Los taxis del mundo: Casi atracciones turísticas

_612f1a4b2705b67ef3d2a8cff.jpg
Raúl Toledano29 jul 2013
El taxi, uno de los medios de transporte más rápido, se convierte en algunas ciudades en atracciones turísticas en sí mismas, bien sea por sus tradicionales modelos, sus trasgresores diseños o alternativos y ecológicos sistemas de propulsión. Aquí van los diez taxis más famosos del mundo.
Pocas palabras más universales que Taxi. A la altura de Hotel o Restaurant(e). Qué curioso, tres palabras que conforman una trilogía perfecta para que los turistas se hagan entender en cualquier destino por exótico que éste sea. Un taxi se pide igual en cualquier coordenada del planeta: de Los Ángeles a Pekín, de Estocolmo a Ciudad del Cabo. Taxi, término que según la RAE (Real Academia Española) se refiere al 'Automóvil de alquiler con conductor'. Automóvil, alquiler y conductor, tres conceptos comunes en los diez modelos de taxis que recogemos en este reportaje.
La RAE añade en la acepción citada anteriormente, 'provisto de taxímetro'. El famoso taxímetro que se incluyen sobre todo en las ciudades occidentales más desarrolladas. De allí llegan nuestro cuatro primeros modelos de taxi: Londres, Nueva York, Barcelona y Múnich. La capital británica ha convertido sus taxis negros, popularmente conocidos como Black Cabs (ver foto), en una postal universal de reclamo turístico, a la altura del Big Ben, las cabinas teléfonicas y los autobuses rojos, o el Palacio de Buckingham. Los modelos son siempre los mismos desde 1948: London Taxi International (LTI), producidos por la firma Manganese Bronze, pudiendo acomodar hasta cinco personas en su interior, y con una exigencia extrema para la obtención de la licencia: el futuro taxista tendrá que aprenderse de memoria 320 rutas, 25.000 calles y puntos de interés como hospitales, hoteles, discotecas o monumentos de la City.Los taxis de Londres son siempre los mismos desde 1948: London Taxi International (LTI), producidos por la firma Manganese Bronze, acomodando hasta cinco personas en su interior
En Nueva York las dificultades del medio son otras: el precio de las licencias de taxis (hasta un millón de dólares) y la jungla circulatoria en que se convierte la Gran Manzana a cualquiera hora del día o de la noche. Pertenecientes a la NYC Taxi Company, los universales taxis (ver foto) de la ciudad que nunca duerme están pintados en el característico color amarillo, adornado con letras negras. Suelen ser modelos con denominación de origen norteamericana (Ford Crown Victoria Commercial, o Dodge Minivan/Chrysler Voyager, por ejemplo) y los taxistas los conducen con suma soltura, agilidad y hasta un punto de agresvidad para su tamaño. En Barcelona, una ley municipal obligó en 1924 a que los taxis (en la actualidad, mayoritariamente de la marca española Seat), además de incorporar el correspondiente taxímetro, tuviesen una carrocería de color negro, dando libertad a que la raya en diagonal de los laterales fuese pintada en amarillo, rojo, blanca o azul, según la tarifa. En 1929, coincidiendo con la Exposición Universal de Barcelona, las licencias de taxis se multiplican y para evitar taxis ilegales, tarifas desmesuradas o timos, el ayuntamiento institucionalizó el color amarillo (ver foto). Por su parte en Múnich (también en el resto de ciudades del país) imperan los taxis de las marcas premium alemanas, modelos de representación como los Mercedes Clase E y Clase S (ver foto), los BMW Serie 5, Serie 5 GT o Serie 7, y hasta se pueden llegar a ver Porsche Panamera. Eso sí, pintados de un color que rebaja la imagen de lujo y sofisticación de los citados modelos: beis.Los taxis en Alemania son mayoritariamente Mercedes o BMW de alta gama pintados en un color crema o beis que rebaja su imagen de lujo
YA RETIRADO
Salimos de Europa para cruzar el Atlántico y llegar a México. Su capital, México DF, presumía desde 1971 de taxi oficial: un Volkswagen Beetle (en América conocido como Vocho) pintado en color verde (ver foto) que se convirtió durante décadas en un emblema de la ciudad. Ahora, por cuestiones de seguridad (en la fila trasera, para que entrasen hasta tres pasajeros, se prescindió del asiento individual y de los cinturones) es obligatorio que los taxis tengan menos de diez años de antigüedad, convirtiendo al Vocho Verde en una pieza de colección.
También encontramos taxis verdes con un encanto muy especial. Si en España los taxistas están empezando a decantarse claramente por el Toyota Prius, en la ciudad canadiense de Vancouver, una de las más famosas mundialmente por su cultura de desarrollo sostenible, se está llevando a cabo una política progresiva de hibridación absoluta de la flota de taxis, con especial predilección por el Toyota Prius (ver foto). Otro ejemplo de taxis verdes son los denominados Coco Taxis de La Habana (ver foto). Se trata de un triciclo o motocicleta -más eficientes que modelos de coches norteamericanos implantados en la isla caribeña- de color amarillo, carrocería techada y abombada con la zona delantera abierta (de ahí su nombre) y con capacidad para tres personas (el conductor y dos pasajeros) limitando en exceso la opción de meter las maletas: es, a la postre, un taxi pintoresco para que el turista recorra las calles de la ciudad. Los Coco Taxis de La Habana son triciclos o motocicletas con escasa seguridad y limitada capacidad para dos pasajeros, pero de lo más pintoresco para una ruta por la ciudad
LOS MÁS EXÓTICOS
También es toda una experiencia montar en los Tuktuk (ver foto) de la caótica Bangkok (Tailandia). Son motos con una plataforma trasera techada para dos o tres personas que constituyen una alternativa a los taxis convencionales, destacando por lo bien que se mueven en el tráfico urbano y por sus tarifas cerradas (nada de taxímetros). Si visitamos Sidney, una de las grandes atracciones turísticas son los Yellow Water Taxi. más que un medio de transporte de servicio público, es una especie de crucero turístico, una forma diferente de visitar esta ciudad costera australiana a bordo de un taxi-barco (ver foto). Y si hablamos de taxi-barco, nada mejor para cerrar este reportaje que los populares e imprescindibles taxis de La ciudad de los canales: Venecia (ver foto).