Mazda 6 Wagon 2.2 CRTD: Para papás viajeros

a fondo Mazda 6 Wagon 2.2 CRTD 1
Raúl Toledano23 ene 2012
No es rapidísimo, pero cumple dinámicamente con el posicionamiento de marca de Mazda: excelente calidad de rodadura y sublime chasis. Son 129 cv diésel y más espacio en habitáculo y maletero con respecto a la berlina Mazda 6
A fondo

-Espacio y capacidad de carga
-Comportamiento muy agradable
-Motor eficiente y refinado
-Elementos decorativos algo sombríos
-Volante sobrecargado de información
-Plaza central traseraEn España siempre ha existido una sospecha generalizada sobre las bondades de las carrocerías familiares, modelos de gran capacidad derivados de las berlinas, éstas, con una mayor aceptación en nuestro país. Sin embargo, los fabricantes, apremiados por las necesidades de espacio en mercados de Europa central y oriental, han volcado sus esfuerzos en mejorar capacidades, prestaciones y dinamismo para que sus rancheras nada tengan que envidiar ni siquiera en diseño, una de las parcelas en las que más han progresado los diferentes modelos de la categoría- a SUV o monovolúmenes, en auge en los últimos tiempos.
a favorEspacio y capacidad de cargaComportamiento muy agradableMotor eficiente y refinadoen contraElementos decorativos algo sombríosVolante sobrecargado de informaciónPlaza central trasera

Y el fabricante japonés Mazda, que siempre ha sacado altas notas en los apartados de estética exterior y calidad global de marcha, postula a su Mazda 6 Wagon como una de las alternativas más divertidas menos neutra- para conducir en familia: son 4,79 metros de longitud que le permiten alojar una capacidad de carga de 519 litros en el maletero (ampliables a 1.751 l) y un motor turbodiésel common rail con una cilindrada de 2.183 cm3, cambio manual de seis velocidades y 129 cv de potencia que, junto a un chasis de gran estabilidad, harán las delicias, por refinamiento, eficiencia y agilidad, de los padres/madres de familia más intrépidos.El Mazda 6 Wagon es una de las carrocerías familiares más divertidas del mercado
Uno de los grandes logros de esta variante es comprobar cómo la marca de Hiroshima ha integrado perfectamente la línea exterior elegante y atractiva de la berlina Mazda 6 en 4 y 5 puertas- de la que deriva, con ciertas insinuaciones deportivas abultados pasos de ruedas- y de coche campero los clásicos raíles sobre el techo- que se agradecen, y al mismo tiempo ha añadido un montante trasero muy bien esculpido: con un gran portón trasero de fácil apertura- que da acceso a un maletero trasero grande, práctico y capaz un piso de carga plano y una altura perfecta para las maniobras de carga-, las virtudes tradicionales de este tipo de vehículos.

a fondo Mazda 6 Wagon 2.2 CRTD 2

La habitabilidad interior también mejora sensiblemente en comparación a la berlina. El Mazda 6 Wagon es más grande por dentro, siendo un vehículo más óptimo que el 4 y 5p para viajes largos: qué no falte el espacio para familias, equipaje incluido. La línea exterior del coche provoca que haya más centímetros en la fila trasera, tanto para estirar las piernas como de altura hasta el techo. De todas formas, la plaza central trasera sigue siendo, por diseño y textura, muy justa para un adulto en largos trayectos.
"Buena oportunidad para hacerse con esta variante de 129 cv diésel"Los fabricantes están tan interesados en que esta subcategoría crezca que están casi regalando estos centímetros extras de los que presumen sus carrocerías familiares. Mazda, por ejemplo, ha sacado de catálogo esta variante de potencia de 129 cv del motor turbodiésel 2.2 litros para su ranchera, pero como en stock sigue teniendo muchas unidades del modelo es decir hay muchas unidades paradas, sin matricular- lo está vendiendo en la propia red de concesionarios de la marca y en la herramienta outlet que tiene en internet a precios muy competitivos: esta unidad, con el acabado intermedio Style, por 23.150 .Buena oportunidad para hacerse con esta variante de 129 cv diésel
El ramillete de oponentes del Mazda 6 Wagon es interminable. Por eso de la rivalidad entre paisanos, sus adversarios naturales son el Toyota Avensis Wagon y el Honda Accord Tourer. Por eso de las modas, el Peugeot 508 SW y el Opel Insignia Sports Tourer viven un muy buen momento, y también son dos unidades que presumen de espacio, calidad generalizada y prestancias dinámicas. Y por eso de la excelente puesta punto del chasis por parte de los ingenieros japoneses, el protagonista de hoy no tiene nada que envidiar a las berlinas familiares más ágiles del mercado: un BMW Serie 3 Touring o el veterano Alfa 159 Sportwagon.
"Alguna pequeña laguna en el acabado interior"Volviendo al interior del coche, la aplicación de materiales, el ordenamiento de la botonería y los ajustes finales son correctos en el Mazda 6 Wagon. Se echan en falta tanto algún elemento decorativo que contraste con el negro predominante como más y mejores acolchamientos: los plásticos duros copan las partes más visibles de puertas, salpicadero y consola, restando calidad global al habitáculo. La consola central resulta moderna en su parte inferior, destacando los tres selectores de la climatización, y algo más anticuada por arriba, donde una pequeña pantalla digital recoge todos los datos de información del coche.Alguna pequeña laguna en el acabado interior
Por su parte, el puesto de conducción aporta un perfecto equilibrio entre comodidad y deportividad: las butacas delanteras son amplias con todos los ajustes manuales- al alcance del conductor, ofrecen un mullido muy agradable y sujetan perfectamente sin llegar a incomodar en largos viajes. Por otra parte, el volante es regulable en altura y profundidad, tiene un tamaño perfecto el aro quizá es algo estrecho y resta sensación de agarre entre neumáticos y carretera- y ofrece abundante botonería en un primer contacto puede abrumar tanto mando- para manejar todos los datos del ordenador de abordo, el audio/CD, el bluetooth para el teléfono móvil y el control crucero. El cuadro de mandos, con dos grandes esferas analógicas, facilita una lectura clara, agradable y con un toque deportivo.
Completa el equipamiento de serie en nuestra unidad de prueba Style: aplicaciones de cuero en volante, pomo y palanca, sensores de lluvia e iluminación, lunas traseras tintadas, climatizador bizona, llantas de 17, asistente de arranque en pendiente, las ya citadas barras sobre el techo, numerosos airbags y todos los dispositivos de seguridad habituales de un coche generalista de este nivel. Con este acabado no se puede equipar la iluminación de xenón ni el navegador.

El motor turbodiésel 2.2 CRTD en su escalón inferior de potencia, 129 cv, es tan suave como eficiente. Su refinado funcionamiento limpia de ruidos mecánicos el habitáculo. Su consumo real, 5,8 l/100 km, combinando autovías, carreteras de montaña y trayectos urbanos, nos deja con la boca abierta: con su depósito lleno de 64 litros la autonomía supera los 1.000 km. Si a esta fórmula le añadimos un tercer elemento, que es una suspensión perfectamente trabajada para ser tan cómoda en carretera abierta como estable en zona de curvas con una dirección rápida y precisa-, resolvemos la ecuación: el Mazda 6 Wagon es un sobresaliente rutero que brilla por comportamiento, comodidad y agilidad.Más de 1.000 km sin repostar a un ritmo ágil y con un aplomo excelente
¿Le falta potencia? Con los datos en la mano sí que puede quedarse algo corto (10,9 segundos de 0 a 100 km/h y 196 km/h de velocidad punta no le convierte en el familiar más rapido del mercado), pero repasando la legislación en Seguridad Vial en España y con las sensaciones de conducción tampoco creemos que exista mucha diferencia con el Mazda 6 turbodiésel de 163 cv, que nuestro compañero David Ordás probó hace unos meses sobre la carrocería sedán. El 163 cv es 1.000 más caro, en conducción real gasta tranquilamente un litro más de combustible, apenas aumenta en 20 Nm su par máximo disponible -360 por 340 Nm- y la respuesta del acelerador es muy similar. En descargo del 163 cv hay que decir que es más elástico se estira con ímpetu por encima de las 3.000 vueltas- y que su aceleración desde parado está por debajo de los 9 segundos, poniendo de manifiesto una excelente relación tamaño/potencia.

a fondo Mazda 6 Wagon 2.2 CRTD 3