Mercedes Clase C 250 CDI BlueEfficiency: 2,2 litros y 204 cv.

Enrique Marco11 sep 2008
La firma de la estrella vuelve a la carga para colocarse en primera posición en cuanto a motores de cuatro cilindros diésel se refiere
2,2 litros y 204 cv
Mercedes siempre se ha caracterizado por hacer unos buenos motores diésel, aunque la competencia actual es tan elevada que en ciertas ocasiones otros fabricantes le superan en algunas mediciones de alguno de sus propulsores. Ahora la firma de la estrella vuelve a la carga para colocarse en primera posición en cuanto a motores de cuatro cilindros diésel se refiere, al tener listo ya el C250 CDI Blue Efficiency.

a fondo Mercedes Clase C 250 CDI BlueEfficiency 1

Este mismo otoño Mercedes comercializará una serie limitada Prime Edition de este vehículo desarrollado a partir de un C220 CDI Avantgarde. Su precio rondará los 40.000 euros, es decir, justo a mitad de camino entre el C220 CDI de 170 cv y el C320 CDI de seis cilindros y 224 cv; ahora bien, por lo que se refiere a consumos, prestaciones y emisiones veremos como este C250 CDI Blue Efficiency es el más interesante.
Hasta ahora sólo BMW había superado los 200 cv con un cuatro cilindros diésel, fue el año pasado con el 123d. Sorprendentemente la casa bávara acaba de renovar su Serie 3 y no incluye este motor, ya que de los 177 cv del 320d pasa a los 197 cv del 325d con sus tres litros de cubicaje y seis cilindros. El Audi A4 también se conforma por ahora con el 2.0 TDI de 170 cv, y los más potentes ya recurren a bloque de seis cilindros.
Así las cosas Mercedes se adelanta en la categoría al lanzar el nuevo Clase C con un motor CDI de 2,2 litros, 204 cv de potencia y 500 Nm de par. Y si la cifra de potencia y par sorprende más aún lo hacen las cifras de prestaciones, consumo y emisiones. Este Mercedes C250 CDI Blue Efficiency es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en solo 7 segundos y de alcanzar los 250 km/h. Ahora bien, lo del consumo y emisiones es ya de matrícula de honor: ¡5,2 l/100 km y 138 g/km de CO2! Impresionante.
Con este modelo no estamos ante una única versión aislada, sino ante la nueva generación de motores CDI que Mercedes tiene previsto incorporar en el resto de la gama. Por ejemplo, este 2,2 diésel de alta potencia irá a parar próximamente tanto al Clase E como al GLK o al futuro Clase E Coupe. Esta motorización presenta el sistema common rail de cuarta generación (que puede funcionar hasta 2.000 bar de presión), nuevos inyectores piezo-eléctricos y un turbocompresor de dos etapas entre otras cosas.
Además de la mecánica, el Mercedes C250 CDI Blue Efficiency, para lograr tan fantásticas cifras de prestaciones, consumos y emisiones, estrena una aerodinámica mejorada, unos neumáticos que reducen la resistencia a la rodadura (en medida 205/55 R16) y algunos elementos mecánicos diseñados para que no resten mucha energía de la unidad propulsora. Por último, esta versión Blue Efficiency se completa con algunos detalles como el indicador en el cuadro de mandos que avisa del momento óptimo para cambiar de marcha.