Mercedes Clase E: Nueva generación para marzo

a fondo Mercedes Clase E 1
Enrique Marco12 ene 2009
El próximo mes de marzo llegará a los concesionarios europeos el nuevo Mercedes Clase E, un modelo que sustituirá a la actual generación lanzada en 2002, más seguro y de menor consumo.
El próximo mes de marzo llegará a los concesionarios europeos el nuevo Mercedes Clase E, un modelo que sustituirá a la actual generación lanzada en 2002. Estamos ante una de las sagas más conocidas en la historia del automóvil, y según la propia Mercedes la denomina “La berlina de negocios más vendida del mundo”. Lo cierto es que la Clase E nació en 1947, y, tras varias generaciones, se han vendido más de 10,3 millones de unidades en sus más de 60 años de vida.
Más seguro y de menor consumo. Quizá sean estas las dos facetas principales por las que más destaca la nueva generación de la Clase E. Más seguro porque incorpora o evoluciona una gran cantidad de avanzados elementos de ayuda a la conducción, tanto para el alumbrado como para la alerta ante posibles accidentes, etc. Y de menor consumo porque sus nuevas mecánicas –algunas de ellas bajo el “programa Blue Efficiency”- ahorran hasta un 23% de combustible respecto a su predecesor.
La Clase E que llegará en marzo tendrá desde el principio un amplio abanico de posibilidades: 10 motores, 3 variantes de trenes de rodaje, 2 líneas de diseño y equipamiento, 12 combinaciones de llantas y neumáticos, 12 colores de carrocería y 6 tipos de tapicería con 5 gamas cromáticas disponibles. Además de esto, la mayoría de las versiones podrán ser manuales o automáticas y, las más potentes, podrán llevar tracción total.
En gasolina, la gama parte con los E 200 CGI y E 250 CGI, ambos con mecánicas de cuatro cilindros y 1,8 litros de cilindrada, inyección directa y turbocompresor. El primero de ellos rinde 184 cv, lleva caja manual y tiene “función arranque y parada” (el motor se apaga por sí solo cuando el coche se detiene y al ir a reanudar la marcha vuelve a arrancar de forma automática; un sistema ya visto en el Clase A). Con esta combinación obtiene unos registros muy buenos para un coche de su tamaño y peso: 6,8 l/100 km y 159 g/km de CO2. El segundo tiene cambio automático y llega ya a los 204 cv y 310 Nm, pero se conforma con sólo 7,4 l/100 km y 175 g/km. Por su parte, en la gama alta de mecánicas V6 y V8 figuran los E 350 CGI de 292 cv, E 500 de 388 cv y E 63 AMG de 525 cv.
Las opciones diésel comienzan con tres mecánicas de cuatro cilindros que sólo necesitan 5,3 l/100 km y emiten 139 g/km de CO2, un valor muy destacado en este segmento. Se trata de los E 200 CDI de 136 cv, E 220 CDI de 170 cv y E 250 CDI de 204 cv, este último presentado recientemente para su hermano menor: el C 250 CDI. Por supuesto también habrá potentes diésel V6, como los E 350 de 231 cv y, a partir de otoño, el E 320 CDI Blue Tec de 211 cv y muy bajas emisiones.
Técnicamente destacan los nuevos amortiguadores adaptativos (que varían su dureza en función del tipo de conducción) y un chasis un 30% más rígido. Opcionalmente también se puede contar con la suspensión neumática. Pero lo que más llama la atención del nuevo Clase E es la enorme disponibilidad de elementos, nuevos o mejorados (algunos conocidos en el Clase S), para aumentar la seguridad: control de crucero adaptativo, alumbrado activo que varía el haz de luz en función de los vehículos que nos vienen de frente, sistema de frenado de emergencia, detección de obstáculos en el ángulo muerto, alerta del cambio involuntario de carril, sistema de visión nocturna, capó activo que mitiga los daños a peatones en caso de atropello, luces diurnas mediante leds, un sistema que controla el nivel de atención del conductor… y por supuesto siete airbags y reposacabezas activos entre otras cosas.
Y si en materia de seguridad se han cuidado mucho las cosas, en el tema de confort la evolución ha sido similar. Los asientos delanteros pueden tener un sistema activo que recoge mejor el cuerpo en curvas ajustando automáticamente los laterales; calefacción y ventilación; función de masaje; etc. Los traseros pueden ser, bien la típica fila de tres plazas o bien dos cómodas plazas independientes y con varios accesorios. En definitiva, que se ha trabajado para mejorar una virtud que valora mucho Mercedes: la comodidad en viajes largos.
Finalmente hablar del diseño, que, como en la Clase C, ofrece dos líneas que difieren en aspectos como la parrilla delantera. El Elegance lleva más cromados y una decoración más clásica y elegante, mientras que el Avantgarde imprime un marcado carácter deportivo y connotaciones más modernas. También existe la posibilidad de pedir el paquete AMG, con llantas más grandes y detalles más selectos. De serie, el equipo de llantas parte de las de aleación de 16 pulgadas. Más adelante podremos dar una información completa con precios y el resto de cifras que todavía no se han facilitado; y comprobaremos como se sitúa frente a sus pricipales rivales: Audi A6 y BMW Serie 5.