Mercedes Clase E Coup: La maestría por la vía sencilla

a fondo :: Mercedes Clase E Coupé 1
Raúl Toledano13 dic 2010
El coupé más elegante y refinado del mercado ha pasado por nuestras manos, el Mercedes Clase E Coupé, arrastrando los conceptos de deportividad, fluidez y dinamismo de la berlina grande de la casa de Stuttgart
El coupé más elegante y refinado del mercado ha pasado por nuestras manos, el Mercedes Clase E Coupé, arrastrando los conceptos de deportividad, fluidez y dinamismo de la berlina grande de la casa de Stuttgart, aunque esté basado en la plataforma del Clase C, lo que nos invita, por sus 4.70 metros, a compararlo con el Audi A5, el Infinit G37 Coupé o el BMW Serie 3 Coupé, el más asequible y pequeño de los modelos aquí comparados. Está disponible con siete motores, cuatro de gasolina y tres diésel, todos menos el E 500, con el paquete BlueEfficiency. También, nuestra unidad de pruebas, el 350 CDI de 231 cv y asociado a una caja de trasmisión automática de siete velocidades. Este cuatro plazas las dos traseras son independientes y pueden ser abatidas- y dos puertas sobresale por su sensación de solidez a altas velocidades y por un interior confortable, de calidad y buenos materiales.
a favorSolidez a altas velocidadesLínea coupé muy marcadaMateriales exclusivosen contraPlazas traserasExtras muy carosControles muy intrusivos
El sustituto del célebre CLK está a la altura de las circunstancias. La propia firma alemana habla de él como el coche de producción más aerodinámico del mundo pues esta carrocería coupé arroja un coeficiente de resistencia de rozamiento de 0.24 Cx. Más bajo que la berlina, la caída de la zaga es el principal rasgo que cambia en su diseño, rebajando la línea de las lunas y ofreciendo una imagen de robustez y elegancia, enfatizado por la ausencia del pilar B. Posicionándose por encima del CLC, este Clase E Coupé reduce significativamente sus consumos, mientras que en el habitáculo encontramos todos los elementos tecnológicos de última generación, para completar un equipamiento de verdadero lujo.
Todos los nuevos E Coupé incorporan además un sistema de suspensión activa denominado Agility Control, que modifica sus tarados en función de las demandas del conductor. En cuanto a características de seguridad, el Clase E Coupé se ofrecerá con control activo de velocidad, sistema que además incorpora el dispositivo automático de frenada de emergencia para detener el vehículo en caso de detectar una colisión inminente. También están presentes otros elementos más comunes que a continuación os detallaremos. Por último, y antes de entrar en detalles más específicos, toca hablar de precios. La unidad aquí presente tiene un precio base de 57.068 euros, aunque puedes tener un Clase E Coupé por 42.160 (el gasolina 200 CGI de 184 cv) y puedes irte al otro extremo de la balanza, con el E 500 de 388 cv, tasado en 78.380 .
Estéticamente, la figura delantera es imponente, con la poderosa calandra y el portentoso logo de Mercedes, escoltados por unos dobles grupos ópticos rasgados y afilados. Por debajo, una triple salida de refrigeración del motor, en las que se incrusta las luces LED con función de alumbrado diurno. Respecto al CLK, hemos pasado de unas formas redondeadas y algo blanditas a unos rasgos más lineales y marcados, que dan una mayor presencia al coche. La vista lateral es muy fluida; vemos una moldura cromada que recorre la parte baja de la carrocería, ayudando a descargar la pesadez visual del conjunto y protegiendo la puerta cuando abrimos en sitios ajustados. Siendo justos no es un elemento demasiado decorativo para el lujo global del coche. Con una caída del techo muy estilosa hacia una zaga más cuadrada, destacan unos faros traseros de diseño rectangular y las aletas, inspiradas en el diseño del S220 Ponton Coupé de 1955, puro músculo sobre las ruedas, como ya sucede en la actual generación del CL. En total, 4,70 metros de longitud, 1,78 m de anchura y 1,40 m de altura.

a fondo :: Mercedes Clase E Coupé 2

Por dentro lo primero que sobresale son unos asientos de relleno duro que son realmente cómodos para el día a día, al tiempo que fijan bien nuestra posición. Tienen tres memorias y son regulables eléctricamente en altura, inclinación del respaldo y en zona lumbar, situados los mandos en los paneles de las puertas. Enfrente, nos topamos con un cuadro de instrumentos de cinco esferas analógicas, tomando especialmente valor la esfera central, el velocímetro, que marca hasta 260 km/h. En definitiva, una conducción confortable, que en ningún momento te acerca tanto al suelo, en plan deportivo, como en un Audi A5 o un Serie 3 Cabrio. El salpicadero, sencillo y con el navegador en posición elevada, recuerda mucho a la berlina Clase E.
Para acceder a las plazas posteriores, los asientos delanteros se desplazan hacia adelante mediante un motor eléctrico al abatir los respaldos, y recuperan su posición al devolver el respaldo a su lugar. Eso sí, no es especialmente cómodo el acceso a las plazas traseras, fundamentalmente por la baja altura del techo. Entre ambos asientos, muy similares a los delanteros, se fija una posición central que hace las veces de portavasos. En cuanto a la capacidad del maletero se fija en unos más que reseñables 450 litros.
A nivel de materiales se mezclan los plásticos duros en tono marfil, con cuero del mismo color y madera, tanto en los paneles de las puertas, palanca de cambios, volante o salpicadero. Por cierto, en la consola central, que se extiende hasta los asientos traseros como es habitual en las marcas Premium, nos topamos con una gran pantalla a color que no es táctil y que incluye un navegador inteligente, cuyo precio es de 2.883 euros .
Esta maquina alemana se puede convertir en toda una catedral de la tecnología. A nivel de seguridad, nuestra unidad cuenta de serie con el sistema de iluminación adaptativa, el asistente de atención, el reconocimiento de señales de tráfico, el programador de velocidad activa o el sistema de protección de los ocupantes PRE-SAFE, mientras que los faros bixenon, las llantas 18, el parktronic, asientos delantero refrigerados, climatizador THERMOTRONIC, sistema Comand APS reproducción MP3 se cuentan como extras, que, por cierto, son más caros que los de la competencia.
Un par de 540 Nm
Mecánicamente, esta unidad viene propulsado por un motor de tres litros V6 cuya potencia máxima es de 231 cv a las 3.400 vueltas, con un fabuloso par motor de 540 Nm a las 1.600 revoluciones, convirtiéndole en un verdadero búfalo en todas las condiciones. Acelerar no es problema para él: 6,8 segundos de 0-100 km, con una punta de 250 km/h. El coche es un lujo a ritmo tranquilo, de comportamiento muy señorial. En carretera de montaña es más cómodo que deportivo, aunque el sistema de suspensión Agility Control regula automáticamente la dureza de las suspensiones dependiendo de nuestras exigencias. Hemos notado como en carreteras mojadas, los controles entran en acción de manera muy rápida, corrigiendo cualquier modificación de la trazada por pequeña que sea. En modo confort o Sport, con un régimen motor más revolucionado, este Clase E Coupé es una máquina muy eficiente, con unos consumos de 8,6 l/100 km en ciclo mixto y unas emisiones de CO2 de 179 g/km.

a fondo :: Mercedes Clase E Coupé 3

Otro elemento que proporciona confort a la hora de viajar es el aislamiento acústico. El ruido de rodadura es muy bajo, el aerodinámico poco molesto y tan sólo se oye el del motor cuando, al acelerar, se aumenta la carga (su peso en vacío es de 1.730 kg). En curvas, el cambio automático, incluso en la posición Sport, no reduce de marcha a la entrada de las curvas y al acelerar a la salida a veces se queda un instante sin aceleración mientras el cambio elige la marcha adecuada. Es un efecto incómodo, que un instante después el cambio resuelve con rapidez.
Otro punto a su favor es el tacto del guiado, con una dirección directa y precisa, que ayuda a trazar las curvas más cerradas y complicadas. El equipo de frenos de disco también está a la altura de lo esperado. Por último, el chasis de este Mercedes, con unas suspensiones en el eje delantero de tipo McPherson, barras estabilizadoras y un eje trasero multibrazo, provocan un efecto extraordinario a la hora de acometer las irregularidades del asfalto, las cuales filtra con un movimiento vertical de la carrocería relativamente amplio y lento. Para los más exigentes, la suspensión rápidamente se percibe con mayor dureza, de tal manera que los cambios de apoyos son siempre óptimos, aunque siempre alejado de ser descrito como un coche de suspensión seca.