Mazda 323: Mejoras generales

Diego Zotes02 jul 2001
A la espera de que a finales del próximo año llegue la nueva generación, Mazda ha introducido una serie de cambios en la actual para seguir potenciando su valor.
Inicio
MEJORAS GENERALES

a fondo :: Mazda 323 1

A la espera de que a finales del próximo año llegue la nueva generación, Mazda ha introducido una serie de cambios en la actual para seguir potenciando su valor. Mecánicamente, sigue habiendo dos motores de gasolina y un turbodiesel; sin embargo, todos han incrementado su potencia. Así el 1.5i, disponible con carrocería de cuatro y cinco puertas, ha sido sustituido por un 1.6 litros derivado de aquel, con lo que la potencia ha pasado de 90 a 100 CV, a la vez que ofrece un mayor par, que ahora se sitúa en 14,8 mkg a 3.700 vueltas, mientras el consumo mixto prácticamente queda igual con 7,5 litros a los 100 km.

En cuanto al 1.8i litros gasolina desaparece dando paso a un 2 litros derivado de él, lo que supone un incremento de 15 CV quedando la potencia en 130 CV a 6.000 con un par máximo de 17,4 mkg a 4.500 rpm. Esta versión está disponible exclusivamente en carrocería de 5 puertas. Y por lo que concierne al motor turbodiesel, la incorporación de un turbo con la geometría variable ha permitido subir la potencia hasta 100 CV a 4.000 rpm, pero sobre todo se ha mejorado su rendimiento con una respuesta más efectiva desde pocas vueltas; está disponible en las dos carrocerías existentes.

Al margen de un buen trabajo en materia de insonorización tanto del habitáculo como de rodadura, lo que aumenta el confort de marcha, se han realizado también otras modificaciones. Los tarados de muelles y amortiguadores son más firmes, y las barras estabilizadoras más gruesas. Todas las versiones llevan de serie frenos de disco a las cuatro ruedas y ABS y la dirección es ahora más directa.
Detalles
DETALLES

a fondo :: Mazda 323 2

El 323 llega con tres niveles de acabado: Comfort, Exclusive y Sportive; a partir del segundo y sólo para los motores de gasolina el control de tracción es de serie, y en el 2.0 litros Sportive, también lo es el control de estabilidad. El equipamiento de serie para la versión básica incluye doble airbag frontal, airbags laterales de tórax y cabeza, servodirección, volante y asiento regulables, cierre centralizado, retrovisores y elevalunas delanteros eléctricos, entre otros.

La carrocería crece 5 cm en longitud. Estéticamente, los cambios más apreciables están en el frontal con nuevos grupos ópticos con faros e intermitentes integrados, nuevos paragolpes y molduras laterales en color de la carrocería, así como un capó de líneas más marcadas. La versión más alta, el 2.0 litros Sportive, se diferencia por un paragolpes frontal con faldón que le da un aspecto más deportivo con los faros antiniebla integrados, la rejilla lleva el embellecedor negro y además de faldones laterales también incorpora un faldón trasero y llantas de 16 pulgadas.

En el interior, los asientos son de nuevo diseño, así como las tapicerías, la consola central y la guantera tiene de mayor capacidad. La versión Sportive presenta detalles específicos como el fondo blanco en el cuadro de instrumentos, volante y pomo de la palanca del cambio de cuero y aplicaciones símil aluminio en puertas y consola central.

Los precios oscilan entre 2.295.000 para la versión más económica y 3.175.000 ptas para la más cara. Y todos tienen una garantía de 3 años ó 100.000 km.

a fondo :: Mazda 323 3