Mercedes-AMG C63: En 2015 hasta 510 cv

camg_portada_9a22dd2970e26eabb6ba07506.jpg
Enrique Marco30 sep 2014
Las variantes más potentes y deportivas de la nueva Clase C de Mercedes se mostrarán por primera vez esta semana en París, y llegarán a los concesionarios a principios de 2015 con carrocería sedán y familiar. Su corazón es un V8 Biturbo de 4 litros en versiones de 476 y 510 cv.
El próximo Salón del Automóvil de París que se inaugura esta misma semana será testigo del estreno de las nuevas versiones AMG del actual Clase C de Mercedes. Ahora se cambia la nomenclatura para denominarlos Mercedes-AMG C63 (antes Mercedes-Benz C63 AMG), se ofrecerá en dos variantes de potencia y preparación, con carrocería sedán o familiar, y llegará a los concesionarios en la primera parte de 2015. Respecto al Mercedes-Benz C63 AMG de la anterior generación las diferencias conceptuales son muy notables, pues técnicamente este modelo tomas unas soluciones similares a las del deportivo recientemente presentado AMG GT.Ahora se cambia la nomenclatura para denominarlos Mercedes-AMG C63 (antes Mercedes-Benz C63 AMG)
Los próximos Mercedes-AMG C63 y C63 S incorporan un motor 4.0 V8 Biturbo como el del deportivo AMG GT. En el caso de la berlina y del familiar (Estate) las escalas de potencia son de 476 y 510 cv respectivamente, por lo que el Clase C firmado por AMG más básico ya es más potente que las realizaciones más deportivas de sus dos eternos rivales: BMW M4 de 431 cv y Audi RS4 de 450 cv. Si nos fijamos en la versión C63 S vemos como marca un registro en aceleración de 0 a 100 km/h de 4 segundos, el modelo más rápido de su categoría.

camg_xc_cdf979be6b426805cec877087.jpg

Respecto al anterior C63 AMG se conserva el número y disposición de los cilindros –V8- pero mientras que el anterior recurría a un enorme bloque de 6,3 litros y aspiración normal, el actual es un 4,0 litros con dos turbos; por lo que el cambio ha sido radical. No cabe duda de que el nuevo propulsor es más efectivo, y con un par motor que oscila entre 650 y 700 Nm el nuevo Mercedes-AMG C63 se muestra más rápido en todas las mediciones, además de notablemente menos bebedor. De hecho, los 8,2 l/100 km que declara como consumo medio homologado lo convierten en el más frugal de su categoría.

camg_xa_40f7c1126645ba7f2df1a61cd.jpg

Como era de esperar la propulsión va a las ruedas traseras y para la caja de cambios se cuenta con una automática de 7 velocidades. Además cuenta con el "AMG Dynamic Select" que ofrece diversos modos de conducción: "C" (el eficiente), "I" (el previamente configurado como “individual”), "S" (Sport), "S+" (más deportivo) y un quinto modo exclusivo para la versión C63 S, el "Race" (orientado a circuito). Según el modo seleccionado se modifican diferentes parámetros de motor, dirección, suspensión, cambio e incluso el sonido de escape. Opcionalmente la versión S podrá pedirse con frenos cerámicos; mientras que las llantas son de 18 pulgadas para el modelo de 476 cv y de 19 para el de 510 cv.

camg_xb_60ec517484b633255bba57e18.jpg

Estéticamente resulta muy discreto, y nada hace pensar que bajo el capó se escondan unos 500 cv. Al detalle sí observamos varias diferencias en su exterior, como las lamas de la parrilla central de nuevo diseño (dos y en una ubicación más centrada y próxima) o la entrada de aire inferior más generosa. En los laterales lleva la inscripción "V8 Biturbo" y en la trasera se identifica rápidamente por la cuádruple salida de escape, además de por la inscripción “C63” o “C63 S”. En el interior observamos varios detalles, unos de serie y otros como opción. Por ejemplo el pequeño volante deportivo viene achatado en su parte interior y con partes recubiertas de piel vuelta, mientras que los asientos pueden ser muy deportivos, casi backets de competición. La menor cilindrada y la apuesta por un doble turbo lo convierten en el coche más rápido de su categoría