Mazda Motor perdió 1.125 millones de euros entre abril y diciembre:

Mazda Motor perdió 1.125 millones de euros entre abril y diciembre 1
Agencia EFE02 feb 2012
El fabricante japonés de vehículos Mazda Motor perdió entre abril y diciembre del año pasado 112.844 millones de yenes (1.125 millones de euros) debido a la crisis global, las inundaciones en Tailandia y la fortaleza del yen, informó hoy la compañía.

El dato contrasta con el beneficio neto de 2.846 de millones de yenes (28,3 millones de euros) registrado por la empresa en el mismo periodo del año precedente.

El fabricante de Hiroshima registró en los nueve primeros meses del año fiscal nipón, que concluye el 31 de marzo, una pérdida operativa de 54.279 millones de yenes (541 millones de euros), frente al beneficio operativo de 13.232 millones de yenes (131 millones de euros) del mismo periodo de 2010.

Sus ventas cayeron un 17,4 por ciento y se situaron en 1,41 billones de yenes (14.146 millones de euros).

En un comunicado, la empresa reconoció que a pesar de que la economía de Estados Unidos, uno de sus principales mercados en el exterior, mostró signos de recuperación entre abril y diciembre, 'la situación económica global permaneció incierta'.

Mazda citó la crisis de deuda soberana en Europa, los daños causados por las inundaciones en Tailandia, donde la compañía tiene instalaciones, la desaceleración del crecimiento de China y la fortaleza del yen como factores que han golpeado su rendimiento.

Durante el trimestre octubre-diciembre, el quinto fabricante japonés del motor tuvo una pérdida neta de 72.965 millones de yenes (727 millones de euros), por encima de los 2.670 millones (26 millones de euros) de números rojos del mismo periodo de 2010.

En ese trimestre, tercero del año fiscal nipón, Mazda presentó una pérdida operativa de 32.643 millones de yenes (325 millones de euros), frente al beneficio operativo de 1.054 millones de yenes (10,5 millones de euros) del año anterior.

Sus ingresos por ventas se redujeron un 18 por ciento interanual, hasta los 459.140 millones de yenes (4.575 millones de euros).

Para todo el ejercicio 2012, la empresa prevé una pérdida neta de unos 100.000 millones de yenes (996 millones de euros), así como una pérdida operativa de 40.000 millones de yenes (398 millones de euros) y una caída de las ventas del 11,9 por ciento, hasta los 2,05 billones de yenes (20.431 millones de euros).