McLaren MP4-12C: De la Fórmula Uno a la carretera

a fondo McLaren MP4-12C 1
Enrique Marco10 sep 2009
Ahora llega una nueva era para McLaren, que presenta su modelo MP4-12C y anuncia que en el futuro lanzará más modelos.
Todo el mundo conoce la escudería de Fórmula Uno McLaren Mercedes, y la mayoría de los aficionados al automovilismo sabrán también que, en su sede central de Woking (Reino Unido), se han producido durante los últimos años las 2.100 unidades del espectacular Mercedes SLR McLaren y las 75 del SLR Stirling Moss. Los más puestos en el tema habrán oído hablar igualmente de las 107 unidades del McLaren F1 que se produjeron entre 1993 y 1998, un automóvil que se coronó en la cima de los superdeportivos de la época por su rapidez y eficacia, y que hoy es una codiciada pieza de colección (en una de las fotografías de la galería aparece junto al nuevo modelo y en el mismo color).
Ahora llega una nueva era para McLaren, que presenta su modelo MP4-12C y anuncia que en el futuro lanzará más modelos. Este primer vehículo, en el que Ron Dennis deposita su confianza, comenzará a construirse a principios de 2010 y llegará a los concesionarios ya en 2011. Para ello creará una completa red de ventas, entre la que se contempla un concesionario en España. No será tan exclusivo como aquel McLaren F1 de los años 90, pues a falta de fijar el precio se anticipa que podría costar poco más de 200.000 euros, por lo que entraría en la categoría de, por ejemplo, el Ferrari 458 Italia y el Lamborghini Murciélago.
Como aún falta mucho para que llegue al mercado apenas conocemos datos técnicos; no obstante, ya se han dado unas cuantas pistas, entre las que destaca por encima de todo su estructura fabricada en fibra de carbono. Sorprende que el motor no sea de Mercedes, pues se avanza que tanto el propulsor como la caja de cambios son de fabricación propia, en concreto un 3.8 V8 biturbo de unos 600 cv asociado a una caja de cambios automática de doble embrague y siete velocidades.
Estéticamente el nuevo McLaren MP4-12C se parece bastante al F1 de los 90, y presenta un diseño limpio, deportivo y aerodinámico; mientras que el interior resulta muy racing, con un verdadero puesto de conducción de coche de carreras. Más adelante ampliaremos la información de este excitante modelo que pretende hacerse un hueco entre los deportivos más exclusivos del mundo; y, por lo que parece, argumentos para lograrlo no le faltan.