Maserati Ghibli: Más accesible y diésel

masghilbi_portada_e744a8b13dc4067875ce15206.jpg
Enrique Marco22 abr 2013
Maserati espera incrementar sustancialmente su volumen de ventas con el Ghibli, una nueva berlina de 4,97 metros que entra en un segmento más accesible que el del Quattroporte. Rival de, por ejemplo, un Audi A6, el nuevo Maserati Ghibli tendrá también mecánica diésel.
Maserati va a tener por primera vez en su historia dos berlinas en la gama. Hace unos meses lanzó la nueva generación de su lujosísimo Quattroporte, y ahora en el Salón de China presenta el Ghibli, berlina perteneciente a un segmento inferior y que pondrá a la venta en unos meses. La expectativas que ha puesto la marca italiana es esta berlina son muy elevadas, y pretende que sea el principal artífice de su objetivo de ventas a medio plazo (50.000 unidades al año; un incremento espectacular si tenemos en cuenta que en 2012 vendió 6.288 unidades).
Pero es que el nuevo Maserati Ghibli entra por fin en un segmento no tan exclusivo como lo que acostumbraba a lanzar Maserati. Con el nuevo Ghibli la firma del tridente peleará con los Audi A6, Jaguar XF, etc; ya que se trata de una berlina de 4,97 metros de longitud (es 29 cm más corto que el Quattroporte y su distancia entre ejes es 20 cm inferior). Estéticamente el Ghibli impacta, entre otras cosas porque se parece mucho al espectacular Quattroporte de nueva generación. Y si por fuera agrada, por dentro encandila con su fina elegancia deportiva, pudiendo elegir entre 5 tonalidades diferentes de pieles.
El nuevo Maserati Ghibli no tendrá inicialmente versiones de acceso de cuatro cilindros, de potencias moderadas o equipamientos sencillos; por lo que probablemente los precios de los Ghibli arranquen en una horquilla de 80.000-90.000 euros. No obstante, un rango significativamente inferior a los 125.000 euros que cuesta el Quattroporte más asequible. Pero además la gama Ghibli será relativamente amplia para lo que acostumbra a ofrecer la marca del tridente, ya que se esperan en una primera fase los Ghibli, Ghibli S, Ghibli S Q4 y Ghibli Diésel.

masghilbi_xint_7e7ebbb960b0d3c3b29daa332.jpg

Por primera vez en la historia Maserati montará un propulsor diésel, que será un 3.0 V6 de 275 cv de potencia y 600 Nm de par. Este motor está desarrollado por el equipo técnico de Maserati, liderado por Paolo Martinelli (ex-jefe de motores de la Scuderia Ferrari F1), y expresará deportividad incluso en su sonido. Declara unas prestaciones de 250 km/h y 6,3 segundos en aceleración de 0 a 100 km/h; mientras que sus consumos serán inferiores a 6 l/100 km y las emisiones por debajo de 160 g/km de CO2.El primer propulsor diésel de Maserati está puesto a punto por el ex-jefe de motores de Ferrari F1
Las dos variantes de gasolina recurren al propulsor montado junto a Ferrari en Maranello 3.0 V6 biturbo de inyección directa. Esta mecánica tiene dos niveles de potencia, con 330 cv para el Ghibli y 410 cv para el Ghibli S, y además la variante más potente se podrá combinar con la tracción integral Q4. El más prestacional es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 4,8 segundos y de alcanzar los 285 km/h. Las cajas de cambio son automáticas de 8 velocidades y cuenta con diferencial autoblocante de serie. Finalmente, las versiones más moderadas montarán llanta de 18 pulgadas, mientras que la más potente podrá incrementar la medidas hasta 21 pulgadas.

masghilbi_xtras_efff08066e458e85ec67d3c5b.jpg