Mercedes Clase CLC: El sustituto del C Sportcoup

Enrique Marco28 ene 2008
A partir del mes de mayo comenzarán a llegar a los concesionarios europeos las primeras unidades. Presenta un aspecto estético en la línea de los nuevos Clase C, y los mismos motores del 4 puertas.
El sustituto del C Sportcoupe
A partir del mes de mayo comenzarán a llegar a los concesionarios europeos las primeras unidades del nuevo Mercedes CLC, el sustituto del actual Mercedes C Sportcoupe. Además del cambio de nombre, el CLC presenta un aspecto estético en la línea de los nuevos Clase C berlina y del Clase C Estate, aunque su plataforma no parta de estos modelos más modernos sino del C Sportcoupe al cual sustituye, con sus mismos 2.715 mm de distancia entre ejes. Tampoco varían ni las medidas en altura y anchura (1,40 metros y 1,73 metros) ni las de capacidad de maletero (de 310 a 1.100 litros), pero sí su longitud, más largo gracias a una carrocería profundamente modificada (4,45 metros el CLC nuevo y 4,34 metros el viejo C Sportcoupe).

a fondo Mercedes Clase CLC 1

Con estas medidas el nuevo Mercedes CLC se muestra más largo y bajo que las versiones 3p de sus máximos rivales, Audi A3 y BMW Serie 1, y se acerca en mayor medida a modelos más deportivos, como los BMW Serie 1 Coupe o Alfa Romeo GT. Mercedes pretende con el CLC continuar el éxito de su predecesor, que desde 2001 ha vendido unos 320.000 C Sportcoupe, clientes que en un 70% de los casos accedían por primera vez a un Mercedes y que en una buena parte de los casos luego han seguido fieles a la marca de la estrella. Con el nuevo CLC se apuesta por un modelo de calidad y divertido de conducir.
Varios avances tecnológicos se han introducido en este CLC para aumentar el citado placer en la conducción, como la nueva dirección de desmultiplicación variable. Además, dando muestras de su carácter, se ofrece la posibilidad de una puesta a punto todavía más deportiva, mediante un “paquete” que añade llantas de 18 pulgadas (con neumáticos 245/35 R18 en el eje trasero), un sistema de suspensiones que rebaja de la altura de la carrocería y elementos estéticos como grupos ópticos con marco interior negro, molduras de aluminio oscurecido o un volante deportivo de cuero. Por otro lado, en cuanto a avances telemáticos, el CLC montará soluciones ya vistas en el nuevo Clase C: equipos de infoentretenimiento con pantalla a color, navegador por DVD y conexión para iPod y lápiz USB.
Mecánicamente los Mercedes CLC estarán disponibles con cuatro motores de cuatro cilindros y dos V6. Habrá dos diésel CDI de 122 y 150 cv, con consumos desde 5,8 l/100 km. El más potente podrá alcanzar nada menos que 224 km/h y pasar de 0 a 100 km/h en 9,7 segundos. En gasolina cuatro opciones de 143 a 272 cv, destacando entre ellos el nuevo CLC 200 Kompressor, que con sus 184 cv sólo gasta 8,2 l/100 km y obtiene unas prestaciones de 235 km/h y 8,6 segundos en aceleración de 0 a 100 km/h. En la cumbre se encontrará el CLC 350, con el ya conocido motor de 272 cv, y gracias al cual podrá llegar al tope de 250 km/h (limitado electrónicamente) y pasar de 0 a 100 km/h en 6,3 segundos. Su consumo: 9,8 l/100 km.