Máster en vehículos híbridos y eléctricos: Electromovilidad en la escuela

a fondo Máster en vehículos híbridos y eléctricos 1
Raúl Toledano04 jul 2011
La competitividad del sector tiene en sus profesionales el pilar más sólido. Disponer de unos recursos humanos cualificados para las nuevas tecnologías es fundamental para avanzar en el terreno de una nueva era: la electromovilidad
Reportaje
Los vehículos híbridos y eléctricos, sus diferentes configuraciones, y así su funcionamiento, sus rendimientos dinámicos, suponen una serie de ventajas pero también inconvenientes, al fin y al cabo, retos tecnológicos para la industria de la automoción, que, en nuestro país, con un Gobierno que en 2010 aprobó una Estrategia Integral Para el Impulso del Vehículo Eléctrico, pasa por momentos de importantes apuros: las ventas a particulares por los suelos, el parque automovilístico envejecido, sin ayudas directas, qué quedan ya en el tiempo, a la compra de vehículos En esta encrucijada, formación, investigación y especialización de los profesionales del sector suena a cóctel, bien agitado, con visos de triunfo, siempre y cuando se sienten las bases oportunas.
En tales circunstancias, con unas necesidades de movilidad cada vez mayores, el futuro del coche alternativo dependerá de la formación de los recursos humanos, apostando por la tecnología y la investigación. Y en este panorama, el Instituto Universitario de Investigación del Automóvil (INSIA) presenta el I Máster en Ingeniería de Vehículos Híbridos y Eléctricos (noviembre 2011-junio 2012), del que se prevé que más del 90% de su alumnado (no más de 20) se incorporen al mercado laboral en sectores relacionados con la automoción y la energía. Costará 10.000 , contando con 660 horas lectivas, de las que 257 son prácticas y 60 ECTS (European Credit Transfer System) en las que se incluyen visitas a empresas, asistencias a ciclos de conferencias, prácticas en empresas y un proyecto fin de carrera eminentemente práctico como es la Fórmula SAE que consiste en el diseño y fabricación de un vehículo monoplaza de competición de propulsión eléctrica. Destinado tanto a profesionales que ya están trabajando dentro de la industria y quieren una mayor especialización como para recién licenciados, el INSIA da la posibilidad de realizar el master en dos cursos académicos, con clases lunes y miércoles el primer año y martes y jueves el segundo.

a fondo Máster en vehículos híbridos y eléctricos 2

Las materias a tratar
Los nuevos sistemas de propulsión y almacenamiento de energía, las nuevas posibilidades en el diseño de carrocerías y plataformas, el conocimiento de modelos de negocio en el entorno de esta nueva tecnología, el estudio del impacto del vehículo eléctrico, híbrido enchufable y del vehículo eléctrico sobre la red eléctrica, y el potencial crecimiento de generación con fuentes de energía renovables o las nuevas regulaciones, tanto a nivel nacional como internacional, son algunas de las diversas materias que se tratarán en el máster.
El INSIA ha realizado un estudio de opinión entre destacados expertos que demuestra que actualmente es difícil encontrar especialistas en vehículos híbridos y eléctricos, es complicado encontrar la documentación adecuada y no existe una formación técnica completa y específica sobre este nuevo ámbito tecnológico.

a fondo Máster en vehículos híbridos y eléctricos 3

La complejidad intrínseca del mercado del automóvil -por su tecnología, precio y plazo- se ve ahora agravada por un nuevo reto: la deslocalización de sus recursos. Esta circunstancia está provocando una selección natural de las áreas implicadas, que se ven presionadas por una sociedad que demanda una mayor carga tecnológica en los vehículos, priorizando dos aspectos por encima de cualquier otro: una mayor seguridad y una reducción del impacto medioambiental. Actualmente, la cuota de mercado del automóvil híbrido-eléctrico en España es del 1,3%, con los motores diésel (70%) imponiéndose claramente sobre los de ciclo de gasolina (28%).
"La demanda del cliente es clara: una mayor seguridad y un menor impacto medioambiental"Sin querer entrar en modelos concretos, sí que podemos enumerar cómo diferentes fabricantes están elaborando sus propios sistemas alternativos a los motores de combustión, algunos ya en el mercado, otros en fase de desarrollo: Toyota-Lexus, Renault, PSA, Renault, Opel, Seat, Mercedes, Ford o Nissan. Cada tecnología es bien conocida por los profesionales de cada casa, pero ahí se detienen sus conocimientos en un mercado con multitud de soluciones y alternativas posibles. Un amplio abanico de posibilidades.La demanda del cliente es clara: una mayor seguridad y un menor impacto medioambiental
Entre las soluciones híbridas, encontramos múltiples tipos de configuraciones: en serie, en paralelo, enchufables, micro, mild o full hybrid. ¿Las ventajas? Recuperación de la energía en fases de desaceleración o frenada, reducción de consumo de combustible y emisiones de CO2 y un motor térmicos con una potencia más ajustada al uso habitual. Por el contrario, aumento del peso por el añadido que suponen el motor o los motores eléctricos y la batería, más posibilidades de avería y mayor coste de adquisición y reparación.
Por delante, quedan multitud de retos para una mayor eficiencia de la tecnología híbrida. Desde el punto de vista ecológico, económico y legal, los vehículos deben ofrecer el máximo rendimiento, con las menores emisiones de CO2 compatibles con los requerimientos de homologación actuales. La integración de ambos sistemas, convencional y eléctrico supone un incremento en el peso del sistema propulsor completo. Desde el punto de vista de los consumidores, todos estos nuevos conceptos deben proporcionar, al menos, el mismo comportamiento y funcionalidad que los de un vehículo convencional. En cuanto a las baterías, en general, debe considerarse que la selección del adecuado tipo de celda así como del diseño de gestión del sistema de almacenamiento de energía eléctrica, depende de la aplicación dada. Con relación a los vehículos enchufables, hay que tener cuenta la disponibilidad de una infraestructura de carga y el coste adicional por la integración de una potencia eléctrica y baterías mayores.

a fondo Máster en vehículos híbridos y eléctricos 4


Por otro lado, el vehículo eléctrico (VE) actualmente se está viendo limitado, fundamentalmente, por tres factores: autonomía, tiempo de recarga y precio final del producto. En este sentido, la batería juega un papel fundamental. Se trata del elemento más costoso y de mayor peso de un vehículo eléctrico, y de su capacidad para almacenar energía dependen las prestaciones y autonomía del vehículo.Limitaciones del VE: autonomía, tiempo de recarga y precio
El principal reto tecnológico en el desarrollo de los VE permanece en maximizar la autonomía, el comportamiento y la seguridad, minimizando a su vez el peso y el coste. Para conseguir esto, es necesario, por un lado, considerar la tracción eléctrica, incluyendo el motor eléctrico, el convertidor, el controlador y la batería como un sistema completo y desarrollar componentes individuales optimizados de acuerdo a este sistema. De lo contrario, el resultado podría ser obtener componentes individuales sobredimensionados, de mayor peso y coste en el conjunto del sistema de tracción. Y, por el otro lado, optimizar la gestión de la energía y el sistema de control.