Mazda 6 2.0 16v: Más atractivo y mejor

Diego Zotes29 sep 2005
Que se preparen las berlinas europeas. Llega el nuevo Mazda6 con un diseño más actual y refinado y unas mecánicas de gasolina y diesel revisadas para entregar más potencia, más acorde con la filosofía de Mazda de "diversión al volante".
Inicio
MAS ATRACTIVO Y MEJOR

a fondo :: Mazda 6 2.0 16v 1

La japonesa Mazda ha encontrado un gran momento para la actualización de su berlina de 3 volúmenes, el Mazda6, que ha logrado unas amplísimas ventas en nuestro país, modelo que para su creación aprovechó el espíritu deportivo de la marca tanto en competición como en la calle, con modelos como el codiciado roadster MX-5 o el superdeportivo y original RX-7, con dos motores rotativos y doble turbo, ahora sucedido por el innovador RX-8.
p>En las últimas fechas, es el Mazda6 el modelo de la casa japonesa que ha obtenido mayor éxito comercial, gracias a un diseño ganador y más adecuado a los gustos y necesidades de los clientes europeos, con una imagen muy dinámica y juvenil, a pesar de su carrocería de 4 ó 5 puertas e incluso familiar, enfocadas fundamentalmente a padres de familia, pero que tienen en común un aspecto realmente deportivo.
p>   Por esta razón en la actualización que ha experimentado el Mazda6 recientemente, tan sólo se ha limitado a ligeros detalles estéticos exteriores e interiores, y a algún retoque en la potencia de las mecánicas, como el de la versión que probamos de 2.0 litros que aumenta 6 cv respecto a su predecesor alcanzando 147 cv, que en conjunto actualizan aún más el aspecto general de esta berlina y reflejan con más énfasis la filosofía "zoom-zoom" de la marca. Una filosofía que se caracteriza por dotar a los modelos de Mazda de un diseño deportivo y aerodinámico, interiores muy modernos y atractivos, sin olvidar sus motores de funcionamiento muy alegre y divertido, donde realmente encontramos la clave de su lema: "diversión al volante".
p>El equipamiento de serie también se ve favorecido en esta actualización, con elementos fundamentales como el control de estabilidad DSC y el de tracción TCS, los sensores de lluvia, luces y de los cinturones de seguridad traseros, el climatizador automático y hasta ocho airbags para garantizar la seguridad ante accidente. El precio se incrementa tan sólo en 800 euros respecto a su predecesor, alcanzando los 24.000 euros, muy en línea con sus modelos rivales, como el Renault Laguna (menos potente), su primo el Ford Mondeo (más enfocado hacia el confort) o el Peugeot 407 (bastante más caro).
Diego Zotes, Autocity
28 de Septiembre de 2005
BR>

IMAGEN EXTERIOR DINAMICA

a fondo :: Mazda 6 2.0 16v 2


El diseño del 6 siempre ha mostrado una atractiva sencillez, con una forma afilada de punta de flecha que siempre ha transmitido la sensación de un conjunto muy dinámico. Ahora se enfatiza aún más esa cualidad, con ligeros retoques a lo largo de la carrocería, como una rejilla más plana y más integrada en el paragolpes, que sustituye el entramado romboidal por otro de nido de abeja, con un logotipo más protagonista, para que sepamos lo que vemos o conducimos, una toma de aire inferior más grande en el paragolpes, que resulta más actual y mecánicamente favorece la entrada de mayor caudal de aire al vano motor para lograr una mejor refrigeración de los componentes, una actualización del paragolpes trasero y nuevas llantas de cinco radios en 16 y 17 pulgadas más actuales.
El frontal presenta unas ópticas muy afiladas, con el reflectante oscurecido y con los faros antiniebla integrados, puesto que el hueco de estos lo ocupan nuevas tomas de aire con el marco plateado pulido, que le dan una imagen mucho más moderna. El capó dibuja una V en cuña suavizada que armoniza a la perfección con la nueva rejilla. Las nuevas llantas resaltan en el lateral, en nuestra versión Active + de 16 pulgadas con neumáticos de sección 205/55, que favorecen una conducción más deportiva.
Un halo de elegancia y estilo, aunque sobrio y sin sobresaltos, invade el Mazda6, con pequeños detalles como los tiradores de las puertas en color carrocería. Su alta línea de cintura, que se traduce en una parte trasera elevada, genera sensación de aplomo y "pega" el coche al asfalto. En la zona posterior predominan las líneas suaves y redondeadas que transmiten robustez y seguridad, pero el protagonismo lo ostentan los faros traseros transparentes con esferas visibles, quizás demasiado influidos por la moda tuning, en una búsqueda de modernidad, que encuentra también con el doble tubo de escape, uno en cada lado, que además transmite la deportividad del nuevo 6.
El corto voladizo delantero permite mayor espacio al interior mientras que el trasero algo mayor reserva un amplio maletero, que admite hasta 501 litros de carga. Para garantizar buenas cotas de habitabilidad interior, la longitud del Mazda6 de 4 puertas, es de casi 4,7 metros de longitud y 2,670 metros de batalla, que combinados con los 1,78 metros de anchura, ofrece una capacidad interior de muy buen nivel para transportar cómodamente hasta cinco pasajeros sin ningún aprieto.
Gran habitabilidad y equipamiento

GRAN HABITABILIDAD Y EQUIPAMIENTO

a fondo :: Mazda 6 2.0 16v 3


Al adentrarnos en su interior ya se respira un aire de elegancia y bienestar propio sólo de los automóviles con una clase y estilo especiales. El habitáculo se ha refinado con el empleo de materiales nuevos de mayor calidad y una estética más vanguardista para actualizar su imagen frente a modelos de la competencia.

a fondo :: Mazda 6 2.0 16v 4

La estética de nuestra versión Active de pruebas era realmente atractiva, con una magistral combinación de los contrastes entre el negro de la parte superior del salpicadero, los guarnecidos de las puertas y la consola central, y el color crema de la parte inferior del salpicadero y de los guarnecidos, en los asientos y en el reposabrazos delantero. El salpicadero tiene un aspecto refinado y de tacto mullido muy agradable a la vista y al tacto, con diseños de nueva factura para los relojes del cuadro de mandos, los aireadores de la ventilación y para el marco del túnel de transmisión, todos ellos con biseles en color titanio oscuro en lugar del cromado antiguo, o para la consola central, ahora también con ese color más discreto, menos tuning que el antiguo cromado, conformando un conjunto más distinguido.
Entre los materiales nobles encontramos la piel en el volante y la palanca de cambios, o la madera en una tira en el lado del copiloto sobre la guantera y en el guarnecido de la puerta del piloto enmarcando los botones del elevalunas. Lo que sí llama la atención dentro del nuevo Mazda6 respecto a su predecesor es el buen trabajo en materia de insonorización del habitáculo, aunque no consigue dejar de filtrar ruidos parásitos del viento a alta velocidad por los retrovisores.
La posición al volante es muy buena gracias a la regulación en altura y profundidad del volante, así como la del asiento del conductor en extensión y altura. Los pedales quedan en su sitio y la palanca de cambios está ligeramente orientada hacia la izquierda, muy al alcance de la mano. Todos los asientos son muy cómodos, construidos de un material duro que permiten hacer muchos kilómetros y la sujeción es muy buena en los esfuerzos laterales, destacando además la amplitud de los traseros que dejan espacio suficiente para las piernas de los pasajeros, así como permiten viajar cómodamente en el asiento central.
El equipamiento de serie de esta berlina japonesa, como es costumbre en los modelos fabricados en el país del sol naciente y los específicos de la marca, es muy completo dejando pocas opciones a elegir, más ahora con la inclusión de los modernos y útiles sensores de lluvia con limpiaparabrisas automáticos, el de encendido automático de luces y los testigos acústicos para los cinturones de seguridad traseros, que se unen, por sólo 1.000 euros más, a la batería de elementos de confort y seguridad de siempre, como el control de estabilidad DSC y el de tracción TCS, ocho airbags (dos frontales, dos laterales y cuatro de cortina), el climatizador automático, el radioCD con cuatro altavoces o el control de la velocidad de crucero.
Motor y comportamiento

MOTOR Y COMPORTAMIENTO

Los 1.000 euros de incremento en el precio final, también se justifican mediante un aumento en la potencia del motor de 6 caballos hasta los 147 cv totales que entrega el cuatro cilindros de 2.0 litros y 16 válvulas con distribución variable, logrando un mayor empuje desde regímenes más bajos gracias también a un par motor de 184 Nm desde 4.000 rpm. ¿Y cómo ha conseguido Mazda exprimir el motor para entregar esos caballos de más? Pues fácil, mediante una ligera modificación en el sistema de la distribución variable, con una apertura variable de las válvulas de admisión y escape con sincronización secuencial, garantizando la máxima potencia en todo el rango de revoluciones del motor.
En definitiva, esta mejora estaba orientada hacia un aumento de la potencia disponible optimizando el consumo, quizás un poco alto en su predecesor, que no está del todo arreglado en este modelo que se muestra un poco "bebedor" con cifras cercanas siempre a los 9 litros a los 100 km en ciclo combinado. Asimismo, el motor no consigue un comportamiento tan deportivo como transmite la imagen exterior del modelo, aunque por el contrario es una gran virtud si buscamos el confort, la manejabilidad y la docilidad en la conducción, gracias a su gran progresividad y uniformidad en la entrega de potencia desde bajo régimen, sin incómodos escalonamientos. La transmisión en nuestra unidad de prueba se realiza sobre el eje delantero mediante una caja de cambios manual de seis velocidades, ahora de serie en todos los modelos del Mazda6, excepto en el 1.8 litros de gasolina. Con las 6 velocidades se consiguen consumos más ajustados y mayor capacidad de aceleración, con unas relaciones proporcionalmente escalonadas. También está disponible con el motor 2.0 litros el cambio automático Activematic de 5 velocidades.
En cuanto a la puesta a punto del chasis, se ha reforzado el bastidor delantero, el panel del suelo de la carrocería, los exteriores de las puertas y los pilares A y B, el primero en su parte superior y el segundo en la inferior, para garantizar una rigidez total en fuertes apoyos. Ayudado por la sofisticada suspensión, que delante apuesta por el doble trapecio independiente y detrás por el multibrazo con un sub-bastidor muy resistente, permite un comportamiento muy dinámico sin sacrificar el confort, apoyada por una dirección extremadamente precisa y directa.
Para detener el conjunto se apuesta por unos voluntariosos y contundentes discos delanteros y traseros, los primeros de 283 mm., que nos gustan por su tacto refinado, y por si la situación se va de las manos, figuran entre su despliegue tecnológico de equipamiento de serie el sistema antibloqueo de frenos ABS con distribuidor electrónico de la frenada EBD, el asistente a la frenada de emergencia, el control de estabilidad DSC y el de tracción TCS.
A favor y en contra

A FAVOR Y EN CONTRA

a fondo :: Mazda 6 2.0 16v 6


Lo mejor:

a fondo :: Mazda 6 2.0 16v 7

+ Diseño dinámico y elegante.
+ Habitabilidad y confort.
+ Capacidad del maletero.
+ Comportamiento excelente.
+ Frenos potentes.
 
A mejorar :
+ Motor muy progresivo y falto de sensaciones.
+ Consumos elevados.
+ Insonorización insuficiente a alta velocidad.