Mercedes CL 65 AMG: ¡Dos turbos y 612 cv!

Diego Zotes25 feb 2003
Mercedes, de la mano de su filial preparadora AMG, coloca en lo más alto del ránking de los superdeportivos al CL 65 AMG, un vehículo que supera en potencia a todos sus contrincantes.
Inicio
!DOS TURBOS Y 612 CV!

a fondo Mercedes CL 65 AMG 1

Mercedes, de la mano de su filial preparadora AMG, coloca en lo más alto del ránking de los superdeportivos al CL 65 AMG, un vehículo que supera en potencia a todos sus contrincantes. Dicho modelo, que se podrá ver en breve en el Salón Internacional del Automóvil de Ginebra (del 6 al 16 de marzo), parte de la base del CL 600, pero a partir de éste se ha aumentado la cilindrada y se han realizado diversas modificaciones que suben la cifra de potencia hasta unos espectaculares 612 cv.

a fondo Mercedes CL 65 AMG 2

De esta forma, el Mercedes CL 65 AMG se sitúa en su segmento claramente por encima de sus rivales, ya que les saca 97 cv al Ferrari F 575 Maranello, 112 cv al Mercedes CL 600, 136 cv al Aston Martin Vanquish y 140 cv al Porsche GT2; aunque debido a su mayor peso y concepción burguesa no a todos les vence en la marca de aceleración.
Desarrollado a partir del V12 de 5,5 litros y alimentado por dos turbos que montan tanto el deportivo CL 600 como la berlina S 600, la cilindrada se ha incrementado hasta los 5.980 centímetros cúbicos y se ha subido la presión de los turbocompresores hasta los 1,5 bar. Por supuesto, para digerir tal potenciación se ha tenido que mejorar la resistenacia de los materiales, como por ejemplo los pistones, que son forjados. Y el resultado de esta preparación es impresionante, pues si la cifra de potencia nos sorprende, más lo hace aún la de par motor: ¡1.000 Nm a sólo 2.000 rpm! Sencillamente bestial.
En cuanto a prestaciones se refiere, éstas son sobresalientes, aunque no llaman tanto la atención como el rendimiento del motor. Básicamente porque nos quedamos sin saber a qué velocidad máxima llegaría (está limitada electrónicamente a 250 km/h) y porque la nueva caja de cambios secuencial "Speedshift" no le deja bajar en el 0 a 100 km/h de 4,5 segundos (el Ferrari F 575 Maranello invierte 4,2 segundos y el Porsche GT2 sólo 4,1 segundos). Por lo que respecta al sistema de suspensiones, se sigue contando con el ABC (una suspensión neumática y electrónica) de la gama CL.
Enrique Marco
26 Febrero de 2003.