Mazda 6 SW 2.2 CRTD 163 cv: Aires deportivos

a fondo :: Mazda 6 SW 2.2 CRTD 163 cv 1
Diego Zotes12 nov 2009
La versión familiar del Mazda 6 ofrece grandes dotes deportivas en todos los sentidos, desde su diseño hasta su dinámica, pasando por el nuevo motor 2.2 diésel de 163 cv lleno de fuerza.
Aires deportivos
Recientemente, los responsables de Mazda en Europa han decidido incorporar a su nueva berlina media Mazda 6, totalmente renovada hará apenas dos años y que está cosechando un gran éxito en el segmento, un motor diésel de nuevo desarrollo propio de la marca, un 2.2 litros diésel con mejores valores en todos los sentidos que su predecesor 2.0 CRTD de 140 cv. Esta nueva motorización permite ofrecer tres escalas de potencia con un único motor, todos ellos con unos consumos optimizados muy reducidos y unas cifras de emisiones más acordes con las exigencias actuales de la normativa anticontaminación Euro V.
a favorHabitabilidad y flexibilidad interiorMotor diésel potente y económicoEstética deportivaen contraFalta de potencia a bajas vueltasTacto del motor algo ásperoDeterminados materiales mejorables
La incorporación del nuevo propulsor a la gama ha traido consigo la actualización de algunos detalles del diseño, haciéndolo aún si cabe más atractivo y deportivo. De hecho el Mazda 6 se coloca en el segmento de berlinas medias como uno de los modelos de orientación más deportiva, como atestigua su diseño de rasgos afilados y superficies abombadas, al más puro estilo RX-8. Como nota curiosa, el Mazda 6 fue para la marca el inicio de un nuevo diseño deportivo muy moderno que han ido incorporando progresivamente a cada uno de sus nuevos modelos.

Nos hemos puesto a los mandos de la nueva versión familiar Station Wagon propulsada por este nuevo motor diésel CRTD 2.2 en su versión de 163 cv de potencia para ver las nuevas cualidades del propulsor y cómo trabaja en combinación con un chasis de reconocida calidad como el del Mazda 6. Con este propulsor mucho más refinado y eficiente se enfrenta con cartas ganadoras y como una de las alternativas más deportivas en el segmento a modelos de renombre como el Audi A4 Avant, el Honda Accord Tourer, el Opel Insignia Sports Tourer, Seat Exeo ST, Citroën C5 Tourer o Toyota Avensis Sport Wagon. Ahora ofrece potencias incluso superiores a cualquiera de estos rivales, así como su precio es uno de los más rentables relación calidad/precio.
El nuevo Mazda 6 en versión familiar destaca en conjunto por ofrecer una gran polivalencia combinada con un estilo de carrocería muy deportivo. Los más llamativo es la zona frontal, con unos grupos ópticos muy afilados cargados de agresividad que invaden las aletas delanteras flaqueando una afilada rejilla del radiador confeccionada en nido de abeja, en nuestra versión Luxury con una única lama cromada muy elegante, a juego con grandes aberturas inferiores de refrigeración en los extremos del paragolpes donde se ubican los faros antiniebla. La silueta general del coche es muy dinámica, con pasos de rueda muy abombados, que recuerdan inmediatamente a los rasgos del deportivo RX-8, y una línea dinámica que recorre los laterales de las puertas otorgándole mucha fluidez al conjunto, terminando en la trasera con un portón inclinado que deja gran capacidad y muestra un discreto alerón sobre la luneta. Nuestro acabado alto de gama Luxury destaca por ofrecer unas bonitas llantas de aleación de corte deportivo en 18 pulgadas, detalles cromados por la carrocería en las rejillas del paragolpes o en el marco de las ventanillas y unas barras plateadas en el techo de serie. Nuestra unidad además presentaba un techo solar de apertura eléctrica de grandes dimensiones.

a fondo :: Mazda 6 SW 2.2 CRTD 163 cv 2

El lujoso interior de nuestra versión Luxury nos recibe con una combinación perfecta entre la deportividad presentada exteriormente y una muy buena ergonomía, responsabilidad fundamental de unos tremendos asientos realizados en piel elegantes y cómodos que facilitan una postura perfecta para una conducción dinámica. Sobre un salpicadero partido en dos niveles mediante una moldura símil madera, destaca en la zona superior una amplia pantalla con toda la información de audio y datos de viaje, mientras en la parte inferior sobresale una consola central inclinada con marco cromado llena de elementos de confort y seguridad en nuestra versión más equipada, como el sistema mixto de navegación, de telefonía y de audio de alta calidad, el climatizador bi-zona automático o los asientos calefactables. Un poco más atrás, sobre el túnel central y desviada hacia la mano del conductor para hacerla más accesible, encontramos la palanca de cambios, de manejo realmente ágil. Otro elemento destacable es el cuadro de mandos, con una retroiluminación roja y azul muy deportiva habitual en la marca y relojes circulares biselados en cromo cepillado muy modernos y de fácil lectura. Los elementos electrónicos de seguridad y de ayuda a la conducción están ubicados al lado izquierdo del volante, a diferencia del resto de marcas que suelen colocarlo sobre la consola.
En cuanto a la habitabilidad hemos de confesar que tanto los pasajeros delanteros como los traseros podrán ir muy cómodos y estirados con un buen espacio para las piernas en unos asientos que resultan muy cómodos, dejando además un amplio espacio de maletero de 477 litros para albergar cantidad de objetos, e incluso alguno de gran tamaño de hasta casi dos metros de largo gracias a que se puede ampliar hasta los 1.351 litros.
El nuevo Mazda 6, además de los nuevos motores diésel, incorpora cantidad de elementos tecnológicos entre su equipamiento, con un sistema de alerta de cambio de carril RVM, que avisa de la presencia de un vehículo en los ángulos muertos mediante señales en los retrovisores, sensores de lluvia y luces de serie, sensores de aparcamiento con cámara trasera en el acabado Luxury, que también incluye asientos de piel regulables eléctricamente, control dinámico de estabilidad, llantas de 18 pulgadas, faros bi-xenon, llave inteligente o un equipo de audio Bose de alta calidad con conector auxiliar bajo el reposabrazos central deslizante.
Entre los nuevos motores nosotros hemos elegido para la prueba dinámica la escala de potencia intermedia que entrega 163 cv de potencia a 3.500 rpm con el propulsor común 2.2 litros CRTD con inyección directa por common rail de alta presión y un nuevo filtro de partículas sin mantenimiento. Con este reductor de emisiones y asociado a un cambio manual de 6 velocidades de tacto muy deportivo, consigue reducir los consumos hasta los 5,5 litros a los 100 km de media en ciclo mnixto y las emisiones hasta los 147 gr/km. Las prestaciones, sin embargo, no se ven en absoluto perjudicadas, con una aceleración de 0 a 100 km/h en 9,2 segundos y una velocidad máxima de 212 km/h. Lo que sí se percibe con este nuevo motor de mayor cilindrada y turbo de mayores dimensiones es un ligero retardo en la entrega de potencia a bajo régimen, que no es óptima hasta casi las 2.000 rpm.

a fondo :: Mazda 6 SW 2.2 CRTD 163 cv 3

El comportamiento del nuevo Mazda 6 con este nuevo motor es aún mejor que su antecesor, que ya sorprendía por su agilidad, facilidad de maniobra y estabilidad en conducción deportiva. A pesar de haberse modificado ligeramente la suspensión en esta versión familiar para aguantar mayor volumen de carga, se nota ligeramente el mayor peso del conjunto en apoyos fuertes con algún cabeceo y balanceo extra, aunque nunca pierde la compostura por muy rápido que se circule. La dirección guía a la perfección la carrocería y la lleva por donde se quiere, mientras que la suspensión no resulta demasiado dura para mermar el confort de los pasajeros.