Mazda 5: Nuevo modelo para otoño

a fondo Mazda 5 1
Enrique Marco28 jun 2010
Con un diseño rompedor caracterizado por sus trazos ondulados, el nuevo Mazda5 muestra ahora una imagen muy dinámica, pudiéndose calificar como uno de los monovolúmenes compactos más deportivos del mercado.
La marca japonesa Mazda acaba de presentar su nuevo monovolumen compacto Mazda 5, una renovación del actual Mazda 5 y que llegará a los concesionarios de toda Europa este otoño. Lanzado en 2005, este vehículo familiar de Mazda ha vendido más de 470.000 unidades en todo el mundo, 168.000 de ellas en Europa.
Con un diseño rompedor caracterizado por sus trazos ondulados, el nuevo Mazda5 muestra ahora una imagen muy dinámica, pudiéndose calificar como uno de los monovolúmenes compactos más deportivos del mercado. La línea de cintura lateral se acentúa con unas formas muy originales entre los pasos de rueda, que finalmente terminan en las guías necesarias para sus dos puertas traseras deslizantes; mientras que su frontal adopta el estilo de modelos nuevos como el Mazda 3. También en el interior se ha rediseñado el salpicadero y se han modificado los sistemas de modularidad de la tercera fila de asientos, para que sea más sencillo pasar de la configuración de siete plazas a la de cinco.
Aunque se mantienen la altura y la anchura, el nuevo Mazda 5 crece en longitud hasta llegar a los 4,58 metros de longitud. Es por tanto de los más grandes de la categoría, sólo superado en un centímetro por el Citroen C4 Gran Picasso. Resulta 2 cm más grande que el Renault Megane Grand Scenic y 12 y 14 cm más que los Opel Zafira y Toyota Verso respectivamente. También en cuanto a capacidad de carga es de los mejores, pues con las siete plazas disponibles ofrece un maletero de 426 litros, ampliable a 857 litros si sólo necesitamos cinco plazas o a 1.485 litros abatiendo también la segunda fila de asientos.
Inicialmente la gama mecánica del Mazda 5 la compondrán únicamente dos propulsores de gasolina asociados a un cambio manual de seis velocidades: el conocido 1.8 de 115 cv debidamente optimizado y un nuevo 2.0 DIDI i-stop de 150 cv con el que se consiguen unas mejores cifras tanto de prestaciones como de consumos. En este caso se incorpora un sistema de arranque y parada que rebaja los consumos y las emisiones hasta los 6,9 l/100 km y 159 g/km respectivamente, además de poder alcanzar una velocidad máxima de 194 km/h. Los motores diésel llegarán no mucho más tarde y se anuncia que se tratará de mecánicas de nueva factura.