Los sistemas de retención infantil previenen hasta el 80 por ciento de las lesiones graves:

Los sistemas de retención infantil previenen hasta el 80 por ciento de las lesiones graves 1
Agencia EFE30 jul 2012
El uso correcto de los sistemas de retención infantil en los vehículos previenen entre el 50 y el 80 % de las lesiones graves y mortales en los accidentes de tráfico, según la Asociación Española de Productos para la Infancia (Asepri).

Con motivo de la operación especial de tráfico de verano, la asociación recuerda que el 46 % de los menores de 14 años fallecidos en accidente de tráfico entre 2008 y 2010 no utilizaba ningún sistema de seguridad y de los que sí lo hacía, solo el 18 % lo llevaba de forma correcta.

El presidente de Asepri, Vicente Mompó, ha señalado que no sólo se debe concienciar a los padres en el uso de estos sistemas, sino informarles del uso correcto de las sillas, ya que hacerlo de forma incorrecta multiplica por cuatro el riesgo de muerte infantil en caso de accidente de tráfico.

Además, en cuatro de cada cinco casos en los que sobrevive, puede sufrir lesiones y secuelas muy graves.

Entre los errores más comunes en el uso de sistemas de retención infantil se encuentra el dejar holgado el arnés de la sillita, anclarla mal con el cinturón de seguridad, fijarla de forma inadecuada o incluso no desactivar el airbag cuando se coloca en el asiento delantero.

Colocar al niño en el mismo sentido de la marcha antes de tiempo y utilizar una silla no acorde a su peso son otros de los malos usos de los sistemas de retención infantil.

Mompó ha señalado que ni siquiera en los trayectos cortos se debe viajar sin un sistema de retención infantil o sin cinturón de seguridad, y ha recordado la obligatoriedad de que los niños viajen en estos dispositivos al menos hasta que midan 135 centímetros.

Ha insistido en que la cabeza del niño debe quedar protegida por el reposacabezas del vehículo, y es necesario el uso de un asiento elevador hasta el momento en que el cinturón de seguridad para adultos les ajuste correctamente.

Para la correcta elección de un sistema de retención infantil, Asepri subraya que el principal parámetro es el peso del niño y que estos sistemas estén homologados, con identificación ECE R44/04.

La estatura es otro factor importante porque la cabeza del niño debe apoyarse con seguridad y comodidad en el respaldo del asiento. En cambio, la edad del niño es un factor orientativo.

El asiento trasero central es la plaza más segura para colocar el sistema de retención infantil al encontrarse más alejada de cualquier zona de impacto en caso de accidente.

En referencia a la posición más segura, lo recomendable es mantener al bebé el mayor tiempo posible en sentido contrario a la marcha hasta que el tamaño del niño no lo permita.

Se deben ajustar las correas de la sillita a la estatura del niño sin que queden por debajo o por encima de los hombros.

El presidente de Asepri ha aconsejado no utilizar sistemas de retención infantil que hayan estado dentro de un coche que haya sufrido un accidente.

En el caso de utilizar un asiento usado o de segunda mano, es necesario asegurarse de que disponen de todas sus piezas originales y de su manual de instrucciones.

Tampoco es recomendable conducir con objetos sueltos dentro del coche o viajar en un asiento infantil con la mochila puesta ya que, en caso de accidente, pueden lesionar al niño.