Mercedes-Benz SLS AMG Electric Drive: Superdeportivo de alto voltaje

mercedesbenzslsamgelectricdrivex_d57969c84080b56e1f437d8b3.jpg
David Ordás11 oct 2012
La versión eléctrica del Mercedes-Benz Coupé SLS AMG que llegará a los concesionarios el próximo año ya tiene precio: 416,500 EUR en Alemania.
Una nueva versión del Mercedes SLS AMG Coupé alas de gaviota saldrá a la venta en el 2013, con una potencia record de 751 CV y un par máximo de 1000 Nm, capaz de acelerar de 0 a 100 en solo 3,9 segundos. Hasta aquí podríamos estar presentando una evolución más del icónico SLS, sino fuera porque estamos hablando de la nueva versión eléctrica del deportivo más exclusivo del fabricante de Stuttgart.
El que en el momento de su lanzamiento se convertirá en el modelo eléctrico de producción más rápido del mundo, tendrá algunas características técnicas que lo hacen aún más interesante. Si bien no superará en aceleración a su hermano de gasolina, pues a pesar de ser más potente, el modelo está lastrado por el peso de las baterías, su propulsión eléctrica esconde otras virtudes. Mientras el resto de versiones del SLS son de propulsión trasera, el nuevo Mercedes-Benz SLS AMG Electric Drive contará con tracción a las cuatro ruedas, y además con un control total de la misma, gracias a que cada rueda está movida en exclusiva por un motor. Esto hace posible adaptar el giro y empuje de cada rueda a las condiciones de la vía y de la conducción, y conseguir, según los responsables de su desarrollo, reducir de manera significativa las intervenciones del control de estabilidad.
Los 552 Kw de potencia, o lo que es lo mismo, 751 CV que entrega el SLS AMG Electric Drive, le convierten por méritos propios en el primer super-deportivo eléctrico del mundo, y de paso, en el SLS alas de gaviota más potente jamás fabricado. Con un empuje y fuerza constante, característico de los motores eléctricos, los 1.000 Nm de par máximo hacen que la respuesta al acelerador sea prácticamente instantánea, y que el SLS salga propulsado hasta los 250 km/h de velocidad punta (limitada electrónicamente) sin ningún tipo de vibración proveniente de la mecánica.

mercedesbenzslsamgelectricdrivevanox_d67af7cf1c627d39cc5710961.jpg

La ausencia de vibraciones en los modelos eléctricos que irán poblando nuestras carreteras, será sin duda bien recibida por todos, pero la ausencia de sonido, en especial en los modelos deportivos, es algo que está suscitando controversia. En el caso del SLS AMG Electric Drive, y tras numerosos test de conducción, se ha conseguido acompañar cada momento, desde la pulsación del botón “Power”, hasta las aceleraciones y deceleraciones, de un sonido característico y emocionante. De momento solo podemos imaginarnos como se percibirá esa ajustada sonoridad, y tendremos que esperar a su presentación a los medios para conocer más de esta nueva sinfonía que los ingenieros de AMG han denominado el sonido del siglo 21.El SLS AMG Electric Drive emitirá un sonido característico sincronizado con la conducción
Aunque la autonomía de este modelo, 250 km por cada recarga medidos según el ciclo de homologación europeo NEDC, es realmente buena, el tiempo que lleva cargar por completo las baterías siguen suponiendo una limitación en el uso importante para este tipo de vehículos. El SLS AMG Electric Drive necesita 20 horas para realizar una carga completa si se conecta a la red convencional, que se reducen a 3 horas si instalamos en nuestro garaje el sistema Wall Box de Mercedes. Algo que limita, y mucho, el alcance real de estos vehículos del futuro, y en lo que los ingenieros tendrán que seguir trabajando y mucho, para ofrecer una versatilidad de uso comparable a los modelos de combustión interna.