Mercedes Clase C 63 AMG Coupe Black Series: En enero con 517 cv

a fondo Mercedes Clase C 63 AMG Coupe Black Series 1
Enrique Marco25 jul 2011
El cuarto miembro de la saga Black Series llegará el año que viene para coronar la gama C Coupe. No se ha facilitado en número de unidades que se construirán, pero se trata de cortas series muy exclusivas
NOVEDAD
Mercedes comercializará a principios del año que viene un nuevo bólido de la saga Black Series. Se trata de una exclusiva realización del nuevo C Coupe, que va un paso más adelante del ya existente C63 AMG Coupe, y que sustituirá al antiguo CLK 63 AMG Black Series, del cual se vendieron 700 unidades en su escaso periodo de comercialización (desde abril de 2007 a marzo de 2008). Aún así, el anterior CLK fue el Black Series más vendido, pues del SLK el primer modelo Black Series lanzado en julio de 2006- apenas se construyeron 120 unidades, y del explosivo SL 65 de 670 cv se hicieron un total de 350 coches.
Estamos por tanto ante un coche muy especial, que se desmarca de rivales como el Audi RS5 o BMW M3 para codearse con modelos de la talla del Jaguar XKR-S, el Nissan GT-R o el Porsche 911 Turbo S. De hecho el nuevo Mercedes C 63 AMG Coupe Black Series es un biplaza, ya que se han eliminado los asientos traseros para ahorrar peso. Y en precio también les supera claramente, ya que para Alemania de ha fijado un importe de 115.430 euros, en torno a un 50% más que un Clase C AMG normal. Ahora bien, estamos ante el Mercedes Clase C más rápido y musculado de la historia.

a fondo Mercedes Clase C 63 AMG Coupe Black Series 2

Con su motor 6.3 V8 atmosférico es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en sólo 4,2 segundos
La base mecánica de esta realización es la misma que la del modelo del cual deriva, es decir, un V8 de 6,3 litros atmosférico. Pero en lugar de los 457 o 487 cv que puede dar el C Coupe AMG, este Black Series eleva la potencia a 517 cv, mientras que el par máximo se fija en 630 Nm. Su caja de cambios es igualmente automática y de siete velocidades, y por prestaciones mejora unas décimas para parar el crono de 0 a 100 km/h en sólo 4,2 segundos. Las cifras de consumos y emisiones no es que sean muy importantes en un coche de este tipo, pero apuntaremos que se fijan en 12,2 l/100 km de gasto medio y 286 g/km de CO2.
Técnicamente cambian las suspensiones, el equipo de neumáticos y los frenos; ya que el incremento de potencia y prestaciones debe ser llevado a cabo con mejoras en todos los apartados. Las llantas de diseño exclusivo montan gomas en medida 255/35 R19 en el eje delantero y 285/30 R19 en el trasero; mientras que para detener el vehículo se cuentan con dos enormes discos de 390 mm en el eje delantero y dos de 360 mm en el trasero. Otra modificación técnica, que a la vez se convierte en estética, es la anchura de la carrocería, ahora con unos pasos de rueda más abultados y con entradas de aire.

a fondo Mercedes Clase C 63 AMG Coupe Black Series 3

A simple vista se deja ver su nuevo capó de marcados trazos y dos aberturas, su cuadruple salida de escape de terminales rectangulares integrados en su difusor, sus exclusivas llantas de 19 pulgadas, o la diferente ubicación de los leds diurnos en el frontal. En el interior tampoco faltan detalles muy racing, como los asientos prácticamente de competición entre otras cosas. Finalmente, decir que a pesar de su exclusividad, Mercedes todavía reserva algunos elementos para las opciones, como ajustes y elementos aerodinámicos más orientados a su uso en circuito.