Mazda Shinari Concept: Esencialmente deportivo

a fondo Mazda Shinari Concept 1
Raúl Toledano06 sep 2010
Mazda, la marca japonesa más deportiva, saca a la luz el prototipo Shinari, en el cual quedan encarnadas todos los trazos futuristas, atléticos y de musculatura en movimiento de los próximos modelos de la firma
Esencialmente deportivo
Mazda, la marca japonesa que derrama más gotas deportivas en los últimos años en sus modelos de calle, saca a la luz el prototipo Shinari, en el cual quedan encarnadas todos los trazos futuristas, atléticos y de musculatura en movimiento, que, ya en la actualidad, expresa su gama de modelos: Mazda6, Mazda3, Mazda CX-7 Desde el primer Mazda6, año 2002, la firma ha recibido hasta 30 galardones internacionales por sus diseños. El coupé de cuatro puertas y cuatro plazas que tenemos ante nosotros será la base de los nuevos modelos de Mazda a partir de algo más de un año. El Shinari es la piedra angular de un nuevo lenguaje, del desarrollo del actual mensaje de marca Zoom-zoom.
La belleza de sus líneas, fluidas y dinámicas, arrancan en un morro alargado, achatado en su parte central, para abrirse paso a través de dos nervaduras laterales que recogen unos pasos de ruedas sobredimensionados. El resultado final, un frontal agresivo, con pequeños y rasgados grupos ópticos y una parilla de diseño futurista en forma de V que desciende tanto y tanto que roza el paragolpes delantero, donde un difusor pone el cierre. Lateralmente el coche transmite una fuerza sobrenatural, con unos llantas de doble radio de grandes dimensiones y una línea de cintura que queda muy arriba, dejando unas ventanillas de escasas dimensiones, remarcando así la línea coupé del coche. Unas pequeñas branquias bajo unos diminutos y aerodinámicos retrovisores, un techo panorámico con una caída suave hacia una zaga, que, con unos rasgos más afilados, recuerda a la actual generación del Mazda6, y una tapa de maletero situada bastante arriba, completan la figura en movimiento de Mazda.
Tan simple como hermoso, el Shinari destaca en su interior por los detalles minimalistas, gracias a los cuales se respira una serena calidad. Los innumerables complementos de disfrute audio, animación, consola, botones, relojes- recalcan que para Mazda ya no lo es todo sus diseños, también quieren resolver sus máquinas con interiores de gran exclusividad. Entre los detalles llamativos, la incorporación de una cámara en su frontal con la que poder grabar diversas situaciones al volante.
Mucho se habla pues de este prototipo, que, quién sabe, podría ser el hermano deportivo todopoderoso de la marca, el soñado Mazda RX-9. Con el RX-8 como gran icono deportivo de la firma, el diseño de este prototipo está encabezado por Ikuo Maeda, hijo de Matasaburo Maeda, el creador del icónico RX-7, quien quiso enfatizar la fuerza de su motor rotativo. Lo cierto es que la historia de Mazda, ya 90 años desde su nacimiento, está adornada de un halo de futurismo concebido en todos sus Concpet Car que más tarde se convirtieron en modelos de calle. Hace un par de años, en el Salón del Automóvil de Moscú, los focos deslumbraban a otro prototipo, el Kazamai, un SUV, que significa remolinos en el aire. Los trazos del Shinari, alma en movimiento, apuntan a que se aplicarán en primer lugar a la nueva generación del Mazda6, para posteriormente extenderse a toda la gama. Una certeza es que no estará en el Salón de París. Una incógnita es que si algún día este Shinari se convertirá en el modelo más deportivo de la historia de Mazda.