Mercedes Clase B: La referencia

Diego Zotes28 abr 2005
Mercedes presenta su Clase B, vehículo con el cual pretende ser la referencia en el segmento de los monovolúmenes compactos. Hasta la fecha la marca de la estrella ya ofrecía el Clase A -modelo del que deriva nuestro protagonista- pero por sus dimensiones reducidas quedaba en una categoría inferior por habitabilidad.
Inicio
LA REFERENCIA

a fondo :: Mercedes Clase B 1

Mercedes Benz presenta su nueva Clase B, vehículo con el cual pretende colocarse como referencia en el competido y popular segmento de los monovolúmenes compactos. Hasta la fecha la marca de la estrella ya ofrecía el Clase A -modelo del que deriva nuestro protagonista de hoy- pero por sus reducidas dimensiones el pequeño familiar alemán quedaba en una categoría inferior, ya que no podía competir en habitabilidad con los famosos Opel Zafira, Renault Scenic o Citroen Picasso.
  El nuevo Clase B mide 4,27 metros de largo, y posee un espacio muy considerable para cinco pasajeros y todavía conserva un maletero de 544 litros de capacidad, que se convierten en 1.645 litros si abatimos la fila de asientos trasera y hasta 2.245 litros en caso de plegar también la butaca del copiloto. Pero aunque el Mercedes Clase B sea un automóvil para la familia o para transportar una gran cantidad de objetos, su concepto es el de “Sports Tourer”; es decir, de familiar pero a la vez con una personalidad muy dinámica. Por ese motivo, más que enfrentarse directamente a los conocidos monovolúmenes compactos antes mencionados, la “familia B” de Mercedes se encuentra más en la onda de las nuevas realizaciones tipo Seat Altea, Volkswagen Golf Plus, o incluso de la versión cinco puertas del Audi A3: el Sportback. Este concepto de “Sports Tourer” va a tener continuidad en el segmento de los grandes monovolúmenes de lujo, en el cual a finales de año se tiene previsto presentar la Clase R. Estéticamente el Mercedes Clase B consigue unos resultados fantásticos, y sigue con el éxito logrado por la recién renovada Clase A. Respecto a su “hermano pequeño” es prácticamente igual de ancho y largo, pero 43 cm más largo. Su distancia entre ejes también crece 21 cm, lo que le permite una mayor habitabilidad.
En principio la gama la componen dos motorizaciones diesel y cuatro de gasolina, mientras que los equipamientos están todavía por definir según cada mercado (aunque se esperan que sean casi idénticos a los de la Clase A), ya que para las primeras unidades que se entregarán en España habrá que esperar hasta el mes de junio. Sí se han adelantado unos precios que parten de los 22.600 euros del B150 y llegan hasta los 30.250 euros del B200 Turbo, pasando por los 25.800 euros del modelo diesel B180 CDI. Es decir, que a igualdad de potencia y equipamiento costará unos 3.000 euros más que el Clase A. En el campo en el que se han adelantado algunos datos de equipamiento es en el de la seguridad, donde el Mercedes Clase B promete ofrecer la máxima protección a los ocupantes –además de por la estudiada estructura de su carrocería- por contar con todos los airbags, cinturones con pretensores y reposacabezas activos entre otras cosas. En el tema de seguridad activa, por supuesto que no faltarán las ayudas electrónicas de última generación tales como control de tracción y de estabilidad.
Mecánicamente la gama partirá del B150 con su motor de 1,5 litros y 95 cv, seguirá con el B170 de 1,7 litros y 116 cv, hasta llegar a los B200, ambos de 2.034 cc y con potencias de 136 cv y 193 cv en el caso del Turbo. Este último posee unas prestaciones de auténtico deportivo, con sus 225 km/h de velocidad máxima y 7,6 segundos en la marca de 0 a 100 km/h. Pero los diesel volverán a ser los modelos más demandados, con los B180 CDI y B200 CDI de 109 y 140 cv respectivamente. Ambos consiguen unos consumos bajísimos de 5,6 l/100 km como media unidos con unas prestaciones más que aceptables. De forma opcional, algunas versiones podrán llevar la caja de cambios Autotronic, que se puede utilizar bien en modo automático o bien en modo secuencial.
Enrique Marco, Autocity
28 de Abril de 2005
Impresiones

IMPRESIONES

a fondo :: Mercedes Clase B 2


El nuevo Mercedes Clase B agrada ya nada más verlo gracias a su equilibrada carrocería y acertado diseño, donde además se percibe una gran calidad de terminación. Pero si este comentario es válido para el exterior, en el interior todavía destaca más si cabe por la excelente realización, siendo en este apartado donde el Mercedes se diferencia realmente de las marcas generalistas. Tras un repaso visual y táctil a su salpicadero, la impresión que nos queda es fantástica, con toda la información necesaria, un diseño moderno y a la vez lujoso, y una calidad de los materiales empleados excepcional. La postura al volante difiere un poco respecto a otros monovolumenes, ya que en este caso podemos adoptar una posición “más de turismo que de furgoneta”.

a fondo :: Mercedes Clase B 3

Arrancamos el B 200 CDI de 140 cv con cambio manual de seis velocidades y comenzamos. El manejo de la palanca del cambio es ejemplar, y el empuje del motor muy constante y poderoso (300 Nm desde sólo 1.600 rpm), incluso con cierta capacidad para “estirar” nada habitual en los diesel (alcanza los 200 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en sólo 9,6 segundos). Por último decir que el rendimiento es óptimo, pues los consumos son muy ajustados: 5,6 l/100 km como media. Pero si en motor y cambio el Clase B logra una nota alta, en comportamiento dinámico alcanza ya la matrícula de honor, pues su equilibrio entre seguridad, confort y dinamismo es magnífico. Esto es debido en parte a su gran distancia entre ejes y anchura de vías, lo que unido al buen “calzado”, correctos amortiguadores, y unos controles electrónicos que no se “entrometen” demasiado, logran una conducción de lo más placentera.
Pasando a analizar el habitáculo vemos como se han aprovechado muy bien sus compactas dimensiones, aunque si bien en dinamismo y calidad de fabricación el Mereces B nos parece lo mejor, en espacio y versatilidad existen competidores mejor resueltos, tanto por capacidad total como por posibilidades de los asientos. Por ejemplo las baquetas traseras no pueden desplazarse hace delante o hacia atrás, y en altura o espacio para las piernas los monovolúmenes compactos generalisatas tienen algún centímetro más.