Mercedes anuncia la tercera generación del roadster SLK:

Agencia EFE13 ene 2011
Mercedes-Benz ha anunciado el próximo lanzamiento de la tercera generación del roadster (deportivo biplaza) SLK que, a los condicionantes deportivos de este segmento, une una gama de motores de cuatro y seis cilindros, que reducen el consumo de media hasta un 25 por ciento.

Según informó hoy la filial española de la marca de la estrella un componente distintivo del nuevo modelo será el nuevo techo retráctil panorámico Magic Sky Control que se puede oscurecer en varios tonos a gusto del conductor con solo pulsar un botón.

La mayor eficiencia en el consumo se apoya en el equipamiento de serie en todos los motores del sistema de parada y arranque automáticos, bajo la designación ECO, propia de la marca de la estrella.

El nuevo diseño realza la figura de roadster del modelo con un capó largo seguido de un habitáculo compacto en posición retrasada y de una zaga corta.

La parrilla del radiador, erguida y firme, ostenta los rasgos característicos del nuevo diseño de Mercedes-Benz.

Según la marca, la arquitectura del nuevo SLK recuerda al legendario 190 SL de los años cincuenta, considerado el precursor de este modelo, aunque también se han dado cabida a similitudes con el nuevo alas de gaviota SLS AMG de Mercedes-Benz y con el nuevo CLS.

A pesar de su sección delantera y de su mayor superficie frontal, el coeficiente de resistencia aerodinámica del roadster alcanza un valor de 0,30, frente al 0,32 del predecesor

El interior se caracteriza por una elegancia deportiva y por el uso de materiales auténticos de alta calidad y acabados artesanales.

La gama de lanzamiento cuenta con tres nuevas opciones motrices, todas ellas con el sistema de alimentación por inyección directa de gasolina.

Los motores son, con la arquitectura de cuatro cilindros, el 200 BlueEFFICIENCY y SLK 250 BlueEFFICIENCY, que desarrollan 184 y 204 CV, respectivamente a partir de sus 1.8 litros de cilindrada.

Se complementan con la novedad plena del V6 350 BlueFFICIENCY, de 306 CV y 3.5 litros de capacidad, que presenta unas prestaciones consistentes en un consumo de 7,1 litros, unas emisiones de CO2 de 167 g/km, una velocidad máxima de 250 km/h y una aceleración de 0-100 km/h en 5,6 segundos

El escalón inicial es el SLK 200 BlueEFFICIENCY, que puede equipar el cambio automático optimizado opcional 7G-TRONIC PLUS y consume 6,1 l./100 km, al tiempo que emite 142 g/km de CO2, acelera de 0-100 km/h en 7 segundo y alcanza una velocidad máxima de 237 km/h (con cambio manual, 240 km/h).

En los elementos dinámicos se cuenta con tres variantes de tren de rodaje: la suspensión mecánica convencional, una suspensión deportiva con muelles y amortiguadores más rígidos y un paquete dinámico que incluye un tren de rodaje con regulación progresiva de los amortiguadores.