Mercedes Clase E Limusina: A lo Maybach

a fondo Mercedes Clase E Limusina 1
Raúl Toledano03 may 2010
El carrocero de coches germano Binz ha presentado en base al Mercedes Clase E la versión limusina de dicho modelo, con una eslora de casi seis metros (5,98 m) de longitud, seis puertas, siete pasajeros (2+2+3) y una carrocería blindada
A lo Maybach
El carrocero de coches germano Binz ha presentado en base al Mercedes Clase E la versión limusina de dicho modelo, con una eslora de casi seis metros (5,98 m) de longitud, seis puertas, siete pasajeros (2+2+3) y una carrocería blindada. La unidad ha visto la luz en el Salón del Automóvil de Pekín, con el lujo y la exclusividad que tradicionalmente irradia la marca de Stuttgart, pero con un conjunto final que más se asemeja a un minibus para figuras de Hollywood o para los mandatarios más importantes del mundo que a otra cosa. Si hace pocas semanas os mostrábamos en Autocity la vigorosidad del Audi A8 L, este modelo que ha preparado Binz, preparador especialista en limusionas, deja a aquél en un renacuajo.
Las marcas Premium generalistas conciben como un plus extra en señorío sus divisiones de hiperlujo. Por ejemplo, Bentley dentro de Audi, Rolls Royce en BMW y Maybach en Mercedes. Así que podríamos afirmar que estamos ante un Maybach para pobres. Seguramente sería exagerar, porque este modelo que hoy os mostramos se presenta en dos versiones -una con siete plazas y otra que cuenta únicamente con cuatro plazas para quien busque ostentosidad- imponentes cuya longitud es de 1,11 metros superior al Clase E de calle, mientras que el aumento respecto a la versión familiar del Estate es de un metro. En cuanto al habitáculo, es curiosa la configuración del interior. Al contrario que otros vehículos con capacidad para siete pasajeros (monovolúmenes en la mayor parte de los casos), la segunda fila de asientos da cabida a dos pasajeros en lugar de tres, como ocurre habitualmente. Su diseño mantiene el ADN de la marca, con las terminaciones en cuero recorriendo todo el salpicadero, paneles de las puertas y la cúpula de instrumentalización.
Este modelo introducirá lo último en sistemas de seguridad, como por ejemplo sistemas antibalas o antibombas. Podemos hablar de uno de los coches menos abordables del mundo; todo un portaviones con ruedas. Con el precio sin confirmar, el Clase E Limusina puede llevar los motores del E 250 BlueEFFICIENCY en diésel y los E 350 CGI BlueEFFICIENCY y E 500 en gasolina, demostrando que una limusina puede ser un vehículo eficiente. Vuelve la firma de la estrella de tres puntas a chocar con su histórico rival, BMW, que también ofrece versiones alicatadas hasta el techo desde el punto de vista de la seguridad, como son los superdotados X5 Security Plus y los 750Li y 760 Li Higth Security.
Mercedes, y más concretamente el Clase E, es una de las mayores apetencias de los carroceros más célebres del mundo. Hace unos meses, en Autocity pudimos ver los arreglos de Lorinser o Brabus precisamente sobre un Clase E. Ahora, sin embargo, los retoques son mucho más señoriales, dejando de lado el espíritu Racing, y siempre sin salirse de la marca oficial para desembarcar en Maybach. La última creación con esta tendencia data de octubre de 2008, cuando en el Salón de París se presentó el Mercedes S Pullman Guard, cuyo precio, según los directivos de la marca, no se preguntaba porque la gente que lo compraba tenía dinero de sobra para hacerlo. Si lo querían saber es que no se lo podían comprar, añadían. De todas formas siempre se especuló con un montante final de unos 600.000 euros.