Mercedes Clase CLS 350 CGI: Evolución tecnológica

Enrique Marco02 ago 2006
Antes de arrancar el nuevo Mercedes CLS 350 CGI, es imposible no quedarse mirando su impresionante carrocería. El éxito ha sido arrollador, logrando unas ventas espectaculares para un coche de tan alto precio.
Hace escasos meses probábamos en Autocity las nuevas versiones de los Mercedes Clase E, con los espectaculares E500 de 388 cv y E63 AMG de 514 cv. Pues bien, esas mismas versiones, con idénticos motores y cifras de potencia, llegan al precioso coupe de cuatro puertas denominado CLS. Pero a éste, además de los potentes V8, se suma a la gama una nueva e interesante variante de inyección directa de gasolina que sustituye al CLS 350 de 272 cv. Es el CLS 350 CGI, el cual, gracias a una evolucionada técnica de alimentación, eleva la potencia hasta los 292 cv, reduce los consumos y mejora las prestaciones. Su funcionamiento, como veremos más adelante, es una delicia; lástima que para ser el “modelo de acceso a gama” (en lo que a motores de gasolina se refiere) cueste 64.200 euros, (1.400 euros más que el anterior 350 "normal").

a fondo :: Mercedes Clase CLS 350 CGI 1

De este modo Mercedes Benz vuelve a apostar por la inyección directa de gasolina, y lo hace con este V6 de 3,5 litros que ya en su versión de inyección indirecta daba un fantástico resultado (desarrolla 272 cv y se sigue utilizando hoy día con verdadero éxito en casi toda la gama Mercedes). Pero ahora, el CLS 350 CGI, gracias a un moderno sistema de inyección directa de gasolina con inyectores piezoeléctricos (como los de los último turbodiesel), eleva el par motor hasta los 365 Nm, la potencia hasta los 292 cv y mejora prestaciones y consumos: acelera de 0 a 100 km/h en 6,7 segundos y gasta como media 9,2 l/100 km. Ya lo hemos probado, se han iniciado los pedidos, y las primeras unidades llegarán a la vuelta del verano.
Una delicia
Antes de arrancar el nuevo Mercedes CLS 350 CGI y observar su funcionamiento, es imposible no quedarse mirando un rato su impresionante carrocería. Su considerable longitud (4,91 metros), imponente achura (1,87 metros) y contenida altura (1,39 metros), unidas a la sugerente inclinación del techo en la parte trasera al más puro estilo coupe, le aportan un aire inconfundible que rebosa belleza y elegancia. El éxito ha sido arrollador, logrando un espectacular número de ventas para un coche de tan alto precio. Sus rivales de Audi y BMW se han dado cuenta, y parece que ya están al acecho y preparando su lujoso coupe de cuatro puertas.

a fondo :: Mercedes Clase CLS 350 CGI 2

Además de las grandes medidas exteriores, el CLS tiene un amplio maletero de 490 litros de capacidad y cuatro comodísimas plazas. Eso sí, siempre y cuando los pasajeros de la fila trasera no superen los 1,75 metros de altura, pues a partir de tallas de 1,80 metros ya “pega” la cabeza con el techo. Por lo que se refiere a calidad de materiales, terminaciones, estilo y equipamiento, todo está a gran altura, como en los Clase E.
Aunque no se ha efectuado ningún restyling con la llegada de los nuevos motores (ni falta que hace), sí se le ha dotado de nuevos elementos de equipamiento de serie y opcionales. Los sistema de seguridad y prevención de accidentes Pre Safe y Neck Pro se ofrecen ahora en el CLS (el primero tensa los cinturones y coloca los asientos en la mejor posición cuando detecta que hay riego evidente de impacto, y el segundo contiene unos evolucionados reposacabezas activos que minimizan los daños del latigazo cervical). También lleva más funciones en los frenos, entre las que destaca la ayuda al arranque en rampa; y luces de freno de intensidad variable. Como dotación de serie el equipo de neumáticos es de 245/45 sobre llanta de 17 pulgadas.
El CLS 350 CGI no lleva de serie la suspensión neumática Airmatic (de funcionamiento sobresaliente tanto por comodidad como por efectividad), aunque con el sistema convencional ya podemos decir que está muy bien calibrado. Ofrece un buen compromiso entre estabilidad y confort, aunque prima la suavidad sobre la deportividad. Opcionalmente sí puede llevar el sistema Airmatic, siendo este de serie en los V8. Lo que sí viene estándar ya en los V6, y por tanto en nuestro protagonista de hoy, es el cambio de marchas 7G-Tronic, que tanto nos ha gustado por su uso agradable y por su rapidez de cambio en todos los modelos Mercedes que hemos probado.
Y dejamos para el final lo más interesante, su motor. Si ya era una meta muy alta la lograda por el 350 de 272 cv, el rendimiento del CGI, con 20 cv más y 15 Nm más es todavía mejor. Acelera de 0 a 100 km/h en tres décimas menos (6,7 segundos), su velocidad máxima se limita a 250 km/h, y de consumos obtiene 9,2 l/100 km de media, 13,1 l/100 km en ciudad y 7,1 l/100 km en carretera (del orden de un litro menos cada 100 km que el modelo al que sustituye). En la práctica, y gracias a la combinación de su eficaz curva de potencia con el magnífico cambio automático y secuencial, las reacciones son muy vivas y elásticas. Como colofón, el sonido que emite este CLS 350 CGI nos parece muy sugerente, siendo su tono bastante agudo al subir de vueltas.