Lotus Exige GT3: Deportivo radical

Enrique Marco12 jul 2007
Un supercar efectivo con motor 1.8 turboalimentado que desarrolla 275 cv, alcanza los 100 km/h en 4 segundos y supera los 250 km/h de velocidad máxima. Llegará a finales de año con un precio aproximado de 85.000 euros.
Deportivo radical
En varias ocasiones hemos hablado ya de automóviles exclusivos que superan los 500 cv de potencia y que cuestan más de 300.000 euros. Sin embargo, para que un deportivo sea considerado exclusivo, super car o coche espectacular no siempre hace falta llegar a tales cifras; pues basta con ofrecer un producto de serie limitada, desarrollado de forma muy concienzuda y original, con un diseño atrayente y con unas prestaciones sobresalientes. Si además va firmado por una de las casas con más prestigio en competición, mejor que mejor. Uno de los mejores ejemplos de esta teoría lo tenemos en el Lotus Exige GT3 que se va a lanzar a finales de 2007 en una corta serie, por un precio aproximado de 85.000 euros y con una potencia de 275 cv.

a fondo Lotus Exige GT3 1

Visto el panorama actual, estas cifras de potencia y precio no impresionan, pero si nos detenemos a estudiar su tipo de construcción, soluciones técnicas empleadas y prestaciones, desde luego que quedaremos más que sorprendidos. El secreto está en el peso, aspecto en el que tantas veces hacía especial hincapié Colin Chapman -el fundador de Lotus- quien tras numerosos éxitos en competición aseguraba que un verdadero deportivo más que tener mucha potencia debía de ser ligero. Esa teoría sigue presente en los Lotus de hoy, y así, el Exige GT3 del que estamos hablamos, con poco más de 900 kilos, supera en aceleración a deportivos que le doblan en potencia. Marca en el 0 a 100 km/h 4,0 segundos, registro al que también le ayuda su caja de cambios de relación cerrada. Por supuesto supera los 250 km/h, pero lo mejor de este purasangre es su comportamiento racing y efectivo.
Con una corta distancia entre ejes de sólo 2,30 metros y una longitud total de carrocería de 3,86 metros, el Exige GT3, derivado directamente de los Lotus de competición del Campeonato FIA de GT, ofrece unas reacciones muy ágiles, y gracias a su ligero y evolucionado motor de 1,8 litros con turbo y distribución variable que rinde 275 cv a 8.000 rpm puede vencer en circuito a la mayoría de los grandes deportivos de lujo, como por ejemplo a los Mercedes CL63AMG, BMW M6 o Jaguar XKR entre otros. El conjunto lo completan unos amortiguadores Ohlins regulables, unos potentes frenos Brembo, multitud de piezas de carbono y de aluminio y unos neumáticos Yokohama en medida 195/50 R16 delante y 255/40 R17 detrás.