Mazda 6 MPS: ¡ Menudo zoom-zoom !

Diego Zotes27 sep 2004
Tracción integral, chasis mucho más deportivo, motor de inyección directa de gasolina, turbocompresor, prestaciones de alto nivel... Estas son las cartas de presentación del nuevo Mazda 6 MPS, modelo que como es lógico en este tipo de modificaciones también hará gala de una estética mucho más agresiva.
Inicio
¡MENUDO ZOOM-ZOOM!

a fondo Mazda 6 MPS 1

La marca de automóviles Mazda se está caracterizando últimamente por imprimir a sus modelos lo que ellos denominan “zoom-zoom”, que no es otra cosa que una puesta a punto del coche que permita disfrutar con su conducción. Por algunas de las versiones que hemos probado nos consta que así es, pues su comportamiento hace gala de una dirección directa y precisa, de unas suspensiones bien calibradas, y en definitiva, de un resultado final que permite divertirse al volante.
  Pero ese espíritu “zoom-zoom” puede cobrar un significado todavía mayor con la última creación de la casa japonesa: el Mazda 6 MPS. Partiendo de la base de la eficaz berlina, esta versión se convertirá en el modelo tope de gama, y entrará en el club de las berlinas deportivas de altas prestaciones. Desde que se presentase como prototipo en el Salón de París de 2002, han tenido que transcurrir dos años puliendo detalles para presentar la versión definitiva, la cual comenzará a producirse a principios de 2005.
Tracción integral, chasis mucho más deportivo, motor de inyección directa de gasolina, turbocompresor, prestaciones de alto nivel… Estas son las cartas de presentación del nuevo Mazda 6 MPS, modelo que como es lógico en este tipo de modificaciones también hará gala de una estética mucho más agresiva, con mayor número de elementos aerodinámicos, llantas específicas más grandes, y un espectacular sistema de escape.
Su motor es un 2,3 litros con sistema DISI (inyección directa de gasolina) y turbo, con el cual alcanza 260 cv de potencia a 6.000 rpm y 380 Nm de par a 3.000 rpm. De esta forma, el Mazda 6 MPS puede acelerar de 0 a 100 km/h en sólo 6,6 segundos, y llegar a una velocidad máxima de 240 km/h. Su consumo no ha sido desvelado todavía, pero se anuncia un óptimo aprovechamiento de la gasolina.
La transmisión es integral a las cuatro ruedas, mediante un sistema que posee tres modos de uso: normal, sport y nieve. La caja de cambios es manual de seis velocidades, y los neumáticos crecen hasta unas medidas de 215/45 R18. El sistema de suspensiones ha sido reforzado, con unas barras estabilizadoras más gruesas y unos amortiguadores más duros. El control dinámico de estabilidad (DSC) será de serie.
Enrique Marco, Autocity
23 de Septiembre de 2004