Mercedes Clase C63 AMG: En 2008 con 457 cv

Enrique Marco09 jul 2007
Para 2008 llega el más potente Clase C de Mercedes, el C63 AMG, con la intención de destronar a los Audi RS4 y el reciente BMW M3 del reino de las berlinas deportivas. Sus 457 cv le permiten cumplir los 100 km/h en 4,5 segundos.
En 2008 con 457 cv
Durante los primeros meses de 2008 Mercedes lanzará la berlina más potente de su segmento, el C63 AMG, un automóvil con carrocería de cuatro puertas pero de comportamiento deportivo, que no sólo supera ampliamente a su predecesor C55 AMG (de la anterior generación) sino que vence en potencia y aceleración a sus eternos rivales de Audi y BMW: el RS4 y el nuevo M3.

a fondo Mercedes Clase C63 AMG 1

No queremos decir que el de la estrella será el mejor en todos los aspectos, pues seguro que cada uno destaca en apartados concretos y en la valoración global andarán muy igualados; pero lo cierto es que con sus 457 cv y el registro de 4,5 segundos de 0 a 100 km/h el Mercedes gana la partida en el terreno de las cifras. De precios todavía no sabemos nada, aunque a buen seguro superará los 71.900 euros del nuevo BMW M3 y estará más cerca de los 82.200 euros del Audi RS4.
Bajo la acertada carrocería de los recién aparecidos Clase C, se monta el V8 de nada menos que 6,3 litros de cilindrada, que en este caso da 457 cv de potencia y 600 Nm de par ¡casi nada! Como era de esperar dicha mecánica se asocia al cambio Speedshift Plus 7G Tronic, un sistema ya conocido por su eficacia y rapidez en la gama Mercedes y debidamente puesto a punto para este modelo concreto. Con siete velocidades, tiene tres modos de uso entre manual o automático, y dependiendo si se prefiere suavidad o rapidez. Este conjunto, unido a un peso contenido de 1.730 kilos, hace que el nuevo Mercedes C63 AMG pueda conseguir unas prestaciones de escándalo.
Estéticamente el nuevo Mercedes C63 AMG, aunque muy elegante y sin grandes estridencias, sí se diferencia claramente del resto, pues tanto las tomas de aire, como los paragolpes, las cuatro salidas de escape o los nuevos faros antiniebla le delatan. Pero sobretodo se le reconoce por unos pasos de rueda sobredimensionados, algo que no es pura estética, ya que el ancho de vías de este C63 AMG es mayor que el del resto de la Clase C. En el interior unos lujosos pero claramente deportivos asientos de cuero se encargan de aportar personalidad “racing”.
En el apartado técnico se ha trabajado en todos los órganos del coche. El equipo de frenos incluye discos de 360 mm con pinzas de seis pistones en el eje delantero y discos de 330 mm con pinzas de cuatro pistones en el tren trasero. El programa de control electrónico de estabilidad permite seleccionar tres modos de uso –ESP on, ESP sport o ESP off- y para el equipo de neumáticos se recurre a llanta de 18 pulgadas con “gomas” de 235/40 ZR18 delante y 255/35 ZR 18 detrás (opcionalmente con llanta de 19 pulgadas).