Mercedes Clase B Gas Natural: Cómo ahorrar en cada repostaje

mercedesbgasnaturalporta_762f2e7ba2082fb73ea9a301c.jpg
Raúl Toledano10 sep 2012
Con unas emisiones de CO2 de 115 g/km y un significativo ahorro para el bolsillo por el bajo precio del gas natural respecto a la gasolina y al diésel, desembarca en París el nuevo Mercedes B200 Natural Gas Drive.
Mercedes es otro fabricante que se apunta a la moda de impulsar sus coches con energías alternativas, especialmente en auge el gas natural o el GLP (Gas liquado derivado del petróleo), no confundir entre ellos. En el caso que hoy nos compete, la marca de Stuttgart adapta su Clase B para que pueda ser impulsado por gas natural en un modelo denominado Mercedes B200 Natural Gas Drive, que toma de base el motor de gasolina de 156 cv, con unas emisiones y consumos realmente bajos, pero sobre todo garantizando un precio de combustible muy inferior al que actualmente está alcanzando la gasolina y el diésel.
El nuevo modelo de Mercedes, que se presentará en París y que comenzará a comercializarse en Europa a primeros de año, ha conservado el cambio automático de doble embrague 7G Tronic o el manual de seis recorridos, implementado dos depósitos para el gas natural de 125 litros (21 kg), que, según dice el comunicado de prensa, “no resta espacio interior al habitáculo”. ¿Cómo lo ha logrado? Mercedes ha adaptado a este Clase B tan especial un concepto de módulos específicos denominados “espacio de energía”, que permite instalar un doble suelo bajo la banqueta de asientos trasera.
A este depósito se añade un auxiliar para la gasolina de 12 litros. En total, la autonomía combinada del Mercedes B200 Natural Gas Drive se fija en 500 litros, un dato muy notable teniendo en cuenta que uno de los grandes inconvenientes de este tipo de energías es el limitado número de puntos de abastecimiento existentes, especialmente en países como en España o Portugal.Autonomía y economía son dos atributos de peso en el nuevo Clase B Gas Natural
La combustión interna del gas natural permite reducir las emisiones de gases contaminantes en un 16%, y aunque el consumo de combustible es ligeramente superior respecto a la gasolina y al diésel, el hecho de que el precio del gas natural sea casi la mitad del ambos, nos permite hablar de un respotaje muy económico, entre un 30 y un 40 por ciento menor.
Por prestaciones, este Clase B acelera de 0 a 100 km/h en 9,1 segundos y es capaz de superar los 200 km/h de velocidad punta. Mientras que en el apartado de diseño lo más destacado y lo que le distingue del resto de la gama es su frontal, con nuevo paragolpes y faros con LED diurnos.