Mazda 6: Más grande y desde 22.900

Enrique Marco17 oct 2007
Llegará en 2008 con un chasis más largo y una carrocería más voluminosa que la de su predecesor, este “primo hermano” del Ford Mondeo estará disponible en versiones de cuatro y cinco puertas, además de una tercera familiar.
Presentado por primera vez en el salón de Frankfurt hace poco más de un mes, sabemos ya que el Mazda 6 de segunda generación llegará a España durante las primeras semanas de 2008 con una gama cuyo precio de partida será de 22.900 euros. Con un chasis más largo y una carrocería más voluminosa que la de su predecesor, este “primo hermano” del Ford Mondeo estará disponible en versiones de cuatro y cinco puertas, además de una tercera familiar.

a fondo Mazda 6 1

El chasis del nuevo Mazda 6 mide 2.725 mm (50 mm más que el anterior), mientras que su carrocería es 6,5 cm más larga (4,73 metros), 1,5 cm más ancha (1,79 metros) y 0,5 cm más alta (1,44 metros). Estas medidas se refieren a la versión de cuatro puertas, que además coinciden con la del cinco puertas, aunque la línea del portón, evidentemente, sea diferente. El Station Wagon llega a los 4,76 metros de largo, es igual de ancho y un poco más alto: 1,49 metros. El espacio interior también ha aumentado, con 20 mm más para las piernas y 9 mm más para los hombros en las plazas traseras. En cuanto a volumen de maletero, los cuatro y cinco puertas tienen 504 y 500 litros de capacidad respectivamente, mientras que del Station Wagon todavía no se ha facilitado el dato de capacidad de carga.
Su nueva estética viene caracterizada por la cuidadísima aerodinámica, cuyo coeficiente de 0,27 es de los mejores de la categoría. Quizá por el estilo de sus grupos ópticos y algunos trazos recuerde un poco al Lexus IS, aunque sus rivales más próximos son, en primer lugar, el Ford Mondeo, con el que comparte muchas piezas, y, en segundo lugar, el nuevo Renault Laguna y resto de berlinas medias. En el interior se ha ganado en calidad de materiales, que garantizan una mejor impresión táctil y visual, además de que se incluyen, bien de serie o bien opcionales, nuevos equipamientos más completos. Puede llevar faros bi-xenón, iluminación adaptativa, control de la presión de los neumáticos, ocho airbags y reposacabezas activos entre otras cosas.
En la parte chasis todos es nuevo, pues además de una nueva plataforma, el Mazda 6 de segunda generación presenta unas suspensiones rediseñadas por completo y unos amortiguadores más duros. Un hecho importante es que gracias al empleo de materiales ligeros es unos 35 kilos más ligero que su predecesor. Otro dato que mejora el funcionamiento del coche es el de la insonorización, cuyos niveles de ruido se han reducido (2,5 decibelios menos a 60 km/h). Pero quizá lo mejor, gracias en buena medida a la mejora en la parte aerodinámica y en la reducción de peso, sea la disminución de los consumos, entre un 6% y un 11% menores que el Mazda 6 de primera generación.
Finalmente, los primeros cuatro motores en llegar son tres gasolina y un diésel, uno de ellos nuevo y los otros tres ya conocidos. Se heredan del anterior Mazda 6 el 1.8 de 120 cv, el 2.0 de 147 cv y el diésel 2.0 CRTD de 140 cv; y se implanta el nuevo 2.5 de 170 cv, que sustituye al anterior 2.3 de 166 cv. Las cajas de cambio de serie son manuales, aunque opcionalmente se cuenta con versiones automáticas con mando secuencial. El nuevo tope de gama en gasolina ofrece unas notables prestaciones de 220 km/h de velocidad máxima y 8,0 segundos en aceleración de 0 a 100 km/h; siendo sus cifras de consumo medio y de emisiones bastante contenidas: 8,1 l/100 km y 192 g/km. El demandado y bien conocido diésel de 140 cv, que supera los 200 km/h, sólo gasta 5,6 l/100 km de media y sus emisiones de C02 son de 149 g/km.