Mercedes CLA 220 CDI: Prueba de Contacto

mbclacdix_bf812e95d7e364be2d4dd3a46.jpg
David Ordás09 abr 2013
Nos subimos al revolucionario Mercedes CLA, un nuevo concepto de berlina deportiva que es toda una declaración de intenciones por parte de la marca de la estrella.
El nuevo Mercedes CLA, es una berlina de líneas deportivas y tamaño medio, de estética coupé, elegante pero juvenil, derivada de la Clase A, que nos espera para llevar a cabo una de las pruebas más esperadas por nuestro equipo de redactores. El cambio en el fabricante alemán del que tanto se esta hablando, ese «algo que estaba pasando en Mercedes», lo tenemos delante de nuestros ojos. Con una longitud de 4,63 metros, similar a la del Mercedes Clase C con el que compartirá segmento pero no orientación, el primer sedán deportivo de tracción delantera de Mercedes posa ante nosotros.
a favorEstética CoupéComportamiento y tacto deportivoRespuesta del motor 220 CDI con cambio 7G-DCTen contraVisibilidad lateral reducidaDureza de la suspensión en firme en mal estado o badenes
La primera impresión que nos transmite este modelo de diseño atrevido y aspecto moderno, un verdadero acierto a nuestro parecer, y sin duda un auténtico imán para las miradas, es que estamos ante un coche revolucionario, que introduce cambios que van mucho más allá de la estética y el posicionamiento de este CLA. Calificado por Mercedes como Coupé de cuatro puertas, al igual que ocurre con el CLS, sus líneas fluidas esculpen la carrocería con el mejor coeficiente aerodinámico de un automóvil fabricado en serie (Cx 0,23), una más de las innovaciones por las que este modelo supone una pequeña revolución dentro del fabricante de automóviles más antiguo del mundo. A la tracción delantera, nunca antes empleada en una berlina de corte deportivo por el fabricante de la estrella, le acompañan, en nuestra unidad de pruebas, un cambio secuencial de doble embrague, el paquete de equipamiento AMG y un motor que hace solo unos años podría parecer poco adecuado para un automóvil Premium deportivo, un turbo-diésel de 4 cilindros.
La unidad de pruebas es un CLA 220 CDI, de 170 CV, y dotado (de serie) de cambio automático 7G-DCT de 7 velocidades y doble embrague. Con esta combinación de motor y caja de cambios, el CLA es capaz de acelerar de 0 a 100 en 8,2 segundos, alcanzar los 230 km/h de velocidad punta, y eso sí, conformarse con un consumo medio de 4,3 litros, con unas emisiones de CO2 por debajo 117 gramos por kilómetro. Llega el momento de acceder a su interior, donde nos encontramos con mucho espacio en las plazas delanteras, materiales de primera calidad, aire deportivo y un cockpit orientado hacia el piloto, con todos los mandos a mano. En las plazas traseras, 3 aunque la central es poco aprovechable, la altura es muy justa para adultos de más 1,80 metros de altura, lo que puede limitar su capacidad de uso. No así su maletero, que resulta sorprendentemente espacioso, con 470 litros, prácticamente lo mismo que un Clase C.Las plazas traseras son muy justas en altura, lo que limita su capacidad de transportar adultos en las mismas.
Encontrar la posición de conducción es sencillo en este CLA, que cuenta con los asientos propios del paquete AMG, los cuales recogen el cuerpo a la perfección y resultan además cómodos y fáciles de regular, y un volante deportivo de muy buen tacto y presencia. Tras poner en marcha el motor, sorprende de manera agradable su escasa rumorosidad, y tras seleccionar el modo D con la palanca de cambios, comenzamos la prueba dinámica. El cambio secuencial, como suele pasar con este tipo de transmisiones, no es tan suave para iniciar la marcha como un cambio automático convencional, pero en este 7G-DCT de doble embrague, es bastante progresivo, tanto al arrancar desde parado, como al reiniciar la marcha tras el accionamiento del sistema Stop & Start.
En conducción urbana el manejo es sencillo, el sistema de arranque y parada del motor en retenciones funciona de manera correcta, y el coche se muestra ágil. El único pero que le encontramos, un problema común a muchos coupés, es una visibilidad lateral algo reducida, debido sobre todo a un pilar B muy ancho, al que nos cuesta acostumbrarnos pues nos dificulta la visión del lado derecho en maniobras como hacer un «Stop». Por lo demás se trata de un coche cómodo de llevar en ciudad, sobre todo esta versión dotada de cambio secuencial, con unos consumos que a tenor del ordenador de a bordo, resultan realmente contenidos. No en vano estamos ante el CLA más ahorrador de la gama, y sin embargo, también ante uno de los más dinámicos.
Para poder calificar sus reacciones, y su grado de deportividad, nos alejamos de la ciudad hacia una carretera de montaña poco transitada, mientras nos vamos acostumbrando al manejo manual del cambio, accionado mediante levas situadas tras el volante, y al tacto de la dirección. En cuanto aceleramos la marcha y afrontamos las primeras curvas, sorprende una suspensión firme, que da mucha confianza en los cambios de apoyo, y una dirección rápida y precisa. Para nada echamos de menos la tracción trasera, es más, las reacciones nobles y previsibles de este CLA, y la seguridad que aportan unos frenos potentes y de gran mordiente, hacen que sea un juego de niños conducir rápido, más aún con la caja de cambios 7G-DCT, que nos cautiva tanto en modo manual como en modo automático.Para nada echamos de menos la tracción trasera en este nuevo Mercedes CLA
Quien todavía no se crea que un motor diésel puede ser el ideal para un automóvil de corte deportivo, y además como es el caso del Mercedes CLA, perteneciente al segmento Premium, debería de probar el nuevo CLA 220 CDI. Más allá de las prestaciones, que son buenas sin llegar a ser brillantes, las sensaciones, rapidez de respuesta en combinación con el cambio secuencial de 7 velocidades, y hasta la sonoridad que transmite este propulsor, a pesar de ser diésel, hacen de este motor, el ideal para quien quiera hacer del CLA su deportivo de uso cotidiano, más aún si tenemos en cuenta los consumos. Quien esté buscando un coche para viajar, tampoco se equivocará con el CLA, pues tiene un buen rodar en autovía y vía rápida, si bien para ese uso más rutero, la amortiguación opcional 'sport' con que contaba la unidad probada puede resultar, en función de las preferencias del conductor, demasiado firme.
A la espera de realizar una prueba más a fondo del modelo, y de la llegada de las versiones con tracción integral 4Matic y de la versión 45 AMG, os dejamos con estas primeras impresiones muy positivas que nos deja el nuevo Mercedes CLA. Un coche que ya podéis ver en los concesionarios, y que saldrá a la venta el próximo viernes 12 de abril, por un precio inicial de 31.500 euros que se corresponde con la versión CLA 180 de gasolina, con 122 CV y cambio manual de 6 velocidades.