Marc Coma y Cyril Despres se jugarán el Dakar 2012 en la penúltima etapa:

Marc Coma y Cyril Despres se jugarán el Dakar 2012 en la penúltima etapa 1
Agencia EFE13 ene 2012
El español Marc Coma (KTM) y el francés Cyril Despres (KTM) se jugarán mañana en la penúltima etapa el triunfo en el Dakar 2012. Hoy, en uno de los últimos asaltos, Coma se llevó la duodécima etapa y recuperó el liderato.

El piloto catalán sumó su quinto triunfo de etapa en este Dakar y le sacó 3 minutos y 57 segundos a Despres, que terminó cuarto. Coma relevó a su rival al frente de la clasificación general con una renta de un minuto y 35 segundos.

La etapa, con 196 kilómetros cronometrados entre Arequipa y Nasca, se desarrolló como ambos pilotos habían previsto un día antes.

Despres, vencedor en la undécima jornada, salió el primero con la tarea de abrir la pista. Coma, que salió cuatro minutos más tarde, le recuperó ese tiempo y los dos llegaron prácticamente pegados a la meta.

Los españoles Joan Barreda (Husqvarna) y Jordi Viladoms (KTM) se colaron en el duelo y fueron segundo y tercero, respectivamente, por lo que mañana saldrán entre Coma y Despres en la penúltima etapa.

Esto preocupa a Coma, dada la dinámica de este Dakar, en el que el piloto que ha abierto la ruta ha cedido minutos en casi todas las jornadas.

"Mañana será muy complicado. El orden de salida no nos beneficia para nada, pero eso no quiere decir que no lo vayamos a intentar", dijo Coma, que agregó: "Lo lógico es que me gane tiempo".

Pese a esto, dijo que prefiere que haya un par de pilotos entre ambos porque así le puede costar un poco más encontrar su huella en el camino y la carrera puede ser más impredecible.

Despres, por su parte, elogió a su rival, de quien dijo que es "rápido y astuto", y reconoció que mañana tiene una buena oportunidad para arañar algún minuto.

La jornada decisiva tendrá 375 kilómetros, 275 de ellos cronometrados, entre Nasca y Pisco. Como en la jornada de este viernes, habrá mucha arena para despedir la última etapa larga del rally y varios cordones de dunas.

Más allá de la lucha entre Coma y Despres, la tercera plaza en el podio de Lima parece reservada para el portugués Helder Rodrigues (Yamaha), que le saca más de 25 minutos a Viladoms.

En autos la jornada dejó un contundente triunfo del estadounidense Robby Gordon (Hummer) que no tiene ninguna incidencia en la clasificación general, que sigue comandada por el francés Stéphane Peterhansel (Mini).

El galo, que terminó séptimo, tiene veinte minutos de ventaja sobre el español Joan "Nani" Roma, que hoy fue quinto. Ambos pasaron apuros en la blanda arena de las dunas de Nasca, donde encallaron sus vehículos.

Peterhansel incluso llegó a pensar que perdía el liderato, aunque finalmente alcanzó a "Nani", que también cedió algunos minutos en el desierto.

Han pasado muchos minutos, se nos han hecho eternos", dijo el galo, que agregó: "nos hemos salvado por los pelos".

Gordon, en tanto, no se mordió la lengua y disparó contra todo y contra todos luego de la victoria. "Hoy he demostrado que los Mini son unos coches de nenas porque les he sacado más de veinte minutos", espetó.

El estadounidense aún no ha digerido su expulsión del rally, acusado de modificar de forma ilegal el motor para ganar más potencia, aunque puede seguir en carrera mientras se resuelve su apelación.

"En lo que respecta a mi coche, es el mismo sistema que el año pasado, que fue aprobado por los comisarios. No tiene entrada de aire adicional", se defendió.

Además, lanzó sus dardos hacia Peterhansel y "Nani". "Me exasperan Stéphane y "Nani", que han puesto en duda mi honestidad diciendo que soy un tramposo. Hoy, sin embargo, he podido darles una buena patada en el culo".

El ruso Leonid Novitskiy (Mini) quedó segundo en la duodécima etapa por delante del sudafricano Giniel De Villiers (Toyota), que se ha afianzado en la tercera plaza de la general.

En quads la victoria fue para el argentino Marcos Patronelli (Yamaha) y a solo 42 segundos llegó su hermano Alejandro, que tiene en el bolsillo su segundo Dakar consecutivo.

También parece vista para sentencia la carrera de camiones, en la que el holandés Gerard De Rooy (Iveco) ganó la etapa y tiene casi una hora de ventaja.