Los Veintiocho aprueban el acuerdo que limita las emisiones de CO2 en coches:

Los Veintiocho aprueban el acuerdo que limita las emisiones de CO2 en coches 1
Agencia EFE29 nov 2013
Los Estados miembros de la Unión Europea (UE) aprobaron hoy un acuerdo para limitar las emisiones de dióxido de carbono de los turismos nuevos tras el bloqueo forzado por Alemania en junio, un pacto criticado por asociaciones ecologistas porque pospone un año su aplicación a todos los coches.

Los embajadores de los Veintiocho aprobaron en el Comité de Representantes Permanentes ante la UE (Coreper) el acuerdo provisional alcanzado con el Parlamento Europeo el 26 de noviembre, que retrasa un año la aplicación del límite de emisiones de todos los coches nuevos hasta 2021.

La Unión Europea aprobó en 2008 una legislación para limitar las emisiones contaminantes de los turismos y fijó dos objetivos máximos: 130 gramos de CO2 por kilómetro para 2015 y 95 gramos por kilómetro para 2020.

Sin embargo, el acuerdo aprobado hoy especifica que el 95 % de los coches que se fabriquen en el año 2020 deberán cumplir con el citado límite, que solo se aplicará a la totalidad de los nuevos vehículos a partir de 2021.

El acuerdo también establece que los fabricantes de coches podrán usar entre 2020 y 2022 los conocidos como 'supercréditos' para cumplir con estos objetivos, una fórmula que permite contabilizar sus ventas de vehículos menos contaminantes como parte de sus esfuerzos por reducir emisiones, con un límite en este canje de 7,5 gramos de CO2 por kilómetro.

Estas exigencias son menos estrictas que las estipuladas en un primer acuerdo alcanzado en junio entre la Comisión Europea (CE) y el Parlamento Europeo (PE), que no fue aprobado por el Consejo debido a la repentina negativa de Alemania, país que cuenta con una importante industria automovilística.

La asociación Transporte y Medio Ambiente criticó en un comunicado que el acuerdo aprobado hoy supone que el objetivo efectivo de emisión para 2020 no será de 95 gramos por kilómetro, como se propuso hace cuatro años, sino de unos 100 gramos.

'Esto significa que la UE necesitará importar 25.000 millones de euros más en combustible' afirmaron, y añadieron que este 'extra' de fuel provocará la emisión de unos 50 millones de toneladas de CO2 más de lo previsto.

Asimismo criticaron que 'los países productores de coches, liderados por Alemania, enmarañaron el acuerdo de junio en un intento de apaciguar a los fabricantes', y destacaron que el retraso 'será también un retroceso para el liderazgo europeo en producción de coches ecológicos y reducirá su competitividad en la industria global'.

'Me alegra que finalmente el Consejo haya puesto algo de sentido común después de este peligroso episodio' afirmó por su parte el presidente de la comisión de Medio Ambiente, el socialdemócrata alemán Matthias Groote, en un comunicado.

'Lamentamos que algunos Estados miembros en el Consejo trataran de retrasar la confirmación de un acuerdo entre las dos instituciones' agregó.

Esta actitud, indicó, podría haber retrasado el procedimiento hasta la formación de un nuevo Parlamento tras las elecciones europeas de mayo próximo, cuando el sector automovilístico necesitaba certeza a largo plazo para sus inversiones.

En 2015 la CE remitirá un informe al PE y al Consejo con propuestas para modificar esta regulación de cara a establecer nuevos objetivos de emisión más allá de 2020, 'que tendrán en cuenta la continuidad de la competitividad de la industria automovilística (...) manteniendo la trayectoria de reducción de emisiones', precisó el Coreper en un comunicado.