Márquez asegura que su ilusión es ser campeón, aunque le va a costar, como a sus rivales:

Agencia EFE16 dic 2011
El español Marc Márquez, subcampeón del mundo de Moto2 en 2011, asegura que su ilusión es luchar por "ser campeón del mundo en 2012, pero", dijo, "me va a costar, como también les va a costar a mis rivales", afirmó en una visita que realizó a la Agencia EFE.

"Seguro que les va a costar a ellos -por sus rivales-, y también me va a costar a mí, pues los rivales serán muy duros ya que regresa Toni -Elías-, que baja de MotoGP y fue el primer campeón del mundo de Moto2, y también estarán Luthi, Iannone, de Angelis o Pol -Espargaró-, que ha ido muy rápido al final de la temporada", recalcó Márquez.

"El objetivo, desde luego, es al menos tener la ilusión de luchar por el título e intentar conseguirlo, algo por lo que vamos a luchar al ciento por ciento y para ello podemos utilizar la experiencia acumulada este año durante el 2012, pues esta temporada la verdad es que me ha pasado de todo: caídas al principio, luego llegaron las victorias y otras victorias que fueron más difíciles, con la guinda de la lesión al final, por lo que será importante aprender de los errores", comentó Marc Márquez en su visita a EFE.

No obstante, el campeón del mundo de 125 c.c. en 2010 y subcampeón del mundo de Moto2 en 2011 reconoció que el próximo año tendrá la suerte de que ya conoce la moto: "la tendré muy por la mano desde la primera carrera y será importante, ya que el año pasado no fue así y ahora debo utilizar esa experiencia del 2011 para buscar la regularidad del 2012", abundó el ilerdense de Cervera.

En cuanto a la lesión que todavía arrastra desde su caída de Malasia, Marc Márquez manifestó estar "bastante mejorado, y por eso contento".

"Pues ya casi estoy recuperado y la verdad es que al principio me resultó bastante incómodo, pero casi puedo hacer vida normal, aunque todavía no puedo ir en moto", apuntó.

"Para montar en moto la vista tiene que ser perfecta, pero estoy bastante mejor y no descuido para nada el entrenamiento físico, pero sin hacer nada de moto porque sería bastante peligroso y no quiero arriesgar en lo más mínimo", dijo.

En cuanto al inicio de sus entrenamientos en moto, Marc Márquez dijo estar confiado de que puedan comenzar en febrero, cuando empiezan los entrenamientos oficiales de la temporada: "en teoría llegaremos a ello bien, con la vista recuperada, y queremos estar al ciento por ciento físicamente y de todo en general".

"Lo que sí es seguro es que en cuanto me sienta bien del todo empezaré a hacer motocross, que es lo que hago habitualmente en invierno", agregó Márquez.

En cuanto a su nueva moto y la disponibilidad de la misma desde el principio de la pretemporada, Márquez reconoció que aún no lo han hablado. "Pero creo que desde el principio usaremos la versión de 2012, pues la tendré disponible, si bien Suter me ha explicado que ha trabajado mucho con algunas piezas nuevas y con pequeñas evoluciones lo que nos permitirá probar en la pretemporada y descartar", indicó.

Sobre la competitividad de la Suter frente a la Kalex, Marc Márquez explicó que "la Kalex es una moto que va bien y que como al final Bradl fue rápido pues ha estado ahí, pero yo creo", matizó, "que es más importante el equipo técnico, lo que tienes detrás pues las motos son muy parecidas y en mi caso la Suter me gusta y va muy bien", recalcó Marc Márquez.