Mazda posiciona precios y gama de modelos para atacar el mercado:

Agencia EFE18 oct 2011
Mazda ha adoptado una estrategia en el mercado español de reposicionar su gama de modelos y los precios con el objeto de atacar un mercado en coyuntura muy negativa, anunció hoy el director de Marketing de la filial española de este fabricante automovilístico japonés, Rafael Alférez.

Esta estrategia, englobada en la denominación Mazda Challenge, busca recuperar ventas de la citada marca en el mercado español, cuya cuota de mercado ha pasado de un 1 % en 2010 al 0,8 % en lo que va de este año.

Alférez señaló que con esta iniciativa se busca captar clientes que hagan que, por lo menos en el último trimestre del año, se logre recuperar ese registro de cuota del 1 %.

El directivo de Mazda-España significó el cambio de hábitos en la compra de coches que ha traído la crisis económica, de modo que en el último año se ha observado que los clientes buscan ahora segmentos y motorizaciones un escalón por debajo de lo que se inclinaban antes.

La filial española de Mazda actuará sobre sus modelos de volumen, es decir la berlina 6, el compacto 3, el movolumen 5 y el crossover CX7.

Un ejemplo expuesto por Alférez es que el Mazda6 que, antes de la crisis tenía su referente de venta en la versión diesel de 163 CV, ahora se orienta al de 129 CV y se fija un precio de 21.800 euros, cinco mil por debajo del anterior referente y con el mismo nivel de equipamiento.

Dentro de este modelo, que ocupa un cuota de ventas del 4 % en el segmento de las berlinas medias-altas, se establece un descuento para toda la gama de 1.000 euros, con lo que "entra en el núcleo del mercado", dijo Alférez.

En el Mazda5, en la versión de gasolina, que copa un 15 % de las ventas, el descuento a aplicar será de 3.000 euros, y se establece otro de mil para el resto de versiones de la gama.

En el CX7 se aplicará en todas las versiones un descuento de 1.500 euros y se mantiene el mismo equipamiento.

Para el Mazda3, se establece un precio de partida de 14.900 euros y se fija otro de 16.900 para el modelo reformado, que llegará al mercado en breve.

El directivo de Mazda-España indicó que la marca tiene la desventaja de que el 95 % de sus ventas se dirigen por el canal de particulares, que en lo que va de año ha reducido las compras de coches por encima del 30 %.

Alférez admitió que pondrán más énfasis en los canales de flotas de empresa y de rent a car, hasta ahora prácticamente marginales (unas 200 unidades), pero estas actuaciones se desmarcan de la estrategia presentada hoy y se abordarán reforzando los departamentos específicos de esta filial.

El directo de Marketing puntualizó que la estrategia con los canales empresariales será pasiva en el suministro de grandes flotas y mucha más activa en lo que concierne a coches de empresa que elige el particular.