Mazda6 2.2 diésel: Nuevo diésel más potente y ecológico

a fondo Mazda6 2.2 diésel 1
Diego Zotes11 nov 2008
Llega un nuevo motor diésel para el excitante Mazda6 con tres escalas de potencia (125, 163 y 185 cv) mejorando notablemente su refinamiento y sus prestaciones y manteniendo unos consumos de los mas bajos del segmento.
Hace apenas un año que la marca japonesa Mazda presentase la nueva generación del Mazda6, mientras que hace casi un año que en Autocity ya dimos cumplida cuenta del lanzamiento del Mazda6 con motor diésel y una nueva versión Wagon, adoptando una importante puesta al día en diseño y en calidad así como con un propulsor diésel de 2.0 litros con 140 cv más prestacional y menos contaminante que en las anterior generación. Con ello pasaba a competir con argumentos con los recientes lanzamientos de nuevas berlinas medias con un aporte tecnológico bastante amplio, donde encontramos fundamentalmente modelos comerciales como los nuevos Honda Accord, Opel Insignia o Citroën C5, el Volkswagen Passat o el más premium de todos, el Audi A4. Pero ahora llega un nuevo motor diésel más potente, más prestacional y más económico, con lo que se enfrenta a sus rivales con mayor autoridad si cabe, contando con que el precio final ofrece siempre una mejor relación calidad/precio/equipamiento.
Pese a que inicialmente se lanzó con varias motorizaciones de gasolina y una diésel, ésta última con una única posibilidad de 140 cv, hemos de confesar que ostentaba una oferta algo escasa aunque no fue un obstáculo para que se convirtiera en una referencia en el segmento. Ahora, para dotar al Mazda6 de un mayor espíritu dinámico Zoom-zoom y aumentar su refinamiento, presentan un nuevo propulsor diésel de 2,2 litros mucho más eficiente, que se adaptará a las tres carrocerías a partir de su lanzamiento en el próximo mes de diciembre, con tres escalas de potencia que dan respuesta a mayor tipología de necesidades y con unas elevadas cifras de prestaciones, que además, logran unos consumos y unas cifras de emisiones menores.
Se trata de un nuevo turbodiésel de cuatro cilindros con 2,2 litros de cilindrada con inyección directa por common rail con un innovador filtro de partículas de serie, que desarrolla hasta tres potencias distintas: 125 cv, 163 cv y 185 cv, alcanzando hasta un 30% más de potencia, ofreciendo una mejor respuesta al acelerador, un mayor refinamiento y silencio de rodadura, manteniendo además las cifras de consumo medio en las tres versiones iguales que en la generación anterior.
Todo esto se consigue principalmente mediante un importante trabajo para la optimización del rendimiento de la geometría variable del turbocompresor (VGT), un nuevo sistema de inyección con mayor presión, llegando a entregar hasta 400 Nm de par motor en la versión de 185 cv, mientras se muestra menos tragón que en la versión anterior y mucho más ecológico, dejando el consumo combinado en sólo 5,6 litros a los 100 km, cifras de récord en la categoría. Esto es gracias a la aplicación de un nuevo Filtro de Partículas DPF de serie con matriz cerámica mucho más eficiente que elimina mucho más rápido las partículas contaminantes.
A este nuevo motor le acompaña un nuevo sistema de seguridad denominado Asistente al Cambio de Carril (LCA), que detecta coches que se acercan lateralmente hasta 50 metros por detrás para evitar los ángulos muertos cuando el conductor activa los intermitentes, calculando la velocidad de los coches que se acercan por ambos lados y reflejándolo en el interior del coche junto a los espejos retrovisores. Este sistema está de serie en los acabados Sportive y Luxury, no así en el Active.
En cuanto a los acabados, el básico Active se puede combinar con el motor diésel 2.2 de 125 y de 163 cv, incluyendo de serie elementos como faros antiniebla, ABS, control de tracción TCS y el dinámico de estabilidad DSC, así como sensores de lluvia y luces, 6 airbags, control de velocidad, climatizador dual, controles en el volante, sistema Bluetooth, llantas de 17 pulgadas o equipo de audio con conector auxiliar para MP3 con cargador de 6 cd´s. Además, el motor de 125 cv sólo se puede solicitar con la versión de 4 y 5 puertas, no con el Station Wagon. La versión Sportive se puede combinar con las versiones de 163 y de 185 cv y sólo con la carrrocería de 5 puertas, añadiendo el asistente de cambio de carril LCA, llave inteligente, faros bi-xenón, aditamentos deportivos con llantas de 18 pulgadas, equipo de audio Bose o tapicería mixta cuero-alcántara. El más alto equipamiento Luxury se combina con los motores de 163 y 185 cv, añadiendo sobre el Sportive sensores de aparcamiento, asientos con regulación eléctrica y tapicería de cuero. Entre las opciones sólo encontramos la pintura metalizada, el techo solar y el navegador.
En cuanto a los precios de esta nueva versión diésel no están del todo definidos, pero lo que sí sabemos es que irán desde los 25.000 hasta los 33.000 euros de las versiones más equipadas.