Mercedes Clase B 170 NGT: Gas o gasolina

Enrique Marco03 jun 2008
Mercedes se sube al carro de los vehículos ecológicos con su monovolumen compacto B 170 NGT, un coche que funciona tanto con gasolina convencional como con gas natural.
Gas o gasolina
Mercedes-Benz actualiza su monovolumen compacto Clase B a la vez que el Clase A (del que ya informamos el pasado mes de marzo), y lo hace con un ligero restyling, mayores equipamientos y mejoras mecánicas encaminadas a reducir los consumos y emisiones. No obstante, en este apartado, la novedad más notable es la llegada del B 170 NGT, un vehículo que funciona tanto con gas natural como con gasolina convencional.

a fondo Mercedes Clase B 170 NGT 1

En España este modelo B 170 NGT estará disponible bajo pedido, ya que, aunque puede funcionar perfectamente con gasolina convencional, la ventaja de consumos y emisiones la obtiene al circular en el “modo gas”, y, de momento, la infraestructura de gasolineras que sirvan gas natural es prácticamente inexistente. Aunque ya hay numerosas flotas de autobuses y otros vehículos oficiales movidos por gas natural en nuestro territorio, para uso público únicamente existe una estación de servicio que suministra gas natural, abierta a principios de este año en Valencia. Eso sí, ya hay varias empresas interesadas -como Carrefour- que están estudiando junto a la empresa Gas Natural la creación de diversas gasolineras que incluyan surtidor de gas natural.
Centrándonos en el Mercedes B 170 NGT, cuyas siglas significan Natural Gas Technology, vemos como el punto de partida no es el motor 1,7 litros del B 170 convencional sino el 2,0 litros del B 200, aunque con menor potencia. Se trata de un cuatro cilindros gasolina de 2.034 cc de cilindrada y 116 cv de potencia asociado a una caja de cambios manual de cinco velocidades.
La elección para circular en un modo u otro resulta sumamente cómoda y sencilla. Un botón (situado en el volante) de los que controla el ordenador de abordo nos lleva hasta una pantalla en la que se puede seleccionar el funcionamiento con gas o con gasolina. El paso de un modo a otro se puede realizar en marcha y a cualquier velocidad, sin que se aprecie ningún tirón, ni ruido, ni cualquier variación. En la pantalla del ordenador podremos observar el consumo medio y la autonomía tanto para gas como para gasolina.
Las cifras de consumo son de 7,3 l/100 km de gasolina, lo que posibilita una autonomía de 700 km, y de 4,9 kg/100 km de gas natural, gasto que permite rodar otros 300 km gracias a su depósito de 16 kilos. Por tanto, entre un combustible y otro, el Mercedes B 170 NGT puede circular hasta 1.000 km sin repostar. En cuanto a emisiones, el dato que hoy se mide habitualmente, el de CO2, es significativamente mejor en modo gas que en modo gasolina: 135 g/km frente a 175 g/km.
Pero mientras que este dato –por el que se miden actualmente las tributaciones para el impuesto de matriculación, debido a que según los estudios el CO2 es el mayor causante “del efecto invernadero”- es algo mejor con gas natural que con gasolina, otros gases que emiten los automóviles y que son más dañinos para la salud, en el caso del B170 NGT se reducen hasta un 85% cuando se circula con el modo gas natural. Por lo que se refiere a las prestaciones, estas cifras son idénticas en un modo de uso u otro: 184 km/h de velocidad máxima y 12,4 segundos para acelerar de 0 a 100 km/h.
Finalmente, decir que los nuevos Clase B (disponibles a finales de este mes de junio) mejoran el equipamiento con elementos como el sistema de ayuda al parking,mediante el cual el vehículo realiza por sí solo las maniobras de aparcamiento, sistema que sólo unos pocos vehículos (como el Toyota Prius o el VW Touran) utilizan en la actualidad. Y, ya en otoño, llegarán las versiones B 150 y B 170 ECO Start/Stop, unos modelos que se caracterizan por el sistema que apaga el motor en las paradas prolongadas, volviéndolo a encender automáticamente sin que el conductor tenga que hacer nada (sistema ya visto en el Citroen C3). De este modo se consigue disminuir significativamente los consumos y las emisiones contaminantes cuando se circula en ciudad.