Mazda6 2010: La berlina más deportiva

a fondo Mazda6 2010 1
Raúl Toledano06 abr 2010
El Mazda6, que está a la venta por un precio de 22.950 euros con carrocería de cuatro o cinco puertas y 26.800 euros con carrocería familiar, incluye ligeros retoques en su imagen exterior e interior
La semana pasada realizamos en Autocity una comparativa entre las berlinas generalistas más pujantes y vendidas en España. En dicho duelo no incluimos algunos modelos interesantes y que cada vez tienen más auge en el mercado europeo. Es el caso del Mazda6, una alternativa estupenda y deportiva ante rivales con tanta tradición (Ford Mondeo) innovación (Opel Insignia) o confort (Citroën C5); o ante otras berlinas niponas, con un recorrido más dilatado (Honda Accord) y con un público más fiel (Toyota Avensis) que la propia Mazda. Para esta ocasión, el Mazda6, que está a la venta por un precio de 22.950 euros con carrocería de cuatro o cinco puertas y 26.800 euros con carrocería familiar, incluye ligeros retoques en su imagen exterior e interior, además de mejoras en las mecánicas, con la intención de reducir el consumo tanto en ciclo gasolina como diésel, y optimización del chasis para aumentar el confort de la marcha.
El que fuese el sucesor del Mazda 626 tiene en su versión 2010 un modelo que mantiene las virtudes de la generación 2008, realzando aspectos en términos de seguridad y equipamiento, seguramente, en detrimento de la agilidad que inspiraba el modelo 2008: de todas formas sigue siendo una berlina sumamente deportiva. Con cuatro niveles de equipamiento disponibles para los clientes, Active, Style, Style+ y Sportive, el Mazda6, que hasta noviembre de 2009 había vendido 268.000 unidades en todo el mundo, incluye en los acabados más altos de gama el sistema de alumbrado en curva, la ayuda de arranque en pendiente (HLA) asociado al control de estabilidad (DSC) y un sistema de señal de parada de emergencia (ESS) por el cual, en caso de frenada brusca, los intermitentes se activan automáticamente.
Los modelos de cuatro y cinco puertas no alteran sus medidas, mientras que la eslora del Mazda6 con carrocería familiar crece tres centímetros, hasta los 4,78 metros. Las versiones de cuatro y cinco puertas tienen un Cx de 0,27. En el caso del modelo familiar (Wagon) el Cx es de 0,28. Desde luego que los ingenieros japoneses se han remangado (tendremos que confirmarlo en la próxima prueba de fondo) en aspectos como la suspensión delantera (más confortable gracias al doble trapecio montado en posición elevada) y trasera (anclajes multibrazo que le confieren al modelo una mayor rígidez respecto a otros rivales del segmento D), la aerodinámica (nuevo deflector y spoiler delanteros más anchos; unos deflectores más grandes en los neumáticos traseros para obtener una mayor estabilidad en vías rápidas) y una dirección revisada.
Los cambios estéticos más destacables los sufren los grupos ópticos (en forma de ala, tanto los delanteros como los traseros) y los paragolpes, aumentando inlcuso el estilo deportivo y dinámico de la generación 2008. Las llantas pueden ser de 17 o 18 pulgadas, según la versión. Además se ha rediseñado la línea de los faros antinieblas. Las modificaciones también alcanzan el interior del coche, con una nueva estética del cuadro de mandos, volante y consola central, que, tanto con el acabado en colo negro, mate o cepillado, transmiten una imagen espacial del habitáculo. Por último, el diseño y los materiales de las tapicerías son nuevos.
La gama de motores se mantiene en seis versiones, tres de gasolina y tres diésel. El motor que, a juicio de los responsables de la marca, será de mayor volumen entre los gasolina será el 2.0 DISI de 155 cv que sustituye al 2.0 de 147 cv y que, gracias a un nuevo catalizador y a una transmisión automática de cinco velocidades con un nuevo convertidor de par (de serie según la versión), contendrá el consumo medio de combustible, fijado en 6,9 l/100 km. Por debajo del 2.0 DISI se posiciona el 1.8 litros de 120 cv y 6,5 l/100 km de consumo de combustible y por encima, el 2.5 de 170 cv que no cambia en nada con respecto al de hace dos años. En el ciclo diésel, el motor common-rail 2.2 CRTD con un turbocompresor más pequeño estará disponible en tres niveles de potencia: 129 cv (5,2 l/100 km), 163 cv (5,4 l/100 km) y 180 cv (5,4 l7100 km).