Mercedes Clase A Largo: El mejor de su clase

Diego Zotes26 sep 2001
El Mercedes Clase A Largo es un prodigio de espacio. Posee más distancia para las piernas de los pasajeros y maletero que cualquier monovolúmen compacto, pero mide 29 centímetros menos que un Renault Scenic. ¿Magia? No, imaginación.
Inicio
INICIO

a fondo :: Mercedes Clase A Largo 1

No entra en la cabeza que en tan solo 3,77 metros de longitud se pueda dar cabida al interior de berlina media tirando a grande, tanto por espacio para las piernas como por anchura. La solución es sencilla pero ingeniosa: colocar el motor en posición semi-horizontal y aprovechar su arquitectura para situar la mecánica parcialmente por debajo de los pies del conductor. Esto sirve también para el Clase A convencional, pero en el nuevo modelo Largo Mercedes reacciona ante la competencia, que jugaba con casi medio metro de ventaja para ofrecer habitabilidad. Ahora el Clase A sigue siendo más pequeño por fuera, pero es aún más grande por dentro.
Y lo mejor es que no todas sus virtudes se centran en el espacio, pues su comportamiento es el más agradable y seguro de todos los monovolúmenes comparables. Aprovechando la nueva versión, Mercedes ha introducido además algunos ligeros cambios estéticos y de acabado.

a fondo :: Mercedes Clase A Largo 2

Carlos Lera, Autocity
26 de Septiembre de 2001
Interior y maletero
INTERIOR Y MALETERO

a fondo :: Mercedes Clase A Largo 3

Pero si las aptitudes dinámicas son importantes y merecen una puntuación muy alta, lo que sucede con el interior entra ya dentro del ámbito de lo "milagroso". A pesar de poseer una longitud total bastante menor que la mayor parte de sus rivales por precio, equipamiento, prestaciones y capacidad, el interior deja en evidencia a todos ellos por espacio para las plazas traseras. Casi podríamos decir que el espacio es excesivo, si no fuera porque seguramente tres adultos en la butaca trasera lo agradezcan e incluso se sientan oprimidos cuando tengan que cambiar de coche.
La posición frente al volante puede encontrarse fácilmente siendo bastante buena, aunque tampoco podemos pretender lograr un acomodo que rebase los límites de un coche netamente familiar. El volante puede quedar bien orientado en altura (cosa poco habitual) y su inclinación es bastante inferior que en otros competidores (el Scénic de Renault, caso extremo, se conduce como una furgoneta). La sensación de espacio es muy buena en la percepción frontal pero no lo es tanto en anchura, influido por la altura a la que se encuentra el asiento, algo más elevada de lo normal por la peculiar situación de los órganos mecánicos, algunos de ellos colocados bajo los pies del conductor.

a fondo :: Mercedes Clase A Largo 4

Además, el Clase A largo posee un útil sistema para desplazar la banqueta trasera en sentido longitudinal mediante una palanca, de forma que se puede beneficiar el espacio para equipajes o para pasajeros dependiendo de las necesidades concretas de cada momento. La distancia máxima entre la butaca trasera y el respaldo del asiento delantero es de 945 milímetros, 110 más que en la versión corta, lo que es una distancia considerable.

El maletero es muy amplio, hasta 80 litros más que en la otra versión del Clase A (430 litros en su configuración más favorable) y fácil de cargar gracias a un portón que abre desde muy abajo y un suelo de carga recto y paredes poco accidentadas.
MECANICA

a fondo :: Mercedes Clase A Largo 5

La versión 1.6 es el punto medio de la gama de gasolina (1.4 y 1.9 lo flanquean), y se caracteriza por un carácter muy alegre y divertido de conducir. No obstante a bajo régimen se agradecería algo más de empuje, cuya ausencia obliga a prestar bastante atención al cambio de marchas. La potencia máxima es de 102 caballos a 5.250 revoluciones por minuto y el par máximo llega a 4.000 rpm., siendo de 150 Newtons / metro.

a fondo :: Mercedes Clase A Largo 6

El consumo es bastante comedido, auque sin duda siempre será menor si se opta por una versión diesel, la mecánica preferida por la mayoría delos compradores de este tipo de coches. 7,2 litros oficiales de media no están mal, pero a poco que se circule habitualmente por ciudad, los 10,2 l. homologados en este medio pueden pasar factura.
La insonorización de la mecánica es relativamente buena, suena menos que un motor diesel bien insonorizado, pero para ser de gasolina se advierten demasiado los ruidos mecánicos cuando el motor gira alto de vueltas.
El cambio de marchas de serie cuenta con cinco velocidades, pero en nuestra unidad se incluía el dotado de embrague pilotado, que acciona este elemento automáticamente cuando el conductor suelta el acelerador y mueve la palanca. Funciona de maravilla, y da ganas de cambiar incluso sin venir a cuento. El agrado de conducción que permite el no tener que estar pendiente del embrague es importantísimo, aunque hay una circunstancia en la que no está del todo "afinado"; es cuando se detiene el coche cuesta arriba. En esta circunstancia en la que es necesario mantener el freno pisado para no desplazarse hacia atrás la respuesta del embrague no es todo lo rápida que sería deseable, por lo que no queda más remedio que tirar de freno de mano.
En marcha
EN MARCHA

a fondo :: Mercedes Clase A Largo 7

El Clase A es tan útil para viajar como para moverse por la ciudad gracias a sus contenidas dimensiones. Aunque esta versión larga ha perdido algo de radio de giro respecto al modelo corto, lo cierto es que sigue siendo igual de ágil pero más estable, y la elevada posición de conducción resulta tan práctica a la hora de acceder al asiento como cuando es necesaria una buena visibilidad.

a fondo :: Mercedes Clase A Largo 8

La respuesta de las suspensiones es correcta por la escasa inclinación de la carrocería en curvas, algo logrado por una puesta a punto muy rígida de los amortiguadores en compresión, lo que beneficia tanto la estabilidad como la agilidad, sin que la comodidad se vea realmente perjudicada. La sensación de seguridad que ofrece este comportamiento es real, porque la precisión y las reacciones del Clase A están a la altura de las percepciones. En este hecho tiene bastante que ver la posición tumbada del motor, que permite bajar. el centro de gravedad respecto a los que es habitual sobre el eje delantero en coches convencionales. Los elementos mecánicos periféricos como la dirección y los frenos responden muy bien y poseen un tacto suave al tiempo que preciso.
EN MARCHA

a fondo :: Mercedes Clase A Largo 9

a fondo :: Mercedes Clase A Largo 10

a fondo :: Mercedes Clase A Largo 11

a fondo :: Mercedes Clase A Largo 12

a fondo :: Mercedes Clase A Largo 13