Mazda 6 Diésel: Un gran salto cualitativo

Diego Zotes28 feb 2008
La renovada berlina de Mazda también llega a España con carrocerías de cinco puertas y familiar Station Wagon y motores diésel, para ampliar una oferta excelente.
Un gran salto cualitativo
Tras la puesta de largo y gran aceptación del renovado y deportivo Mazda 6 en su versión Sedán con motores de gasolina a finales del año que hemos dejado, llegan ahora las funcionales carrocerías de 5 puertas y el familiar Station Wagon acompañados por el nuevo motor diésel de altas prestaciones, que lo hacen aún más interesante para nuestro mercado, puesto que será el que mayores ventas obtenga.

a fondo :: Mazda 6 Diésel 1

a favorDiseño muy atractivo.Motor diésel muy suave y silencioso.Cualidades dinámicas elevadas.en contraFrenos algo escasos.Motor diésel menos potente.Algún detalle de acabado interior.
Estas nuevas carrocerías reinterpretan de nuevo un concepto "Zoom-zoom" de la marca llevado al límite, con una apariencia más dinámica, compacta y deportiva que en la anterior generación. Como en la berlina de 4 puertas, estas nuevas carrocerías adoptan rasgos de diseño de estilo muy japonés, que renuevan totalmente los trazos más anodinos de su antecesor y actualizan su imagen frente a la competencia cada vez más atractiva y elaborada, donde el nuevo Ford Mondeo, el nuevo Citroën C5 que ya conocemos, el reciente Renault Laguna, el futuro Honda Accord, el Opel Vectra, el Volkswagen Passat o el Saab 9-3, entre otros muchos modelos, se han convertido en una referencia.
A pesar de que el nivel de equipamiento de serie disponible en los acabados básicos ha crecido notablemente, los precios apenas han variado. El desembolso mínimo que deberemos hacer para hacernos con uno de los nuevos Mazda 6 diésel en cualquiera de sus versiones de 4 ó 5 puertas es de 25.500 euros para adquirir el acabado Active, mientras que si queremos los más equipados Sportive (con orientación deportiva) o Luxury (enfocado al confort y al lujo) nos iremos hasta los 28.800 euros. Si optamos por la versión Station Wagon habrá que añadir 900 euros en sus versiones Active o Luxury.
Elegancia deportiva
Las nuevas carrocerías de 5 puertas y Station Wagon que ahora llegan al mercado son más amplias que antes en todas sus dimensiones, lo que permite una estampa más elegante, una imagen más Premium y un espacio más habitable. La versión de 5 puertas crece 65 mm hasta los 4,735 metros mientras que el Station Wagon aumenta 75 mm hasta los 4,765 metros, lo que les coloca en los límites máximos de las berlinas medias. La distancia entre ejes también se incrementa en 50 mm hasta los 2,725 metros, lo que le confiere un espacio interior muy aprovechable y un comportamiento en carretera muy refinado y confortable.

a fondo :: Mazda 6 Diésel 2

Lo más curioso es que a pesar de todo este crecimiento en tamaño y un aumento destacable del equipamiento, se ha conseguido rebajar el peso del nuevo Mazda 6 diésel en 50 kilos respecto a la anterior generación, a lo que en Mazda han denominado “estrategia del gramo”. De hecho se coloca líder del segmento en cuanto a bajo peso, aumentando notablemente la rigidez del chasis y de la estructura. La aerodinámica es otra de las claves del nuevo modelo, con un coeficiente aerodinámico de tan sólo 0,27 cx para las versiones de 4 y 5 puertas y de 0,28 cx para la versión Station Wagon, cifras propias de los mejores deportivos. Esto se logra mediante una carrocería más afilada en todos los ángulos y una parte inferior muy cubierta, que incorpora además un deflector de aire que lo redirigen bajo el piso refrigerando los discos de freno.
En el diseño lo que más llama la atención son los rasgadísimos faros delanteros y traseros, éstos últimos con led´s, que invaden las aletas laterales transmitiendo potencia, prestaciones y agresividad, y la nueva parrilla frontal en forma de cuña. Otro de sus rasgos esenciales que pesan mucho en su atractivo diseño son los pasos de rueda ensanchados para albergar llantas desde 17 pulgadas de serie en el acabado básico hasta 18 pulgadas en los acabados deportivo y lujoso. Para el acabado Sportive existe además un paquete deportivo denominado Sports Appearance que incluye faldones delantero, laterales y trasero y una parrilla de apariencia más dinámica.
Este nuevo diseño elegante y dinámico que incorpora la nueva berlina de Mazda se percibe también en el interior, que adopta unas calidades mucho mejores y se muestra más espacioso, ganando en las plazas traseras 20 mm para las piernas y mayor espacio para los hombros, lo que mejora la calidad de vida de los pasajeros. Este espacio más aprovechado se combina con las mejores soluciones en cuanto a modularidad mediante el conocido sistema Karakuri típico de la marca, que mediante un pequeño gesto queda un amplísimo espacio de carga que va desde los 510 litros a los 1.702 litros en la versión de 5 puertas (de 519 hasta 1.751 litros en la versión SW). La postura de conducción es ahora mucho más cómoda, con un volante más pequeño, más manejable y de mejor tacto y una palanca de cambios más ergonómica para el manejo del conductor. El salpicadero incorpora un nuevo material plástico agradable al tacto y la consola central adopta una nueva forma inclinada con un marco cromado y coronado por un sistema de audio y navegación táctil, en los acabados más elevados, de manejo muy sencillo.
El equipamiento de confort de serie se ha incrementado notablemente, ofreciendo de serie incluso el sistema CF-Net (Cross Functional Network), que permite manejar desde el volante funciones electrónicas como el sistema de audio, el de navegación, el climatizador dual, el ordenador de a bordo y el sistema Bluetooth de serie. También destacan elementos como los faros bi-xenón, el sistema adaptativo de iluminación en curva AFS, medidor de presión de neumáticos y un sistema de audio de alta calidad Bose, todo ello de serie en los acabados Sportive y Luxury. Estos acabados ofrecen opcionalmente un navegador con pantalla táctil, con control por voz y pantalla de 7 pulgadas, mientras que los sensores de aparcamiento delantero y trasero está disponible de serie en el más lujoso Luxury.
Divertido y refinado
Estas nuevas versiones de 5 puertas y Station Wagon llegan a nuestro mercado acompañadas de un nuevo motor diésel de 2.0 litros con filtro de partículas DPF derivado del conocido 2.0 CRTD de anterior generación. Al cuatro cilindros de 16 válvulas con inyección directa por common rail se le han realizado una serie de mejoras importantes para hacerlo más refinado, menos ruidoso y más respetuoso con el medioambiente, que tristemente ha afectado a la entrega total de potencia y par motor, bajando de los 143 cv de potencia anteriores hasta 140 cv a 3.500 rpm y el par de 360 Nm a 330 Nm a 2.000 rpm. A pesar de ello sus capacidades dinámicas no han mermado, consiguiendo unos consumos bastante más reducidos, exactamente 0,4 litros a los 100 km más bajo que su antecesor, suponiendo 5,6 litros en ciclo combinado. De hecho, la versión de 4 puertas consigue alcanzar los 100 km/h en 10,5 segundos (10,7 segundos en el 5 puertas y 10,9 segundos en el SW) y una velocidad máxima de 204 km/h (201 km/h en el 5 puertas y 198 km/h en el SW). La caja de cambios asociada a este motor es la manual de 6 velocidades que permite un manejo realmente suave, rápido y preciso.

a fondo :: Mazda 6 Diésel 3

En cuanto al chasis, para mantener e incluso mejorar el tacto deportivo y dinámico del Mazda 6 los ingenieros han mejorado la dirección de cremallera con asistencia eléctrica a la que han dotado de un tacto más rígido, haciéndola más directa en su respuesta. Además de esto, y con motivo de una importante rebaja en el peso total del conjunto, se ha reforzado la carrocería un 10% más con aceros de alta resistencia. Estas mejoras favorecen a de forma notable a su dinamismo. La suspensión delantera es la reconocida de doble trapecio en posición elevada y los amortiguadores son más firmes, con lo que se consigue una conducción más precisa. Detrás va una suspensión multibrazo mejorada, con amortiguadores montados en una posición más vertical, aumentando la sensación de estabilidad.
En definitiva, estamos ante un Mazda 6 mucho más atractivo exterior e interiormente que en la anterior generación, que se sale de los cánones conservadores en los que se encontraba aquel, y completa su gama con dos nuevas carrocerías mucho más versátiles y funcionales, de aspecto dinámico y deportivo hasta en su versión SW, y con un nuevo motor diésel que es una delicia en lo que a consumos, suavidad y agilidad se refiere. Además, la relación calidad/precio/equipamiento es de las mejores del segmento. A ver si nos animamos…