Mercedes Clase E 2016: El buque insignia 'de facto'

claseeportada_101ac6308f508ae54bb96114b.jpg
Raúl Toledano11 ene 2016
Mercedes presenta en el Salón de Detroit la nueva generación del Clase E. Destaca por los bajos consumos de combustible, así como por el reducido coeficiente aerodinámico. Tendrá una versión híbrida enchufable. Ofrece tecnologías inéditas en Mercedes.
La mayor estrella del primer gran salón del automóvil del año, Detroit, tiene nombre y apellido: Mercedes Clase E. En Norteamérica, y en primicia mundial, la marca alemana ha desvelado cómo será su nueva berlina grande, a imagen y semejanza de su hermano mayor, el Mercedes Clase S. Y no sólo lo decimos por el diseño, muy similar respecto al buque insignia, sino por la completa renovación tecnológica (con innovadores sistemas de asistencia a la conducción) y mecánica (con una nueva familia de motores más eficientes).
El Mercedes Clase E 2016, que se pondrá a la venta en el segundo trimestre del año, cuenta con un diseño exterior estilo sedán con un capó alargado y un marcado tercer volumen correspondiente a la tapa del maletero. Asimismo, la línea de techo sugiere las formas de un gran coupé, mientras que la distancia entre ejes se ha incrementado en 65 milímetros en comparación con su predecesor, hasta 2,93 metros. La opción básica del coche incorpora una parrilla clásica con la estrella, mientras que también hay disponible un frontal deportivo. En total son 4,93 metros de longitud, 4 centímetros más de antes, y un bajísimo coeficiente aerodinámico de 0,23 Cx. Crece en longitud y batalla, reduciendo al máximo el coeficiente aerodinámico
Más allá de por su diseño exterior (tan sólo es 19 centímetros más corto que el S de batalla corta), donde realmente el Clase E le pisa los talones, o incluso supera, al Clase S es en el interior y en la tecnología a bordo. En el primer aspecto presenta (en opción) los dos enormes displays (12,3 pulgadas) característicos del Clase S, y que para el Clase E aumentan la resolución y añaden unos botones sensibles al tacto en el propio volante (novedad absoluta en el fabricante). En lo relacionado con la tecnología, dos son los sistemas inéditos: el Remote Parking Pilot, con el que el conductor puede aparcar su Clase E desde fuera del vehículo a través de una aplicación del teléfono móvil y el Drive Pilot, que puede funcionar como piloto automático de distancia, pudiendo incluso iniciar la maniobra de adelantamiento automáticamente.
En el momento de su lanzamiento, el Clase E contará con una motorización de gasolina de 2.0 litros y 184 CV (E 200) y con una diésel de 2.0 litros y 195 CV (E 220 d) que promete un consumo mixto de 3,9 litros cada cien kilómetros. Más adelante, la gama se ampliará con una mecánica diésel de 258 CV y con una opción híbrida enchufable de gasolina de 279 CV y 30 kilómetros de autonomía eléctrica. Igualmente, la oferta mecánica de este modelo se completará con una variante de gasolina E 400 4Matic, que desarrolla una potencia máxima de 333 CV, así como una diésel de cuatro cilindros y 150 CV.En marzo listo con dos motores, un gasolina de 184 CV y un diésel de 195 CV
Todas las versiones tienen sistema Stop/Start y de serie vienen con la caja de cambios automática de 9 relaciones 9G-TRONIC. En lo que respecta al chasis hay cuatro configuraciones distintas, la más avanzada cuenta con amortiguación adaptativa y es 15 milímetros más baja contando con un muelles neumáticos que regulan la altura libre de la carrocería al suelo en distintos niveles para aumentar el confort de marcha.