Mazda perdió 1.012 millones de euros durante el ejercicio fiscal 2011:

Mazda perdió 1.012 millones de euros durante el ejercicio fiscal 2011 1
Agencia EFE27 abr 2012
El fabricante de vehículos nipón Mazda Motor registró una pérdida neta de 107.733 millones de yenes (1.012 millones de euros) durante el ejercicio fiscal 2011, informó hoy la compañía.

La pérdida cosechada este año fiscal, que en Japón concluyó el pasado 31 de marzo, está en línea con las últimas estimaciones del fabricante de Hiroshima y supone casi el doble que la registrada en el ejercicio 2010, cuando perdió 60.042 millones de yenes (563 millones de euros).

La empresa, que en febrero anunció una ampliación de capital para implementar un plan de reforma estructural que busca desarrollar nuevas tecnologías y fortalecer operaciones en el exterior, atribuye los malos resultados a la caída de las ventas en China y Europa, al impacto de las inundaciones de Tailandia y a la fortaleza del yen.

Mazda registró además una pérdida operativa de 38.718 millones de yenes (363 millones de euros), que contrasta con los 23.835 millones de yenes (223 millones de euros) de beneficio operativo del año anterior.

Sus ingresos por ventas fueron de 2,03 billones de yenes, lo que supone un 12,6 por ciento menos que lo ingresado en el ejercicio 2010.

Pese a que sus ventas se ampliaron en Estados Unidos un 8,5 por ciento con respecto al ejercicio fiscal 2010, y en Japón se mantuvieron prácticamente en el mismo nivel que en el año anterior, la comercialización de sus vehículos en Europa disminuyó un importante 13,6 por ciento interanual.

En China, donde el modelo Mazda 3 conserva aún un buen rendimiento, el fabricante nipón vendió un 5,6 por ciento menos que durante el pasado ejercicio debido al aumento de la presión de sus competidores y 'a un descenso de la demanda de los vehículos compactos', según el comunicado difundido hoy por la empresa.

El impacto de las inundaciones de 2011 en Tailandia, donde Mazda cuenta con varias fábricas, le supuso directamente una caída del 4,7 por ciento en el volumen de vehículos comercializados en otros mercados.