Mercedes Clase A 180 CDI Aut. Urban: Pasión y lógica se dan la mano

gen_rep_clase_a_667404f788dcc9a3a8a39d0c0.jpg
Diego Zotes13 sep 2013
Al volante del nuevo Mercedes Clase A nos damos cuenta del porqué está teniendo tanto éxito... Ofrece un estilo deportivo muy atractivo, más innovador que su competencia, unas calidades propias de la marca de la estrella y precios ajustados con buenas prestaciones en las versiones diésel básicas.
La marca alemana de coches de lujo Mercedes Benz se ha puesto al día en lo que a sus modelos se refiere para plantar cara al resto de marcas, principalmente alemanas, sus mayores rivales, que han dado con frescos diseños muy atractivos. Mercedes ha salido al paso en última instancia con un diseño para su “pequeño” Clase A que ha roto con todos los moldes y ha cautivado a todo el público, resultando incluso más atractivo que sus rivales más directos que encontramos en el BMW Serie 1, el Volvo V40 o el Audi A3 Sportback.
a favor-Excelentes prestaciones del motor 180 CDI-Interior de excelente acabado-Diseño dinámico y juvenilen contraPlazas traseras bastante justas-Retardo del cambio en volver a modo automático-Confusión con la palanca del cambio por su ubicación
De hecho este Clase A no se parece en nada a su predecesor. Se desmarca completamente de la imagen de monovolumen del modelo anterior para convertirse en un compacto dinámico de 4,29 metros de longitudcon una orientación deportiva en toda regla, en busca de los clientes más jóvenes entre los que ya está causando auténtico furor.
Los argumentos generales son también mucho más juveniles, como su diseño mucho más atrevido y dinámico que en la anterior generación, mucho menos visto que el de la competencia más directa, un interior de gran calidad que ahora sí, se percibe como un auténtico Mercedes, gran variedad de motores, unos más económicos y prácticos y otros más potentes y deportivos, con ese tacto particular que tienen los propulsores de la firma de la estrella, y una calidad de rodadura ejemplar. De hecho nos lanzamos a probar uno de los más interesantes de la gama, el 180 CDI con cambio automático 7G-DCT que supone la adopción de un motor de la casa Mercedes de 1.8 litros de 109 cv en lugar del 1.5 dCi con la misma potencia de origen Renault que lleva la misma versión con cambio manual.

detalle_deportivo_824139cb7cbdfbcb7e755b119.jpg

Diseño que marca tendencia
A primera vista, lo que más atrae del nuevo Clase A es su diseño dinámico cargado de personalidad, con dos fluidas líneas que discurren por las aletas y las puertas de punta a punta realzando los pasos de rueda traseros y sugiriendo movimiento por cada centímetro, una línea de techo curvada, así como unas ventanillas inclinadas que le dan aspecto de coupé. Combina unas atractivas proporciones deportivas, de morro largo muy protagonista con la típica parrilla apuntada de la marca protagonizada por la estrella, un habitáculo retrasado con el techo muy bajo y una zaga ancha y horizontal, al estilo de los compactos más deportivos del segmento. Entre los elementos más destacados que ofrece nuestro Clase A con acabado de estilo deportivo Urban encontramos unos paragolpes muy abombados delante y detrás, unas atractivas llantas de 17 pulgadas de cinco radios dobles, un llamativo sistema de doble escape separado y una moderna iluminación por led´s, es decir un aspecto completamente diferente al antiguo Clase A.
El diseño exterior dinámico distinguido y el acabado interior de calidad son los grandes valores del nuevo Clase A
En el interior también se percibe el buen trabajo hecho en materia de calidad, diseño y atención por los detalles, consiguiendo un confort en el pequeño de la gama propio de la primera clase. Todo lo que se ve y se toca tiene una gran calidad. Sobre un salpicadero prominente muy vertical realizado en materiales de exquisita apariencia y tacto, destacan unas salidas de ventilación frontales circulares en aluminio cromado y un puesto de conducción tan deportivo como confortable, con unos asientos deportivos realmente impresionantes, anatómicos con respaldo en una pieza realizados en tejido combinado símil piel y tela con diseño a cuadros y con costuras en contraste. Se configura así un habitáculo de lujo y cómodo hasta para cinco pasajeros, aunque algo justo en las plazas traseras, más indicadas para dos ocupantes. Sabiendo esto, el espacio del maletero queda en unos más que dignos 341 litros, que permite cargar algo más que una simple maleta…
Como es tradición y todos sabemos, Mercedes es una marca que gusta de ofrecer casi todos sus elementos de tecnología y confort de forma opcional, aunque en el caso de este Clase A ya de serie propone un equipamiento completo a la altura de su calidad y precio. De base el Clase A ofrece elementos llamativos como el sistema de arranque y parada automática del motor ECO, iluminación trasera por led´s, retrovisores exteriores con intermitentes integrados, calefactados y regulables eléctricamente, aire acondicionado, pantalla multifunción con ordenador de a bordo e indicador ECO, sistema de entretenimiento Audio20 con 6 altavoces y entrada USB para fuentes de audio externas, bluetooth, pantalla a color TFT de 5,7 pulgadas al estilo iPad de Apple, airbags de conductor, incluso de rodillas, de acompañante y laterales delanteros, control de estabilidad dinámico en curva ESP, ayuda de arranque en pendientes, advertencia de colisión, conexión automática de luces de cruce o freno de estacionamiento eléctrico, entre otros elementos.

detalle_interior_cecaad0e2c52176c3c7b4ee61.jpg

Además hay cantidad de elementos opcionales como parte de paquetes independientes o que forman parte de una versión, como la intermedia Urban que probamos, con estética deportiva reforzada con un sistema de doble escape separado y un paragolpes con difusor, tren de rodaje confort, llantas de 17 pulgadas con neumáticos de tipo deportivo de 225 mm de ancho y perfil 45 o cuadro de instrumentos deportivo con agujas rojas y biseles cromados.El motor de la versión 180 CDI con cambio automático de doble embrague de origen Mercedes no es el más equilibrado, pero se muestra suave y más potente de lo que es
Motor lógico y más dinámico de lo que promete
El motor de esta versión exclusiva del 180 CDI combinada con cambio automático de doble embrague 7G-DCT también nos convence, con un tacto muy prestacional a pesar de ofrecer una potencia intermedia de 109 cv al tiempo que consigue controlar mucho los consumos. Para esta versión se recurre al motor de la casa madre de 1.8 litros diésel con turbocompresor que parece que tiene más caballos de los que en realidad entrega gracias a una potencia máxima entregada de forma elástica a tan sólo 3.200 vueltas y mantenida hasta las 4.600 rpm y un par motor de 250 Nm muy bien aprovechado desde poco más del ralentí, a las primeras 1.450 rpm. Asociado siempre al innovador cambio automático de doble embrague y 7 velocidades 7G-DCT hace de la conducción un puro placer, realizándose todo de forma suave y directa. El único defecto que le podemos encontrar a este cambio automático es a la posición de la palanca electrónica tras el volante a la derecha, el lugar típico de los limpiaparabrisas en cualquier coche y que en algún momento nos puede confundir, mientras que por otra parte, se toma mucho tiempo en retornar a la posición D cuando se actúa sobre él de forma manual.
Estas módicas cifras le permiten sin embargo entregar unas cifras de prestaciones decentes, con una velocidad máxima de 190 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h en 10,6 segundos, debido a un peso considerable de 1.475 kilos. Sin embargo los consumos no se resienten demasiado, con una media homologada de 4,1 litros a los 100 km y unas emisiones de 109 gr/km de CO2.El consumo de 4,1 litros a los 100 km resultan muy llamativos siendo un Mercedes
Este Clase A con cambio automático incorpora un sistema de tres modos de conducción que actúan únicamente sobre el la relación del cambio y la inmediatez entre relaciones, adaptándose perfectamente a cada tipo de conducción. Los modos son Economy, Sport y Manual, el primero Economy buscando siempre las marchas más largas y priorizar el ahorro de combustible, el segundo Sport alargando más los cambios a revoluciones más altas y reduciendo marchas de forma anticipada, mientras que en el modo Manual se cambia únicamente mediante las levas del volante.
Estas reacciones dinámicas se deben también en gran parte a un comportamiento excepcional logrado por un chasis muy robusto que admite mucha más potencia de la que tiene, brindando reacciones muy deportivas, una gran agilidad en conducción rápida y, al tiempo, un confort sobresaliente. Se le dota de una suspensión con eje delantero McPherson aligerado y eje trasero de cuatro brazos, consiguiendo una buena combinación dinámica.