Mercedes Clase CLS 63 AMG: En primavera a 300 km/h

a fondo Mercedes Clase CLS 63 AMG 1
Enrique Marco18 nov 2010
Cuando todavía faltan un par de meses para que el nuevo CLS llegue a los concesionarios, Mercedes aprovecha el Salón de Los Angeles para presentar su variante AMG, la cual se pondrá a la venta en primavera.
En primavera a 300 km/h
Cuando todavía faltan un par de meses para que el nuevo CLS llegue a los concesionarios, Mercedes aprovecha el incomparable marco del Salón del Automóvil de Los Angeles para presentar su variante AMG, la cual se pondrá a la venta durante la próxima primavera. Todavía no hay detalles de su comercialización en España, pero dados los 122.000 euros que costaba la versión AMG del anterior CLS, y los 120.000 euros que cuesta hoy día el E63 AMG; es previsible que los precios del nuevo CLS AMG ronden los 130.000 euros. Eso sí, como veremos a continuación esta impresionante berlina deportiva se divide en dos evoluciones bien diferenciadas. Entre sus rivales más cercanos podríamos citar tanto al Jaguar XFR como al Porsche Panamera Turbo, aunque hay y habrá más próximamente.
La gran novedad, además de la carrocería de segunda generación del CLS, es que se sustituye el motor que lleva los AMG del Clase E y de los anteriores CLS por uno radicalmente distinto. En Autocity ya informamos el pasado mes de marzo sobre los planes de Mercedes para introducir un nuevo motor V8 Biturbo. Poco después vimos como esta nueva mecánica turboalimentada se montaba en los CL y Clase S; y ahora le toca el turno al precioso coupé de cuatro puertas.
El nuevo Mercedes CLS 63 AMG con mecánica 5.5 V8 Biturbo es mucho más eficaz que los modelos similares con el anterior motor 6.3 atmosférico. Lo más destacables es que mejora la potencia y las prestaciones y reduce de forma muy notable los consumos (en torno al 32% respecto a su predecsor). Lo que no cambia es el sistema de transmisión, ya que esta nueva generación continúa confiando el traspaso de la fuerza a la caja de cambios de automática de siete velocidades (con varios programas y posibilidad de uso manual mediante levas en el volante) y a la propulsión trasera (con controles electrónicos de estabilidad de diferente programación).
El nuevo CLS 63 AMG normal desarrolla 525 cv de potencia y 700 Nm, mientras que el AMG Performance Package aumenta la potencia y el par hasta los 557 cv y 800 Nm, básicamente actuando sobre la presión del turbo, que pasa de 1 a 1,3 bar. Las prestaciones no deberían diferir mucho entre una y otra evolución, ya que el registro de aceleración de 0 a 100 km/h es prácticamente idéntico (4,4 y 4,3 segundos respectivamente); pero la limitación electrónica habitual para fijar la velocidad máxima en 250 km/h se amplía y llega a 300 km/h en "el Performance". Y en cuanto al consumo, observamos como el CLS 63 AMG 5.5 V8 Biturbo resgistra una cifra extraordinaria para su potencia y peso, ya que se conforma con 9,9 l/100 km en ciclo combinado.
Por lo demás, decir que aunque todavía no se haya facilitado la cifra del peso total, Mercedes anuncia que utiliza el aluminio en muchas partes de la carrocería con el objeto de hacerlo más ligero. Estéticamente y respecto al resto de los nuevos CLS cambian las aletas, el difusor, las cuatro salidas de escape, los paragolpes y las llantas con neumáticos en medida 255/35 R19 delante y 285/30 R19 detrás. Finalmente, los equipamientos están todavía por desvelar, aunque el "AMG Performance Package" llevará elementos y detalles más deportivos. Opcionalmente podrán montar frenos de compuesto cerámico.