Louis Gallois entra como administrador de PSA representando al Estado francés:

Louis Gallois entra como administrador de PSA representando al Estado francés 1
Agencia EFE18 dic 2012
El empresario Louis Gallois será administrador del consejo de vigilancia de PSA Peugeot Citroen a cuenta del Estado francés, que adquirió ese derecho al garantizar en octubre la supervivencia de la filial de financiación del fabricante automovilístico.

El consejo de vigilancia decidió hoy asumir la propuesta de Gallois, cuyo nombramiento será sometido a los accionistas en la próxima asamblea general ordinaria, programada el próximo 24 de abril, explicó PSA en un comunicado.

Su entrada se hará efectiva una vez que la junta se pronuncie, y entonces podrá entrar a formar parte de diferentes comités en los que participan los miembros de ese órgano, cuyo presidente es Thierry Peugeot, y que tiene como misión designar al responsable ejecutivo de la empresa y ejercer la supervisión de las instancias directivas.

Gallois, una de las personalidades empresariales de más prestigio en Francia -fue presidente del gigante de la aeronáutica y defensa EADS hasta finales de mayo, después de haberlo sido de la compañía ferroviaria SNCF y el Gobierno le encargó un informe sobre la competitividad presentado a finales de octubre-, será formalmente administrador independiente en PSA.

Pero en la práctica, su nombramiento era una de las condiciones impuestas por el Estado a cambio de la garantía pública para la emisión de obligaciones por 7.000 millones de euros en los próximos tres años para dotar a su filial financiera, la encargada de ofrecer créditos a los clientes que les compran coches.

El administrador nombrado por el Gobierno en el Consejo de PSA formará parte del comité estratégico y tendrá un papel particular en el consejo de vigilancia.

La ayuda pública al fabricante automovilístico también incluía la creación de 'un comité de seguimiento de la garantía' estatal con una función de filtro.

El visto bueno de esa instancia será necesaria para las decisiones que afecten al control o al perímetro del grupo y de sus principales filiales, así como a las 'evoluciones significativas de sus actividades'.