Mercedes-Benz inicia la comercialización de su primer híbrido enchufable:

Mercedes-Benz inicia la comercialización de su primer híbrido enchufable 1
Agencia EFE10 ago 2014
Mercedes-Benz ha iniciado la comercialización europea, primero en el mercado alemán, de su primer turismo híbrido enchufable, una tecnología que ha asociado a la Clase S, la berlina de más alto nivel de la marca que así logra un consumo medio de 2,8 litros de gasolina.

El S 500 Hybrid plug-in, que llegará a los concesionarios en septiembre, se puede adquirir por un precio en Alemania (con un IVA del 19 %) de 108.944 euros, configurado con un sistema de tracción híbrido avanzado y el equipamiento de lujo característico en la Clase S.

Tras el S 400 HYBRID y el S 300 BlueTEC Hybrid, el S 500 Hybrid plug-in es el tercer modelo híbrido en la nueva clase S, pero a diferencia de los dos anteriores se puede recargar externamente a través de un puerto de carga situado en el lado derecho de la defensa trasera.

Con el fin de reforzar la confianza de los clientes en el nuevo sistema híbrido enchufable, Mercedes-Benz emite un certificado con la compra que obliga a la marca a solventar cualquier fallo técnicos en los primeros seis años de propiedad o hasta los 100.000 kilómetros.

El nuevo S 500 Hybrid plug-in es una berlina que ofrece el rendimiento de una equivalente dotada de un V8, pero con un V6, en este caso turboalimentado y completado con tracción híbrida, para llegar a una entrega de potencia de 442 caballos y un par motor de 650 Nm.

El motor de combustión entrega una potencia de 333 caballos, en tanto el motor eléctrico rinde 85 kW (115 CV), con 340 Nm de par disponible desde cero.

Con este potencial, esta versión acelera de 0 a 100 km/h en sólo 5,2 segundos y puede cubrir una distancia de hasta 33 kilómetros en modo cien por cien eléctrico.

La carga de la batería puede realizarse en 3 horas conectada a una caja de pared con un puerto de 400 V y 16 Amperios.

El consumo homologado se sitúa en 2,8 litros cada cien kilómetros, lo que supone una emisión de CO2 de 65 gramos por kilómetro.

El sistema de gestión energética selecciona automáticamente la combinación ideal del motor de combustión interna y el motor eléctrico y, al hacerlo, no sólo se adapta su estrategia en función del estado de carga de la batería, ya que también se ajusta de acuerdo con el tráfico o ruta.

El conductor, no obstante, puede intervenir manualmente con la ayuda de cuatro modos de funcionamiento y tres modos de regulación de la transmisión.

El S 500 Hybrid plug-in, que sólo está disponible en la versión de carrocería larga, dispone de un amplio equipamiento que incluye un estreno, el que permite el control de climatización programado y a distancia.