LR Discovery 4 TDV6: El todopoderoso

a fondo :: LR Discovery 4 TDV6 1
Diego Zotes25 feb 2010
Una de las mejores armas para transitar de la forma más confortable por carretera o campo con hasta 7 pasajeros es el nuevo Discovery 4, que con su refinado motor TDV6 de 3.0 litros bi-turbo ofrece unas prestaciones sorprendentes.
El todopoderoso
La última creación del fabricante de todoterrenos inglés Land Rover es la cuarta generación del todopoderoso e impresionante Discovery, el primer escalón a una gama altísima de todoterrenos que destaca por el refinamiento y el lujo que desprende con su gran porte, así como por un comportamiento exquisito en cualquier terreno gracias a sus modernos y potentes motores diésel y gasolina y a unas cualidades dinámicas excelentes. Esta versión exactamente monta el nuevo propulsor diésel TDV6 bi-turbo de origen PSA-Ford con 3 litros de cilindrada en configuración V6 y 245 cv de potencia que le brindan unas prestaciones fantásticas.
a favorSofisticación y lujo para 7 pasajerosMotor refinado y muy potenteComportamiento OffRoaden contraEscasa aerodinámicaDifícil acceso al interior por alturaAcceso al fondo del maletero complicado
A pesar de las grandes innovaciones que presenta esta nueva generación y a su aspecto cada vez más parecido y cercano al atractivo y distinguido Range Rover Sport, su tremendo volumen y aspecto todoterreno a la antigua usanza cargado de trazos rectilíneos y robustos muestra a las claras lo conservador de su concepto, sin improvisaciones, convirtiéndose por derecho en uno de los coches preferidos por los amantes de los coches premium más camperos.
Se muestra por ello como lo mejorcito del segmento de todoterrenos y SUV de lujo gracias a su envidiable combinación de capacidades Off-Road con un gran refinamiento y equipamiento tecnológico ejemplares incorporado a un coche de estas características, así como por su tamaño a una habitabilidad interior incomparable, frente a modelos de gran tamaño con aptitudes mucho menores para el campo, como el BMW X5, el Mercedes ML, el Volvo XC90, el Audi Q7, mientras que entre los más camperos con sus mismas cualidades de lujo y comportamiento encuentra a sus rivales en el Jeep Grand Cherokee o el Jeep Commander con sus 7 plazas, el Volkswagen Touareg, el Porsche Cayenne o a su mismo hermano Range Rover Sport, con una orientación algo más deportiva. Por su precio de 54.900 euros en su versión base SE está entre los más elevados del segmento, aunque bien es cierto que ofrece unas de las mejores capacidades Off-Road, un lujo interior soberbio y un motor excelentes.
El rediseño viene fundamentalmente de la mano de unas nuevas ópticas delanteras y traseras, las primeras con los faros diferenciados y las segundas también con tulipas transparentes, ambas con tecnología LED de mayor luminosidad, una nueva parrilla de doble lama horizontal rematada en cromo con amplias aberturas exacta a la del Range Rover Sport y unos nuevos paragolpes de nuevo diseño más suavizado que favorecen la aerodinámica. Los rasgos más deportivos vienen de la mano de unas nuevas salidas de aire caliente del motor realizadas en cromo sobre las aletas delanteras coronadas por unos pasos de rueda sobredimensionados que dejan ver unas nuevas llantas de tremendas dimensiones, en nuestra versión SE exactamente de 7 radios dobles en 19 pulgadas. Las proporciones cuadradas de su carrocería, con el escalón en el techo a la altura de las plazas traseras, junto con el portón trasero plano con doble sistema de apertura, son peculiaridades de este modelo que le otorgan toda su personalidad y a las que no han renunciado tampoco en esta generación, permitiendo un mejor acceso a las plazas traseras y al inmenso maletero, al que cuesta acceder por sus gran profundidad. Aunque la apariencia general es muy robusta, estos pequeños detalles deportivos y aerodinámicos le conceden un aspecto curiosamente dinámico y potente, transmitiendo fuerza y prestaciones.

a fondo :: LR Discovery 4 TDV6 2

El interior presenta las mayores dosis de lujo proponiendo en su habitáculo un confort máximo, con unas amplísimas butacas de tipo salón que garantizan una comodidad total a todos los pasajeros y una tremenda superficie acristalada que deja entrar una gran luminosidad, proponiendo un ambiente muy cálido, incluso a los dos de la tercera fila de asientos opcional de nuestra unidad. Los asientos colocados en posición elevada favorecen la conducción más sencilla por campo así como las maniobras de aparcamiento, permitiendo en todo momento dominar el entorno. En cuanto a su apariencia se percibe un importante cambio en materiales y sistemas tecnológicos, con una calidad percibida a la vista y al tacto mucho mejor, con toda la zona superior del salpicadero forrada en piel de la mejor calidad, así como un nuevo volante más tecnológico, con cantidad de mandos para el manejo de los sistemas electrónicos, un sistema de freno de mano electrónico que suprime la molesta palanca y una nueva consola que se extiende hacia el túnel central que redistribuye los mandos de control de los sistemas de comunicación, entretenimiento y climatización de la forma más ergonómica, presdida además por un elegante reloj analógico. Destaca, asimismo, el nuevo sistema de acceso y arranque sin llave de serie en todos los Discovery.
Pero en un factor en el que destaca el Discovery 4 principalmente es en la gran habitabilidad interior para siete pasajeros que ofrece nuestra unidad, con un inmenso espacio de maletero para transportar todos los equipajes que puede llegar hasta los 2.558 litros demostrando su gran versatilidad permitiendo adaptar todos los asientos a las necesidades. Las dos primeras filas resultan muy amplias para todos los pasajeros, mientras los dos asientos de la tercera fila, aunque no son tan grandes y amplios, son suficientemente grandes para transportar a dos adultos en trayectos cortos, lo que demuestra su orientación hacia el confort y el bienestar de los pasajeros.
Entre el equipamiento de serie más llamativo que presenta este nuevo Discovery en su versión intermedia SE, la de acceso con motor TDV6 de 3.0 litros, encontramos todos los sistemas básicos de seguridad como ABS con distribuidor electrónico de frenada, asistente a la frenada de emergencia, control de tracción y de estabilidad, así como control de descensos y un asistente de remolque asociados a su tracción total inteligente Terrain Response, mientras que opcionalmente 5 cámaras permitirán ver en una gran pantalla central a color todo lo que sucede en el exterior en maniobras. Nuestra unidad lleva como extra de seguridad un sistema de alumbrado adaptativo en curva con faros bi-xenón que detecta automáticamente cuando se acerca un vehículo de frente e intercambia según necesidades las luces de carretera y las de cruce.
Potencia y suavidad ejemplar
El nuevo propulsor diésel TDV6 bi-turbo secuencial de 3 litros, que comparte con los nuevos Citroën C6 y C5, combinado con los más avanzados sistemas electrónicos de tracción total 4x4 Terrain Response, brinda una conducción absolutamente placentera en cualquier circunstancia y terreno. Su propulsor presume de un funcionamiento exquisitamente suave y refinado, que gracias a sus 245 cv a 4.000 rpm y a sus 600 Nm de par motor a tan sólo 2.000 vueltas generados mediante el doble turbocompresor garantiza un empuje máximo desde las más bajas revoluciones haciendo que su peso de 2.718 kilos parezcan ligeros. Consigue acelerar de 0 a 100 km/h en sólo 9,6 segundos y alcanza los 180 km/h de velocidad máxima. Los consumos y las emisiones, sin embargo, no son excesivos, consiguiendo cifras en el entorno de los 9,3 litros a los 100 km en ciclo combinado y unas emisiones de CO2 de 244 g/km según datos oficiales. Este evolucionado motor V6 va asociado siempre a una moderna caja de cambios automática de 6 velocidades de origen ZF que permite cambiar manualmente mediante la palanca, que reduce el tiempo de respuesta en aceleración y proporciona una adaptación automática a las condiciones del terreno y de la conducción. Si preferimos el cambio manual, habremos de inclinarnos por el motor diésel más pequeño de 2.7 litros de cilindrada de 190 cv.

a fondo :: LR Discovery 4 TDV6 3

Dada su gran dualidad para la conducción por carretera y campo, en este Discovery se ha optado por el excelente y más avanzado sistema de tracción total permanente Terrain Response, permitiendo al Discovery 4 salir airoso en situaciones complicadas ante los terrenos más complicados con piedras, hielo, nieve, rocas o arena. Mediante el selector reubicado en la zona baja de la consola central se actúa sobre el software del motor, la transmisión, la suspensión, el acelerador y en los ejes para obtener la máxima tracción. Incluye un nuevo sistema de control de salidas en terrenos arenosos, evitando el lógico deslizamiento de las ruedas.
Para conseguir el mejor comportamiento en conducción se ha integrado la carrocería con el chasis para conseguir una mayor rigidez general, mientras que como un guiño a su eficacia tanto en campo como en carretera, en nuestra versión SE este exquisito chasis se completa con la suspensión neumática independiente opcional de altura variable, con nuevas geometrías y barras antibalanceo más rígidas, perfecta para hacer cómodos los desplazamientos más largos así como afrontar los terrenos más complicados, regulando manualmente y de forma automática su altura respecto al suelo para arriba o para abajo dependiendo de las necesidades así como para nivelarla cuando el coche va cargado. A pesar de su tamaño, se ha buscado una gran manejabilidad modificando la asistencia variable de la dirección, haciéndola más precisa.
Concluyendo, una opción todoterreno de lujo sin intenciones de convertirse en uno de los modelos más rápidos o prestacionales, pero sí en lo más refinado, polivalente y campero del segmento, con un diseño que combina tan magistralmente el estilo tradicional con los avances tecnológicos más innovadores que continuará siendo la referencia para los amantes del campo y del lujo.