el Salón de Detroit y se espera que salga a la venta en 2009. ¿Quieres conocerlo?
Futuro rival del X3
Mercedes Benz tiene casi listo su todoterreno de lujo y tamaño compacto para competir con el BMW X3. Se llama GLK, y su nombre deriva de la G empleada por Mercedes para los vehículos tipo cross-country, la L para el lujo, y la K, traducido del alemán Kompaktheit (compacto). Lo veremos por primera vez en el Salón de Detroit (del 19 al 27 de enero) todavía en fase de prototipo y con el sobrenombre de Vision GLK Freeside; en otoño de este mismo año está previsto que se presente el GLK definitivo; y para 2009 comenzarán las ventas. Además del X3 de BMW, el Mercedes GLK, tendrá que pelear con rivales de la talla del Land Rover Freelander, el recién aparecido Volkswagen Tiguan o los futuros Audi Q5 y Volvo XC60.

a fondo Mercedes Clase GLK 1

En principio todo parece indicar que el GLK de producción será muy similar a este prototipo que se muestra Detroit, pues salvo por las exageradas llantas de 20 pulgadas o por algunos mínimos detalles del interior, sus rasgos hacen pensar que estamos ante un coche casi definitivo; un SUV que se convertirá en el modelo de acceso a la gama 4x4 de Mercedes, compuesta hasta ahora por el conocido ML, el auténtico G y el enorme y lujoso GL.
El nuevo GLK mide 4,52 metros, lo que significa que es 2 cm más largo que un Freelander y 4 cm más corto que un X3. Respecto al Tiguan (4,43 metros), el GLK ya es mucho más grande, y de los futuros Volvo XC60 y Audi Q5 todavía no tenemos medidas definitivas. La marca de la estrella asegura que el comportamiento será muy dinámico, ágil y con unas suspensiones muy trabajadas combinadas con el sistema de tracción 4Matic.
Como modelo más asequible que el resto de los SUV Mercedes, el nuevo GLK montará motores de cuatro cilindros, siendo la versión estrella el diésel 2,2 litros Bluetec de 170 cv (como el del nuevo Clase C 220 CDI), el cual se podrá combinar con el interesante cambio de marchas de siete velocidades 7G-Tronic. Ahora bien, el hecho de que sea más pequeño de carrocería y monte motores de menor cilindrada no significa que renuncie a los equipamientos más completos, por lo que, bien de serie o bien de forma opcional, dispondrá de la mayoría de avances de los últimos Mercedes de gama alta: sistema de seguridad Pre Safe, luces inteligentes o climatizador de tres zonas entre otras cosas.